Entrevistas

John Helliwell en "Rock Stories" (Julio 2014)

Publicado en Entrevistas

Entrevista del programa musical de la radio británica "Rock Stories" con el legendario saxofonista de Supertramp en la que se resaltó la labor de muchos personajes del entorno de la banda y se recordaron algunas divertidas anécdotas.


PREGUNTA: Tú entraste en Supertramp en 1973… ¿Quién se ocupaba de los temas no musicales del grupo por entonces?

JOHN: Cuando yo me uní a Supertramp estábamos los cinco músicos y también Tony Shepherd, que era el encargado de la iluminación, y Russel Pope, que era el responsable del sonido, además de un par de personas más que nos echaban una mano. Tony y Russel procedían de Sudáfrica y eran amigos de la banda. Russel era el sexto miembro del grupo, porque ayudaba con las letras de las canciones y estaba totalmente involucrado en el proyecto. En realidad estaba mucho más involucrado que yo, que sólo era el saxofonista (RISAS).

PREGUNTA: Ken Allardyce también estaba por ahí ayudando a Tony con las luces, ¿no?

JOHN: Sí, Ken y Tony trabajaban siempre en equipo. Tony era un tipo muy joven y atlético que podía llegar hasta cualquier sitio para colocar, conectar o desconectar las luces. Ken era amigo de Roger, pero enseguida se hizo amigo del resto de la banda. A medida que la plantilla crecía, las amistades también se expandían.

PREGUNTA: ¿Cuándo hicisteis vuestra primera gran gira?

JOHN: En 1974 hicimos una gran gira por el Reino Unido tocando en universidades, teatros y sitios así. Por entonces no teníamos “tour manager” y era Dave quien se ocupaba de todo.

PREGUNTA: ¿Qué pasó en aquella gira?

JOHN: La gira fue muy interesante en cuanto a que hasta entonces Supertramp sólo había actuado en clubes, y de repente nos encontramos con que no podíamos interpretar “Crime of the Century” en ese tipo de recintos. Llevábamos un espectáculo muy teatral, con unas cortinas negras alrededor del escenario y muchos toques dramáticos. El sonido y la iluminación se habían convertido en algo muy importante.

PREGUNTA: ¿Fue entonces cuando se unió al grupo Ian Lloyd-Bisley, más conocido como “Biggles”?

JOHN: Sí, “Biggles” llegó en aquella gira. Antes había trabajado con Rick Wakeman y se convirtió en una parte esencial del equipo como responsable de monitores. Cuando necesitábamos más personal incorporábamos gente nueva, pero siempre contando con la misma base y sin hacer grandes cambios. A lo largo de los años 70 nos convertimos en una especie de familia, y eso era muy bueno porque los músicos no podíamos hacer nada sin los técnicos y los técnicos no podían hacer nada sin los músicos. El espectáculo era lo más importante para todos, y las luces y el sonido eran una parte integral de Supertramp.

PREGUNTA: ¿Cuándo entró más gente en el equipo?

JOHN: Cuando nos contrataron para hacer una gira por los Estados Unidos en 1975 vimos que íbamos a necesitar ayuda en cuanto a temas de gestión y entonces conocimos a Charly Prevost, que trabajaba para A&M Records en Canadá. Se hizo muy amigo de Dave Margereson, que era nuestro representante y también procedía de la plantilla de A&M Records en Inglaterra. Fue él quien negoció nuestros contratos con la discográfica y quien se ocupaba de todos los temas administrativos. Tras dejar A&M, Dave creo una compañía llamada Mismanagement y fichó a Charly.

PREGUNTA: ¿Charly era vuestro “road manager” a tiempo completo o sólo a tiempo parcial?

JOHN: Bueno, aunque no estábamos de gira permanentemente Charly siempre estaba ahí. Se encargaba de muchos asuntos relacionados con la banda y de los temas publicitarios, aunque también viajaba con nosotros. Era un gran experto en el mundo de la aeronáutica y conocía a la perfección las características de cada uno de los aviones que tomábamos. Estuvo con nosotros ocho años.

