Entrevistas

Rick Davies en "supertramp.com" (Enero 2002)

Publicado en Entrevistas

Entrevista promocional de Rick Davies con Ravi Subramanian, publicada en la página oficial de Supertramp coincidiendo con la publicación del álbum "Slow motion".

PREGUNTA: Rick, estamos en el sótano de una casa de Long Island. No es precisamente el sitio más habitual para un estudio de grabación... Háblanos de este lugar.

RICK: En realidad es el sótano de mi suegra, que murió, no sé, ¿hace cinco años? Está en una zona llamada Hampton Bays, en The Hamptons. Hemos montado un estudio en el sótano y funciona perfectamente. No hay problemas con la acústica, no molesta a los vecinos y hoy en día todo se hace con auriculares. Ha funcionado perfectamente. Acabamos de mudarnos aquí desde Los Angeles, después de permanecer allí veintitrés o veinticuatro años, y tenemos una casa muy pequeña en East Hampton. Así que no tenía sitio para un estudio y decidimos utilizar esto. Vengo hasta aquí todos los días de la semana para trabajar, y está muy bien. Tiene una equipación muy sencilla, yo no soy un "chico tecno". Me limito a pulsar el botón de "on", construir pistas y montar canciones.

PREGUNTA: ¿Ha cambiado este estudio personal tu forma de crear música?

RICK: Bueno, sí, porque aquí lo hago yo todo. No tengo a nadie que se encargue de la ingeniería ni que haga cosas por mí como ocurría en Los Angeles. Así que necesito que esto sea sencillo para poder hacer los arreglos de las canciones hasta el punto de ser capaz de presentárselas al resto del grupo y a los ingenieros, y así ellos puedan empezar a comprender cómo mejorarlas un poco.

PREGUNTA: ¿Y ha cambiado tu forma de componer?

RICK: Ha cambiado en cuanto a que puedo centrarme en lo que quiero hacer, independientemente de la forma o extensión del trabajo. Puedo volver aquí y seguir cambiando cosas hasta que me encuentre realmente satisfecho. Mientras que antes sentía un poco como que a veces las cosas se quedaban en el aire, sin estar seguro de si algo debía tener una duración determinada o si debía hacer esto o lo otro con los arreglos. Así que ahora puedo seguir trabajando hasta que me quede contento con ello.

PREGUNTA: ¿Ha sido bueno el resultado global que has obtenido con esas canciones?

RICK: Sí, me siento un poco mejor con la forma de las canciones, pues han alcanzado mucho más potencial que la mayoría de las cosas que había hecho antes. Sí, diría que eso es cierto.

PREGUNTA: Cuando llegó el momento de escribir las letras, ¿te dio mayor libertad tener tu propio estudio?

RICK: Sí, supongo que sí. Cuando compongo las letras, a veces lo hago sin saber realmente sobre qué estoy escribiendo, tan sólo basándome en si el verso funciona. Es casi como algo subconsciente. Y después empiezo a construir la letra a partir de ahí, intentando encontrar versos que encajen con algo que me gusta pero que no estoy seguro qué significa. Así que en este disco hay unas cuantas cosas ligeramente abstractas, que han surgido alrededor de unos versos que parecen funcionar, si las comparamos con algún significado más profundo.

PREGUNTA: Por lo que dices, da la impresión de que has estado componiendo por tu cuenta, aunque normalmente lo haces con otras personas...

RICK: Ultimamente, supongo que durante bastante tiempo, yo he sido básicamente el compositor, aunque también he confiado en gente como Mark, que trabaja con nosotros, y otros miembros del grupo. Pero en la actualidad todos están muy desperdigados. Ha sido un poco duro, porque de vez en cuando necesitas esa reacción de otras personas.

PREGUNTA: ¿Has sido capaz de encontrar la forma de colaborar con los demás, incluso aunque hayas empleado tanto tiempo componiendo y grabando a solas?

RICK: Hoy en día puedes conseguir un sonido bastante decente, mientras que antes necesitabas a alguien para las pruebas de sonido. Uso la batería eléctrica, porque yo fui batería, lo cual me ha ayudado mucho, pues en lugar de intentar programar sintetizadores para obtener una parte rítmica estricta con la que trabajar, puedo poner a una persona de verdad tocando la batería (que soy yo), y esto me sirve para explicarle a Bob, nuestro batería, cómo me gustaría que lo hiciera.

