Entrevistas

Roger Hodgson en "Lokal Kompass" (Julio 2013)

Publicado en Entrevistas

Entrevista de Andrea Schroeder publicada en el noticiero alemán "Lokal Kompass" como preludio a la actuación de Roger Hodgson en Bochum.


Roger Hodgson es la voz legendaria y el autor de la mayoría de los éxitos de Supertramp, banda que ha vendido más de 60 millones de discos. Canciones como ‘Breakfast in America’, ‘Give a little bit’, ‘School’, ‘It’s raining again’, ‘Take the long way home’ y ‘The logical song’ son sólo algunas de las más conocidas. El jueves 29 de Agosto Hodgson actuará en el Zeltfestival Ruhr, pero antes nos ha concedido esta entrevista exclusiva.


PREGUNTA: Queremos darte la bienvenida a Bochum, en el corazón de la zona industrial más grande de Alemania. Puedes estar seguro de que aquí hay muchos fans esperando con impaciencia para escuchar los grandes éxitos de Supertramp durante tu concierto... ¿Tú también tienes grandes recuerdos de los viejos tiempos?

ROGER: Es bonito tener una colección de canciones que han resistido tan bien la prueba del tiempo durante tantos años. Para mí son como viejas amigas, en ellas puse parte de mi corazón y de mis experiencias en la vida. Sí, los recuerdos de mis años de Supertramp son buenos. Sin embargo, para ser sincero, las conexiones que establezco ahora con la gente durante mis conciertos generan recuerdos aún más hermosos. Yo sé que la música y los recuerdos están estrechamente ligados, y cuando toco ‘The logical song’, ‘Dreamer’, ‘Breakfast in America’, ‘Give a little bit’, ‘It’s raining again’ y tantas otras canciones, veo las emociones que causan en la gente, haciéndoles sonreír o llorar. Creo que ser capaz de provocar eso es un regalo único, y estoy muy agradecido por tener ese don.

PREGUNTA: Es tu segunda visita a la carpa del festival del Ruhr desde 2008... ¿Puede pensarse que tienes una relación especial con la ciudad de Bochum?

ROGER: Sí, recuerdo bien mi primera visita a Bochum y estoy muy contento de volver otra vez, ¡ahora con toda mi banda! El público pasa una estupenda velada con música emocionante interpretada por un excelente conjunto de músicos. Recuerdo el extraordinario ambiente familiar que sentí la vez anterior en la carpa de este festival, y estoy deseando que llegue mi concierto de Agosto. No importa si muchos de los asistentes nunca me han visto tocar con Supertramp, pues la gente puede sentir el espíritu de Supertramp en los conciertos que doy con mi banda actual.

PREGUNTA: A menudo se te asocia con tus canciones más antiguas… ¿Sigues disfrutando tocándolas después de tantos años?

ROGER: Es interesante, porque mis canciones no parecen envejecer. Siguen sonando frescas y actuales, y nunca me canso de tocarlas. El día que me canse de ellas dejaré de tocarlas, pero ahora me encanta compartir mi corazón con el público a través de ellas. Aunque mucha gente las conoce como canciones de Supertramp, en realidad son muy personales para mí pues las componía cuando me encontraba a solas y quería expresar mis emociones más profundas. Por eso puedo llegar hasta el corazón de tanta gente cuando las toco cada noche. Muchas personas me lo dicen en el libro de visitas de mi página web.

PREGUNTA: La canción ‘Dreamer’ me hace preguntarme si tú mismo eres un soñador…

ROGER: Sí, siempre he sido un soñador, pero estoy convencido de que cada uno es responsable de que sus sueños puedan hacerse realidad. Sé que muchos de mis sueños se hicieron realidad gracias a mi pasión y al trabajo duro. Espero que con mis conciertos pueda inspirar a la gente para vivir sus propios sueños. Y ahora es el momento de soñar un sueño más grande: la paz de la comunidad mundial y la celebración de la vida.

PREGUNTA: ¿Crees que es posible una reunificación de Supertramp, con Roger Hodgson y Rick Davies en el mismo escenario durante una gira?