PREGUNTA: ¿Cuándo conocísteis a Len Wright?

JOHN: En la gira británica de 1975 necesitábamos un autobús para los viajes y contratamos una compañía llamada National Travel. Len Wright trabajaba para ellos como conductor y le asignaron nuestra gira. Nos hicimos tan buenos amigos que cuando nos dijo que estaba pensando montar su propia empresa le prometimos contar con sus servicios. Así que la siguiente gira la hicimos con Len Wright Travel, y cada vez que necesitábamos un autobús siempre le llamábamos a él.

PREGUNTA: ¿Cómo se formó Delicate Productions?

JOHN: Después de la larga gira de 1979, que duró nueve meses, nos tomamos un largo descanso y no volveríamos a salir de gira en cuatro años. A lo largo de la segunda mitad de los 70 habíamos logrado montar un equipo de iluminación y sonido muy vanguardista, y los miembros del equipo técnico pensaron que durante ese paréntesis ellos podrían utilizarlo para trabajar con otras bandas.

PREGUNTA: ¿Por qué decidisteis tener vuestro propio equipo en vez de alquilarlo?

JOHN: Creamos nuestro propio equipo porque no podíamos confiar en que ninguna compañía nos proporcionara exactamente lo que necesitábamos para nuestro sonido y nuestras luces. Era un tema muy delicado del que se encargaba Russel, y se trataba de un enorme y sofisticado sistema de alta fidelidad que no podíamos conseguir mediante un alquiler. Además, nuestra música era utilizada por las tiendas de equipos de sonido. “Crime of the Century” era el disco que solían ponerles a los clientes para comprobar que todo sonaba bien.

PREGUNTA: ¿Y qué hicisteis cuando los técnicos os pidieron usar ese equipo con otros grupos?

JOHN: Les regalamos el equipo y ellos formaron una compañía que llamaron Delicate Productions. Nuestra única condición era que cuando volviéramos a salir de gira tuviésemos prioridad absoluta. Empezaron a ofrecer sus servicios a principios de 1980 y todavía siguen funcionando con un gran éxito. Seguramente treinta y tantos años después ya no quede nada de aquel sistema de sonido original, pero los miembros del equipo que así lo quisieron pudieron montar esa empresa.

PREGUNTA: Spy Matthews fue uno de esos fundadores de Delicate… ¿Cuándo entró en escena?

JOHN: En 1976 dimos un par de conciertos en Japón, y a continuación hicimos una gira por Australia y Nueva Zelanda. El promotor de la gira puso a Spy al mando de aquellos conciertos y establecimos unos lazos muy fuertes con él, pues era un gran tipo. Así que después le pedimos que se uniera a nosotros como responsable de escenario para las siguientes giras. Recuerdo que en el “catering” de todos los conciertos de la gira australiana nos ponían un plato llamado ‘Pollo Nakasori’. Así que empezamos a bromear con ese tema y Spy imprimió algunas camisetas de la gira con la leyenda “Supertramp Chiken Nakasori Tour” (RISAS).

PREGUNTA: La gira de 1985 fue la primera que hicisteis sin Roger Hodgson…

JOHN: Sí, fue una gira muy importante por ese motivo.

PREGUNTA: Pero no le sustituisteis por un músico, sino por cuatro…

JOHN: (RISAS) Bueno, el álbum “Brother where you bound” lo grabamos los cuatro miembros del grupo con la ayuda puntual de algunos músicos adicionales, entre los que destacaba Dave Gilmour, de Pink Floyd, que hizo un solo de guitarra maravilloso. No podíamos llevarle con nosotros a cada concierto (RISAS), pero obviamente necesitábamos un guitarrista para salir de gira así que hicimos unas audiciones en el estudio de Rick Davies.

PREGUNTA: ¿Cómo fueron esas audiciones?