PREGUNTA: ¿Cómo les haces llegar el nuevo material a tus compañeros, antes de terminar tu trabajo en el estudio?

RICK: Con un Kurzweil, que es una especie de simulador de instrumentos de verdad (trompetas, saxofones). Haces los arreglos, construyes tus propios discos y se los mandas a los demás para que los escuchen. De vez en cuando hacemos cosas para el saxo y la trompeta, pero básicamente esto es lo que escuchan. De hecho, no hemos ensayado este álbum. Hemos ido directamente al estudio en Los Angeles para grabar el acompañamiento, y allí hemos preparado el disco.

PREGUNTA: Una vez que el grupo se mete en el estudio, ¿empiezas desde cero o utilizas alguna de las pistas que has creado aquí en Hampton Bays?

RICK: No, a los chicos no les gusta trabajar así. Prefieren que las toquemos de nuevo, y probablemente tengan razón. Sólo hubo un par de temas en los que sentí que el tempo y todo en general iban muy bien, y pensé que debíamos volver a construirlas con sección rítmica real y demás.

PREGUNTA: ¿Qué canciones son esas?

RICK: Una de ellas se llama "Slow motion" y es la que da título al disco. Y la otra se llama "Broken hearted". Ambas tenían aquí su cinta original, y después volvimos a construirlas.

PREGUNTA: Esta vez has grabado con un equipo no lineal, al contrario de lo que hacías en el pasado con cintas digitales o analógicas. ¿Qué piensas de esta nueva tecnología?

RICK: Bueno, gracias a mis colegas (sobre todo a Jason, que tiene su propio equipo y es un joven muy dinámico con el ordenador, y con el que se trabaja muy deprisa y sin problemas), ha sido absolutamente maravilloso, y creo que con todos tan lejos unos de otros no podríamos haberlo hecho de otra forma para que funcionara tan bien. Por supuesto, si te encuentras problemas puedes enfrentarte a las cosas y dejarlas donde quieras. Debes tener cuidado para no excederte, supongo, y después todo empieza a convertirse en algo muy mecánico.

PREGUNTA: En los créditos del álbum aparecen dos estudios de grabación, uno en Los Angeles y este de Long Island. ¿Qué grabasteis en cada uno de ellos?

RICK: Fuimos a Los Angeles básicamente para grabar la sección rítmica (bajo, batería y algo de guitarra y teclados). Los teclados que grabamos allí probablemente sean reemplazados. Estábamos todos allí y pudimos conseguir unos estudios por un precio razonable y un sonido bastante bueno. Esa fue la principal razón para ir a Los Angeles y después volver aquí, pues las mezclas normalmente son un proceso muy largo. Puedes emplear mucho tiempo probando ideas distintas, lo cual se convierte en una gran presión cuando estás en un estudio con un horario determinado. Mientras que cuando estás en casa puedes ponerte con ello cuando te apetezca.

PREGUNTA: ¿Cómo introduces la música en tu vida diaria?

RICK: Fuera del estudio, yo soy un CD (RISAS). Tengo una gran colección de cosas, y cuando vengo hasta aquí conduciendo, pongo algo de jazz, pues soy un gran fan de este tipo de música.

PREGUNTA: ¿Ese viaje te proporciona algo de ayuda o tranquilidad?

RICK: Sí, supongo que sí, pues esto puede ser un poco tedioso. No es nada fácil conseguir crear algo nuevo, así que desde ese punto de vista supongo que busco alcanzar una situación más cercana a mi trabajo.

PREGUNTA: Danos una impresión rápida de lo que este álbum significa para ti. ¿Hay algún tema central sobre el que trate el disco?

RICK: No sé, a veces esos temas surgen por sí mismos. El título del álbum va a ser "Slow motion", y la letra de esa canción habla de que hoy en día todo son pequeños trozos de sonido. Todo dura cinco segundos, especialmente lo visual. Me asusta que la gente no pueda prestar atención durante más de dos segundos, estoy cansado de eso. La canción anima a la gente para que se tome las cosas con más tiempo, porque no vas a llegar más lejos si te pones a correr. Y muchas canciones son un poco más tranquilas. No hay nada frenético en el álbum, así que pienso que es bastante suave.

PREGUNTA: ¿Hay otras influencias que notaremos al escuchar el nuevo trabajo?