ROGER: No, creo que ya no es posible. Intenté que fuera así en 2010, cuando Rick salió de gira por última vez, porque sabía que muchos fans lo deseaban. Pero en realidad creo que la gente debe quedarse con los maravillosos recuerdos que tienen de aquella banda, tal como era entonces. Si alguna vez hay una reunión de Supertramp, por mi parte sólo sería por razones que no tengan carácter económico, aunque no estoy seguro de que pudieran darse. La unión y la conexión que tengo con mi público hoy en día son muy profundas y extraordinarias. Muchos fans y críticos musicales me dicen que en mis conciertos escuchan lo que más les gusta de Supertramp, un montón de grandes éxitos y otras canciones favoritas interpretadas por una banda increíble. La gran diferencia es que no usamos el nombre de la antigua banda.

PREGUNTA: Cuando te invitaron a tocar con la All Starr Band de Ringo Starr en 2001, ¿no fue para ti un sueño hecho realidad?

ROGER: Aquella fue una experiencia maravillosa para mí. Aprendí mucho sobre los Beatles de primera mano, gracias a las experiencias personales de Ringo. Los Beatles cambiaron el aspecto de la música y cambiaron mi vida. Ellos me inspiraron para hacer mi propia aportación musical al mundo.

PREGUNTA: Los Beatles comenzaron a componer música a una edad muy temprana, a los 16 años… ¿Cómo fue tu desarrollo como autor de canciones?

ROGER: Bueno, yo empecé a componer a los 12 años de edad, y a los 13 años di mi primer concierto, formado por todas las canciones que había escrito hasta entonces. Mi inspiración procede del lugar mágico donde me encuentro cuando desconecto mi cerebro y me pierdo en la música y en el sonido del instrumento que estoy tocando. Mi inspiración también se ve influenciada por los asuntos del corazón: la búsqueda del amor, el deseo de conocer a Dios, o simplemente cualquier otro tipo de sentimiento que haya en mi corazón. Muchas canciones, como ‘Lord is it mine’, ‘Only because of you’, ‘Even in the quietest moments’, ‘Babaji’, ‘The logical song’, ‘Hide in your shell’ y otras, surgieron directamente de esos profundos anhelos.

PREGUNTA: ¿Existen mecanismos o métodos específicos que te ayudan en tu creatividad y tu espiritualidad?

ROGER: La inspiración puede manifestarse de muchas formas. Mi inspiración apareció en mi más temprana edad, por el deseo de conocer mi objetivo en la vida y mi pasión por encontrar mi verdadero hogar, que, como sé hoy en día, está en lo más profundo de mi corazón. ¿Dónde sentimos si no nuestra conexión con Dios y nuestro amor más profundo? Muchas de mis canciones de amor son en realidad canciones de amor a Dios, aunque también pueden ser interpretadas como canciones de amor a una chica. Hay compositores que sienten que su inspiración viene de Dios, que no escriben la música ellos mismos. Y hay pintores que dicen que ellos sólo son un simple instrumento a la hora de pintar sus cuadros. Creo que si eliminamos nuestro ego y dejamos nuestra mente completamente vacía, estamos en condiciones de convertirnos en instrumentos de la inspiración que fluye a través de nosotros. No obstante, la pasión, el deseo y la emoción deben estar presentes. Se trata de un proceso sutil pero mágico.

PREGUNTA: Aunque se diga que Supertramp es una banda californiana, para los alemanes se trata de un grupo completamente inglés… ¿En qué medida influye en lugar donde vives en tu forma de componer?

ROGER: Supertramp fue una banda británica, pero después de haber vivido 23 años en Inglaterra y de experimentar la libertad de pensamiento y la espiritualidad tras nuestra llegada a California, me di cuenta de que quería quedarme y descubrir cómo era la vida allí. Yo aprecio y entiendo muy bien las características de cada cultura, y me siento muy honrado de ser un músico que ha escrito canciones que han emocionado a personas de casi todas las culturas del mundo. Para mí es evidente que la música es universal, especialmente la música que procede del corazón.

PREGUNTA: Este año 2013 estás haciendo una gira mundial… ¿Qué es lo que te motiva a vivir una aventura tan agotadora y cómo te preparas físicamente antes de emprenderla?

ROGER: He llegado a un punto en mi vida en el que mi corazón me dice que salga de gira y ofrezca mis cualidades musicales por todo el mundo. Pero sí, es un estilo de vida agotador y mi cuerpo paga su peaje por ello. Sin embargo, ver al público sonreír y abrir su corazón es mi mayor recompensa y lo que me anima a seguir adelante. Esa es mi manera de compartir un poco de mi corazón, y tengo la intención de continuar haciéndolo mientras me encuentre bien.