Cartas con Sam

Carta de Rick Davies a Sam (Diciembre 1972)

Publicado en Cartas con Sam


Querido Sam:

Gracias por tu carta. Es bonito saber que todavía sientes entusiasmo por el grupo, aunque ya lo suponía.

He incluido la idea del "juego" en la letra de una canción llamada "Asylum", que debería aparecer en el próximo disco. Creo que será un álbum extraordinario, elegiremos canciones escritas en un período de más de año y medio.

Acabamos de visitar Chrysalis, después de un gran recibimiento en el programa de radio de John Peel "Sonidos de los 70", y les hemos pedido que nos permitan dar menos conciertos a cambio de más dinero. Hemos trabajado muy duro en los últimos meses, haciendo muchas actuaciones por poco dinero.

Ellos comparten nuestra opinión, así que tendremos que empezar a pensar en las grabaciones. Nuestra mente empieza a estar un poco borrosa por la cantidad de conciertos, eso sin mencionar varios resfriados y virus de la gripe que nos han afectado prácticamente a todos.

Poco a poco vamos eliminando de escena el material antiguo. Han desaparecido "It’s a long road", "Nothing to show", "Potter" y "Your poppa don't mind". Han sido sustituidas por otras cinco canciones que todavía no conoces.

Ahora mismo lo que más nos preocupa es nuestra puesta en escena. Aunque todavía seguimos haciendo bises, nos falta algo de chispa y continuidad. Ha sido deprimente trabajar con un grupo llamado Roxy Music, con el que hemos hecho cuatro conciertos, que sólo tienen chispa y continuidad, pero con composiciones muy positivas y una gran capacidad musical. Se han hecho grandes de la noche a la mañana.

El negocio entero es deprimente en la actualidad, con tan pocas bandas buenas. En Radio Uno no deja de salir basura, y la prensa sucumbe ante la gente con dinero. Nuestra única publicidad desde "Indelibly stamped" han sido cuatro anuncios en "Sonidos de los 70" (John Peel todavía mantiene la esperanza). Es asombroso que todavía demos algún concierto.

Se habla, lleva hablándose durante años, de que muy pronto sacaremos un single. Sería algo extraordinario.

Russel Pope, nuestro fiel servidor, se me ha metido en la cabeza, la mayor autopista del país, y estoy triste al decir que puede abandonarnos muy pronto. Tiene algunas ideas increíbles para ganar incalculables millones. Desaparece durante días para estudiar "el plan". Lo único que sé es que ha encargado coca-colas por valor de 25.000 libras. Siempre queda la esperanza de que regrese.

Te estoy escribiendo acurrucado junto a la estufa, a punto de que hiervan mis cinco bolsas de agua, intentando armarme de valor para subir a mi habitación, donde me pondré a tiritar hasta que me duerma mientras cuento las diferentes figuras que forma el vaho cuando respiro y mientras intento no ser estrangulado por las telarañas cuando inspiro. Estoy pensando en meter la nariz en un vaso de agua caliente para toda la noche y en amaestrar al gato para que duerma sobre mis pies".

Con cariño para ti, Liliane y los niños,
Rick.

P.D.: El otro día oí la nueva y gigantesca producción de “Tommy”. Puede que te guste.