RICK: Hay algunas cosas, un sonido un poco más adulto en términos de jazz, supongo. Hay una canción llamada "Dead man's blues", muy larga, con improvisaciones y un poco deprimente, que para un disco de Supertramp es bastante blues y áspera.

PREGUNTA: ¿Vais a salir de gira con este disco?

RICK: Sí, en Abril, sobre todo por Europa. Tocaremos mucho en Europa. Respecto a cuánto tiempo estaremos de gira, no estoy seguro.

PREGUNTA: ¿Tienes ganas de que empiece la gira?

RICK: Sí. Te lo creas o no, ir de gira es para mí lo más fácil, porque una vez que tienes montado tu espectáculo estás mucho más tranquilo. No tienes que pensar en si esta letra funcionará, o este sonido funcionará o si me quedo con esta canción... Siempre decisiones. Una vez que tienes un buen espectáculo y te sientes bien, puedes dedicarte a ello durante mucho tiempo. Así que salir de gira va a ser un pequeño alivio.

PREGUNTA: ¿Son tus colegas del grupo lo suficientemente buenos como para expresarse por sí mismos durante el proceso creativo?

RICK: Bueno, la verdad es que me dejan saber lo que piensan sobre el material (RISAS). Tenía una canción preparada para el disco, que era bastante inapropiada pues es instrumental, algo que no suelo hacer. Se llama "Flight 29" ("Vuelo 29"), y dos semanas después de dar con el título, llegó el abominable 11 de Septiembre, y por supuesto me dijeron "no puedes incluirla en el disco". Pero creo que realmente era porque no les gustaba la canción. Pero olvidémoslo, les perdono (RISAS). Ya volveré a sacarla a la luz algún día.

PREGUNTA: Antes nos has dicho que Sue y tú os habéis mudado aquí después de vivir veinticuatro años en Los Angeles... ¿Cómo te sientes aquí, en la punta oriental de Long Island?

RICK: Me encanta la atmósfera de esta parte del mundo, porque hay estaciones. Un viejo dicho afirma que la gente de Los Angeles se pierde las estaciones, y es verdad. Aquí hay un ambiente mucho mejor, el clima cambia constantemente.

PREGUNTA: ¿Te gusta esto más que Los Angeles?

RICK: Ahora prefiero vivir aquí. Creo que vivimos allí mucho tiempo, que ya prestamos allí nuestros servicios, y ahora me siento mucho más relajado aquí.

PREGUNTA: ¿Crees que seguirás componiendo canciones así, con el grupo desperdigado por todo el mundo?

RICK: Bueno, no tengo elección, pues todos se han hecho mayores y tienen familia, y quieren vivir donde viven. Así que, como digo, será preferible esta nueva situación en casa, donde tengo las cosas más a mano. Esto me ahorra mucho tiempo. Pero siempre haré esto, incluso aunque sea por mi cuenta respecto al grupo. Siempre me gustará escribir canciones y ver qué es lo que puedo crear.

PREGUNTA: Si hubiera algo que destacar sobre el grupo actual, ¿cómo te gustaría explicárselo a la gente? ¿Qué es lo que más valoras en esta banda?

RICK: Bueno, evidentemente la madurez. Quiero decir que llevamos mucho tiempo en esto. Las modas vienen y se van entre dos de nuestros discos (RISAS). Creo que el punk vino y se fue entre nuestro álbum "Breakfast in America" y "Paris", el disco en directo posterior. Tendemos a hacer las cosas a paso lento, pero tal vez por eso hemos aguantado tanto tiempo. Aunque nada dura para siempre, así que no estoy seguro de cuántos discos y giras más seremos capaces de hacer.

PREGUNTA: ¿Qué papel ha jugado la tecnología en la creación de este álbum?

RICK: Bueno, sin tecnología, como tú lo llamas, evidentemente no podría haber trabajado aislado. Las cosas han sido mucho más fáciles para alguien como yo, que soy un novato trabajando con todo esto. Pero se me ha hecho muy sencillo. Pulso un botón y me pongo con una pista, y quiero meter un bajo y me pongo con otra, y después lo mezclo todo. Así que es como el estudio de un artista de verdad. Todos los colores están ahí. Es como un lienzo y tú eres el artista, con los colores y el pincel haces un boceto. Y después se lo enseñas al grupo y a los ingenieros y entonces te vas a trabajar en el lienzo grande. Supongo que esa es la mejor forma de hacerlo.

PREGUNTA: Así que la tecnología no sólo te ayuda a componer, sino también a comunicarte...

