Entrevistas

Pascal Bernardin en "La Voix du Nord" (Julio 2010)

Publicado en Entrevistas

Patrice Demailly y Virginie Carton entrevistaron a Pascal Bernardin, promotor de Supertramp en Francia, para el diario galo "La Voix du Nord".

El legendario grupo de rock británico Supertramp está a punto de afrontar una nueva gira europea, otra vez sin Roger Hodgson, que sigue ejerciendo en solitario. Antes de su serie de conciertos en Francia, hemos entrevistado a Pascal Bernardin, promotor de la banda en nuestro país desde 1975.
PREGUNTA: Aquel primer concierto francés de Supertramp en 1975 fue bastante caótico, ¿no?

PASCAL: Supertramp era una banda interesante y ya tenía un cierto prestigio, así que teníamos muchas ganas de llevarles a París. Fuimos los primeros en traerles a Francia, pero elegimos el Teatro Bataclan, pensando que meteríamos allí a ochocientas personas, y vendimos sólo siete entradas… Se trataba de un grupo puntero, pero no estaban de moda en nuestro país. En aquella época era muy difícil saber cómo iba a funcionar un espectáculo, ya que las entradas se ponían a la venta sólo dos semanas antes. Como vimos que no se vendían, contacté con la emisora de radio France Inter, para que el concierto fuese gratuito, y así conseguimos reunir a algunos centenares de espectadores. Cuando terminó la actuación, les dije a los miembros del grupo que se iban a convertir en los nuevos Pink Floyd.

PREGUNTA: Dices que nadie les conocía en 1975, pero su primer álbum, también llamado “Supertramp”, había sido publicado mucho antes, en 1970…

PASCAL: Sí, pero ese disco fue descubierto por el gran público bastantes años después. En Francia, el grupo pasó totalmente desapercibido hasta que publicaron el álbum “Breakfast in America” en 1979. Aquello lo recordaré siempre… Estuve en Lyon y allí nadie conocía a Supertramp, pero tres meses después todo el mundo hablaba del grupo. En esa gira batimos todos los registros de venta de entradas.

PREGUNTA: ¿Qué pasó entre Supertramp y tú después de aquel concierto famoso en el Bataclan?

PASCAL: En 1977 firmaron con otro promotor francés de la competencia y dieron un concierto en París y otro en Marsella. Así que me olvidé del grupo hasta que recibí una carta en la que me preguntaban si quería volver a trabajar con ellos. Les dije que sí, y algunas semanas más tarde publicaron el álbum “Breakfast in America”, con el que se hicieron famosos en todo el mundo. Y salimos de gira, dando un montón de conciertos con una media de quince mil personas. ¡Algo increíble para aquella época!

PREGUNTA: ¿En qué se basaba el éxito de Supertramp? ¿Tal vez en la química existente entre Rick Davies y Roger Hodgson?

PASCAL: Yo creo que el éxito se debió a esas armonías vocales tan excepcionales que había entre los dos miembros fundadores. Y a las numerosas melodías, a la gran solidez en los teclados de Rick Davies y a las cuidadosas composiciones de Roger Hodgson.

PREGUNTA: ¿La trayectoria del grupo no es, cuando menos, conflictiva?

PASCAL: Más o menos como la de la mayoría de los grupos… Brian Jones dejó los Rolling Stones, Syd Barrett y Roger Waters se fueron de Pink Floyd, los Beatles se separaron demasiado pronto… En cuanto coinciden en una misma banda varios egos importantes, es imposible que no haya una crisis. Si uno ya discute con su propia esposa a la hora de cambiar las cortinas o la alfombra del salón, ¿cómo no va a ser difícil que dos o más personas con mucho talento se pongan de acuerdo? Esas separaciones artísticas siempre tienen su origen en que cada uno defiende su propio punto de vista respecto a la música.

PREGUNTA: ¿Qué representa Supertramp, 40 años después?

PASCAL: Se trata de una gran banda que evoca montones de recuerdos para miles y miles de franceses. Es una música variada y romántica de mucha calidad, con esa gran mezcla de voz y de orquestación… Me encanta. Es una pena que uno de los líderes, Roger Hodgson, se marchara en 1983.

PREGUNTA: ¿Por qué no ha vuelto Roger Hodgson al grupo, como estaba previsto?

PASCAL: Creíamos que iba a volver para esta gira, pero por razones que desconozco no se ha puesto de acuerdo con Rick Davies. Desde hace 27 años, Supertramp ha seguido publicando discos y haciendo giras sin él. Hace poco le dije a Roger que lo mejor para él sería volver a tocar con el grupo, pues es en Supertramp donde mejor puede expresarse, en vez de seguir actuando en solitario para hacerle saber al público que todavía existe.

PREGUNTA: Hodgson va a hacer una gira en solitario de forma simultánea a la de Supertramp…

PASCAL: Sí, pero el problema es que sólo se hace acompañar por otro músico… Se trata de una puesta en escena bastante pobre.

PREGUNTA: ¿Pero no se resentirá la gira de Supertramp por ello?

PASCAL: No pasa nada, ya están vendidas casi todas las localidades para el segundo concierto en Bercy, y también se llenarán los conciertos de Lyon, Toulouse, Toulon y Clermont-Ferrand. Además, las individualidades no hacen los grupos.

PREGUNTA: ¿Qué músicos originales formarán parte de la gira?

PASCAL: Pues todos los miembros de la formación clásica, a excepción de Roger Hodgson y del bajista Dougie Thomson, que lleva más de veinte años sin tocar con ellos. Y, por supuesto, interpretarán todos los éxitos de la banda.

PREGUNTA: ¿Qué les dirías a quienes critican que esta gira se ha organizado sólo para hacer caja?

PASCAL: Pues les diría que Roger Hodgson dejó el grupo en 1983 y, como puede apreciarse, no se trata de una gira de reformación. Justo antes de su marcha dimos un concierto en el Parc de Sceaux ante más de ochenta mil personas, y yo creo que el público tiene ganas de volver a disfrutar de algo así. La cuestión es saber si todavía existe un interés por esa música, y pienso que en el caso de Supertramp es evidente.

PREGUNTA: Los conciertos de Supertramp han sido siempre un torrente de luz y sonido, ¿no?

PASCAL: Se trata de algo típico de los grupos de aquella época, como Genesis. Supertramp siempre se ha caracterizado por la calidad de la iluminación y el sonido. Para esta gira también habrá una gran producción, con efectos luminosos y películas. Ya lo están ensayando en Nueva York y seguro que podremos volver a verlo en los quince días de ensayos que se celebrarán en el mes de Agosto en París, antes de comenzar la gira en Alemania.