Entrevistas

John Helliwell en "The Late Show" (Octubre 1982)

Publicado en Entrevistas

David Letterman, del programa de televisión "The Late Show" emitido por el canal norteamericano NBC, entrevistó al saxofonista de Supertramp poco antes de la publicación del álbum "Famous last words".

PREGUNTA: …Y mi próximo invitado, señoras y señores, es Mr. John Helliwell, de Supertramp... John, encantado de conocerte, ¿cómo estás?

JOHN: Muy bien.

PREGUNTA: Muy bien, lo hacéis muy bien. Tú y tus compañeros tenéis un sonido impresionante y...

JOHN: Es un honor para mí tocar con ellos.

PREGUNTA: Para nosotros es un honor tenerte aquí y te agradecemos la molestia de venir al programa. Vives en Hollywood, ¿no?

JOHN: No, vivo en Topanga.

PREGUNTA: En el cañón de Topanga...

JOHN: Un sitio muy peculiar...

PREGUNTA: Sí… ¿De qué parte de Inglaterra eres?

JOHN: Soy de Yorkshire.

PREGUNTA: Creo que no sé dónde está eso...

JOHN: Es la ciudad de donde es el pudin de Yorkshire. (RISAS)

PREGUNTA: ¿Y cómo fue para ti el cambio de vivir en Yorkshire a vivir en Topanga o en California?

JOHN: Fue muy impactante. La primera vez que vinimos aquí estuvimos en un lugar llamado Venice...

PREGUNTA: Ah, sí...

JOHN: ¿Lo conoces?

PREGUNTA: Venice es una zona muy peculiar…

JOHN: Muy extraña. Recuerdo que había mucha delincuencia y que por allí merodeaba todo tipo de gente.

PREGUNTA: ¿Fue muy traumático para ti adaptarte a la delincuencia y a esa gente tan extraña?

JOHN: Sí... Tuve que recibir algunas clases de boxeo. (RISAS) Un día salí a la calle y había helicópteros sobrevolando la zona y muchos coches de policía con las sirenas encendidas... Y algunos tipos armados vestidos de paisano estaban recorriendo un callejón y miraban dentro de los contenedores de basura, buscando a un preso que se había fugado. Yo estaba muy asustado, y alguien me dijo “hijo mío, yo en tu lugar me pondría a cubierto”...

PREGUNTA: Y lo hiciste...

JOHN: Y lo hice.

PREGUNTA: Vaya… Esta banda es fascinante, Supertramp. Cuéntanos qué significa el nombre del grupo.
 
JOHN: Bueno, el grupo fue bautizado hace unos diez años. Existe un libro, llamado “La autobiografía de un supervagabundo”, escrito por un galés que vino a América y estuvo viajando de un lado a otro en vagones de mercancías y cosas así. Tuvieron que amputarle una pierna, y eso es algo muy desagradable...

PREGUNTA: Pero no hay nadie en el grupo que haya perdido una pierna, ¿o sí?

JOHN: ¡Yo casi!

PREGUNTA: ¿En serio?

JOHN: Sí, casi. El año pasado me rompí una pierna.

PREGUNTA: ¿Cómo fue?

JOHN: Me caí de la bicicleta. (RISAS) Puedes reirte si quieres...

PREGUNTA: Me he reído, lo siento...
 
JOHN: Sí, ¡por entonces no fue tan divertido!

PREGUNTA: No, ya me imagino... Tu y tus compañeros vendéis millones y millones de discos, pero creo, corrígeme si me equivoco, que podríais ir a cualquier parte y nadie os reconocería...

JOHN: Así es.

PREGUNTA: ¿Y eso es bueno o malo?

JOHN: A nosotros nos gusta que sea así. Nos gusta que nos conozcan por nuestra música y por nuestros conciertos, cuando los damos.

PREGUNTA: ¿Cuándo los disteis por última vez?

JOHN: Nuestra última gira fue en 1979. Estuvimos diez meses de gira y acabamos completamente exhaustos.

PREGUNTA: ¿Diez meses?
 
JOHN: Sí.

PREGUNTA: ¿Actuando todas las noches?

JOHN: Creo que la media era de unas cinco noches a la semana. Cuatro o cinco noches cada semana.

PREGUNTA: ¿Por todo el mundo?

JOHN: Sí, por Europa y Norteamérica.

PREGUNTA: ¿A qué te dedicabas antes de convertirte en músico o antes de entrar en el grupo?

JOHN: Era programador de ordenadores. Tenía un trabajo con horario, aunque me gustaba. Pero me gustaba más ser músico, así que tuve que pasar hambre durante unos cuantos años...

PREGUNTA: Programador de ordenadores suena a buen trabajo si lo comparamos con lo que han hecho otros antes de convertirse en músicos... ¿Tuviste algún otro trabajo menos afortunado?

JOHN: Bueno, tuve que trabajar para poder vivir mientras empezaba en la música. De hecho, cuando entré en Supertramp me dedicaba a enroscar tuercas y tornillos. (RISAS) Un trabajo muy revelador.
 
PREGUNTA: ¿Cuánto te pagaban, por si algún oyente está interesado en dedicarse a hacer algo así?

JOHN: Unas diez libras a la semana.

PREGUNTA: Que son...

JOHN: Unos veinte dólares. Era un buen dinero. Me servía para pagar el alquiler.
 
PREGUNTA: ¿Y cómo pasaste de ser un programador de ordenadores a relacionarte con el grupo?
 
JOHN: Yo había estado en un montón de grupos en Inglaterra. Había coincidido con nuestro bajista en otro grupo y él me llamó para pedirme que entrara en Supertramp. Era 1973 y nos pusimos a grabar un álbum llamado “Crime of the century”. ¿Lo conoces?

PREGUNTA: Sí... Y no salís de gira desde 1979, hace tres años... ¿Vais a grabar otro disco y a hacer otra gira?

JOHN: Justamente ahora estamos terminando un nuevo álbum. He dejado a los chicos trabajando duro mientras yo venía aquí a divertirme...

PREGUNTA: ¿Y para cuándo lo tendréis listo?

JOHN: Creo que será publicado a finales de Octubre...

PREGUNTA: ¿Y después haréis otra gira de diez meses?

JOHN: No, a partir de ahora reduciremos la duración de las giras. Esta será sólo de un mes o dos. Tal vez la empecemos a principios del año que viene.

PREGUNTA: Muy bien, ha sido un placer conocerte. Señoras y señores, Mr. John Helliwell. Enseguida volvemos.