RICK: Sí, lo hace, y muy bien. Por ejemplo, yo fui batería y he usado la batería electrónica Roland, que me encanta, y así no tienes que liarte con micrófonos intentando conseguir el sonido de la batería y lo demás. La enciendes, la tocas y ya tienes una selección de cientos de diferentes sonidos. Esto te da una sensación más de banda que los sintetizadores. Se lo enseño a los chicos, y esa es la mejor forma de expresar lo que quiero conseguir.

PREGUNTA: Háblanos de tus primeras experiencias con la música. ¿Fue parte importante de tu vida mientras crecías?

RICK: Personalmente, siempre me atrajo la batería. La batería es mi amor, todavía es mi amor número uno. Cuando era niño iba a ver los desfiles de tambores por la calle de mi ciudad, en Inglaterra, y ese era para mí el sonido más fantástico que había. Finalmente conseguí una batería y recibí algunas clases. Me lo tomaba muy en serio. Para ser sincero, eso era lo único que quería. No quería complicaciones de arreglos, ni aprender las escalas, ni nada de eso. Sólo quería ser un gran batería. Pensaba que si podía serlo, ser un batería de verdad, leer música y tocar con grandes grupos de rock, de música clásica, de música latina, tendría trabajo de sobra y mi vida estaría resuelta. Sería una especie de Tiger Woods, que aprendió a golpear una pelota de golf cuando tenía 6 años, y ya está. Pero, por supuesto, no funciono así (RISAS). Al final empecé a juguetear con los teclados, y por alguna razón aquello parecía ir mejor conmigo que la batería. Tienes que dedicarte a aquello que hace reaccionar a la gente.

PREGUNTA: Me pregunto si podrías decirnos qué tal se trabaja con Mark Hart...

RICK: Mark Hart es un tío estupendo. Lleva con nosotros mucho tiempo, desde 1988. Es un tipo que puede hacer de todo, pero no le da importancia, es muy tranquilo. En realidad casi tiene demasiado talento, porque continuamente sigue aprendiendo cosas. Si ve a alguien tocando la gaita, dice "tengo que aprender a tocar la gaita". No importa lo que sea, ya sabes. Y yo intento apartarle un poco de gaitas y cosas así, pero es un tipo con mucho talento.

PREGUNTA: ¿Qué papel desempeña Mark en el estudio? ¿Es la primera vez que colabora contigo en el proceso de grabación?

RICK: Bueno, ya hemos trabajado juntos en varios discos. Nuestro anterior proyecto fue el disco en directo que hicimos en Europa y Mark me echó una mano. En realidad fue el mismo equipo: estábamos Jay el ingeniero, Mark y yo. Creo que hicimos un trabajo muy bueno en aquel álbum. El se da cuenta de algunas cosas que yo no veo, y viceversa. Como equipo, nos complementamos muy bien.

PREGUNTA: ¿Y qué tal es trabajar con Jay Messina? ¿Qué clase de productor es?

RICK: Eso es lo bueno de Jay, no es sólo un ingeniero en el sentido estricto de la palabra: "bien, quiero esto" y él lo hace. Si él piensa que hay algo que no está bien, pone una sonrisa falsa que te dice que vas por mal camino, y el noventa y nueve por ciento de las veces tiene razón, lo cual es estupendo. Todo el mundo es muy valioso en ese proceso. Normalmente Jay viene con Jason y decidimos qué canción vamos a preparar. Llegan y explican dónde van a poner cada cosa, qué va con cada canción y todo eso. Después llegamos nosotros y vemos cómo está la situación, por si tenemos que grabar algo más o encontrar nuevas ideas para terminarlo. Así es cómo trabajamos.

PREGUNTA: ¿Cómo definirías el sonido Supertramp en relación al trabajo de ingeniería? ¿Quién tiene más que ver con ese sonido, Jay o Mark?

RICK: Siempre nos gusta la claridad. Puedes estar seguro de que nos gusta poder escuchar claramente cada cosa. Gran parte de ello son arreglos, pero también son importantes las mezclas y todo lo demás. Así que supongo que si tienes que resumirlo en una palabra, esa es "claridad".

 

Jukebox de Rarezas

"I'M BEGGIN' YOU" (1987)
Versión "mix" de una de las canciones más conocidas del álbum "Free as a bird" de Supertramp, la cual fue utilizada en las salas de baile de la época.