JOHN: Scott Page conocía a muchos músicos de sesiones en Los Angeles y nos hizo algunas recomendaciones. Montamos varias audiciones para teclistas y guitarristas, y encontramos algunos tipos muy buenos. Uno de ellos era Mark Hart, que tocaba teclados y guitarra, además de cantar. Otro fue Carl Verheyen, que era un guitarrista soberbio, y también estaba Marty Walsh, que era otro gran guitarrista aunque en un estilo más rítmico.

PREGUNTA: Los tres se unieron a la banda para aquella gira…

JOHN: Sí, montamos una gran banda. No exactamente para sustituir a Roger, sino más bien para disponer de alguien que, como él, pudiera ocuparse de los teclados y la guitarra. En aquella gira no tocamos ninguna canción escrita por Roger, y queríamos establecernos como una banda más seria, en concordancia con el álbum. Así que teníamos a estos tres tíos y también a Scott Page, que seguía con nosotros y tocaba teclados, guitarra y saxofón. Y todo funcionó muy bien.

PREGUNTA: La gira de 1985 comenzó muy lejos de Los Angeles…

JOHN: Sí, en Terranova... Cuando finalizamos los ensayos en Los Angeles los camiones tuvieron que hacer un viaje de cuatro días hasta allí. No creo que nadie haya empezado jamás una gira en Terranova, a menos que viva allí (RISAS). Y yo tuve que besar aquel maldito pez sobre el escenario, pero sin beber Screeching, que es un ron de alta graduación, pues sólo me pidieron que le diera un beso al bacalao. Esa es una tradición para todos los turistas que visitan aquella zona, pero la gente suele hacerlo en privado y yo lo hice en público. (RISAS)

PREGUNTA: En aquella gira hubo algunos incidentes, como una gran nevada en España…

JOHN: Sí, por culpa de la nevada los camiones y los autobuses de la gira se quedaron atascados durante tres días en la frontera entre España y Francia. Nosotros nos desplazamos en tren desde Barcelona hasta Avignon, pero nuestros equipajes iban en un camión, así que cuando llegamos al hotel no teníamos nada. ¡Tuvimos que salir a comprar cepillos de dientes, calcetines y calzoncillos! (RISAS)

PREGUNTA: Debió ser un gran contratiempo…

JOHN: Sí, porque es complicado alojarte en un hotel y no disponer de tu ropa ni de tus efectos personales. En total fueron tres o cuatro noches, y tuvimos que cancelar un par de conciertos, posponiéndolos al final de la gira. Siempre que teníamos que cancelar un concierto, por el motivo que fuera, volvíamos a tocar en esa ciudad lo antes posible.

PREGUNTA: Otro grave percance tuvo lugar durante la gira americana, cuando uno de los músicos tuvo un problema personal muy serio y se marchó, obligando a cancelar algún que otro concierto…

JOHN: Sí, Mark Hart tuvo que ausentarse de repente y llamamos a Brad Cole. Creo que fue Scott Page o Marty Walsh quien nos lo recomendó porque era uno de los músicos de sesiones más reconocidos de Los Angeles. Entonces llegó Brad y se aprendió las partes de Mark en un día, dejándonos a todos impresionados. Era un fenómeno, un músico fantástico que luego trabajó mucho con Phil Collins y Natalie Cole. Tocó con nosotros durante un par de semanas y cuando Mark volvió él se marchó, pero en el último concierto de la gira, que era en la zona de Los Angeles, le invitamos a que se uniera a la banda sobre el escenario.

PREGUNTA: En la siguiente gira, en 1988, también contasteis con él…

JOHN: Sí. En aquella primera gira Brad me contó que una vez había tocado el saxofón en el instituto, y yo le dije que si aprendía a tocarlo bien contaríamos con él como saxofonista adicional (RISAS). En la siguiente gira Scott Page no podía acompañarnos, y como queríamos seguir teniendo una sección de viento llamamos a Brad. Además sabía tocar la flauta y los teclados, era un músico con mucho talento.

Jukebox de Rarezas

"SURF CITY" (1966)
Versión de la famosa canción de Jan & Dean grabada por The Brackets, la banda sudafricana de la que formó parte Russel Pope antes de emigrar a Inglaterra y unirse a Supertramp como ingeniero de sonido.