Artículos

"Vagabundos a la carrera" (Marzo 1975)

Publicado en Artículos

Artículo de Mike Gardner aparecido en la publicación musical inglesa "Record Mirror" coincidiendo con la entrada del álbum "Crime of the century" y el single "Dreamer" en las listas de éxitos.


Así que ver a Kojak en el número 1 es lo más curioso que ha ocurrido en las listas de éxitos en mucho tiempo, ¿eh? Pues no, estáis equivocados. Los policías americanos calvos saben aprovechar el tirón de la publicidad, mientras que los chicos de Supertramp se limitan a sentarse y observar.

Si lo pensáis detenidamente, la aparición de estos desconocidos veteranos en las listas es algo muy destacable, por no mencionar el éxito de su single ‘Dreamer’. Y les llamo desconocidos veteranos porque ya llevan unos cuantos años en liza y habían publicado un par de álbumes antes de ‘Crime of the century’.

Sin embargo, ninguno de esos dos discos, ni ‘Indelibly stamped’ ni ‘Supertramp’, había llamado demasiado la atención del público, y dudo mucho que su otro único single, ‘Land ho’, vaya a pasar a la historia como un tema legendario. Lo cual hace que el actual éxito de la banda sea todavía más increíble.

Así que mientras se regocijan con su recién estrenada categoría de grupo de álbumes, los Supertramp contemplan el éxito de su single igual que si disfrutasen de uno de los grandes lujos de la vida, algo así como quien paladea el glaseado de un pastel exquisito.

“Cuando publicamos el álbum no pensábamos en términos de singles”, explica el guitarrista Roger Hodgson, “pero sabíamos que si iba a haber un single ese sería ‘Dreamer’. Simplemente, porque es la canción más comercial del disco”.

Tal vez el propio Roger y Rick Davies, que han escrito todo el material de ‘Crime of the century’, tengan un talento oculto como autores de temas pegadizos, pues cuando se ponen a componer nunca piensan en ningún mercado específico.

“Seríamos incapaces de escribir un single expresamente”, añade Roger. “No trabajamos así. Ni Rick ni yo podemos sentarnos a componer de esa forma. Algunos días te levantas con ideas en la cabeza, y luego puedes pasarte dos meses en blanco”.

“Y con ‘Dreamer’ ocurrió exactamente eso”, asegura Roger. “Dejamos la canción en el disco tal cual yo la había grabado en la maqueta que hice en mi casa. Y la mezcla final del single ha sido también prácticamente igual”.

Lo hayan hecho a propósito o no, lo cierto es que ‘Dreamer’ ya es un single de éxito, y eso conlleva un montón de tareas y obligaciones comerciales dentro del mundo glamuroso y brillante de la industria discográfica. Aunque los Supertramp intentan no verse demasiado envueltos en ello, saben que no pueden ignorarlo del todo.

“En realidad el éxito del single apenas nos ha influido”, dice Roger. “Por supuesto que se trata de algo que nos interesa a todos, pero no nos ha afectado en absoluto”.

Este aparente desinterés no es reciente. Al bajista Dougie Thomson siempre le ha preocupado mucho más la música que la adulación que acompaña al estrellato.

“Cuando yo era un niño sólo estaban los Beatles, y punto”, revela Dougie. “Pero jamás fui a verles en directo. No me imaginaba a mí mismo asistiendo a un concierto repleto de adolescentes dando gritos, y la única posibilidad de verles era en una situación así”.

“Supertramp no es una banda de singles”, añade Dougie, “y no tenemos nada que ver con The Cassidys o grupos de ese tipo. Sólo nos parecemos a ellos en cuanto a que también publicamos discos”.

Así que podéis imaginaros lo desubicados que se encontraron estos chicos cuando se toparon con el entorno plástico de un programa de televisión como ‘Top of the Pops’. Los Supertramp prefieren ponerse a prueba a través de su música, sin trucos y sin maquillajes.

“‘Top of the Pops’ es uno de los dos o tres programas dirigidos al público que compra singles”, dice Roger. “Y por eso fuimos allí. Pero el mayor problema es que no están preparados para dar cabida a grupos de rock and roll”.

“Ya habíamos estado anteriormente en ese programa”, añade Roger. “Fue cuando aparecimos como banda de acompañamiento de Gilbert O’Sullivan, y recuerdo que pensamos que se trataba de una broma. Pero al menos entonces la gente se lo pasó bien. Esta vez el ambiente ha sido muy frío, y no por culpa del público, pues creo que ellos también pensaban que se trataba de una broma”.

“Nos pasaron cosas como esta”, cuenta Dougie. “Primero nos pidieron que preparásemos las pistas de acompañamiento a toda velocidad, y después salimos a un escenario minúsculo donde nada estaba a nuestro gusto. No es que nosotros necesitemos gran cosa, pero es que todo estaba mal”.

“Lo que hay que hacer es darse cuenta de que sólo es un entretenimiento”, añade Roger. “Al final de la canción acabamos chocando unos contra otros, y decidimos no tomárnoslo demasiado en serio. Puede que alguna vez volvamos al programa, pero espero que entonces nos den más tiempo para preparar las pistas de acompañamiento”.

En televisión Supertramp sólo ha interpretado una vez ‘Dreamer’ en directo. Pensándolo bien, nunca han tocado la canción en directo desde que ésta entró en las listas de singles, pero no pueden correr el riesgo de arruinarla durante una aparición televisiva.

“Accedimos a grabar esa actuación en tan poco tiempo”, explica Dougie, “porque nos dijeron que habría todo tipo de facilidades a nuestra disposición, pero cuando llegamos allí eso no era cierto”.

“Nosotros nos hemos pasado cinco meses grabando un álbum hasta que conseguimos el sonido adecuado”, añade Roger, “y ellos tienen que preparar el sonido de todo el programa en apenas dos horas”.

Pero ahora que el single está arrasando en las listas de éxitos han olvidado todos esos problemas y miran al futuro con optimismo. Después de una reciente incursión por Europa, su próximo objetivo es América, donde el álbum está triunfando en algunas zonas. Y después llegará el momento de grabar un nuevo disco.