Artículos

"Roger Hodgson no ve a Supertramp reuniéndose" (Diciembre 2009)

Publicado en Artículos

Paul Cashmere, de la publicación musical australiana "Undercover", habló con Roger Hodgson sobre la posibilidad de una reunión de Supertramp.



El fundador de Supertramp, Roger Hodgson, dice que no cree que vaya a haber jamás una reunión del grupo, aunque más vale “nunca decir nunca”. Hodgson actuará en Australia durante el festival Bluefest 2010 e interpretará un repertorio formado por un 75% de canciones de Supertramp.

Según nos cuenta, “Hemos estudiado esa posibilidad y hemos hablado mucho sobre ella. Yo he estado dispuesto muchas veces, aunque es difícil reinventarnos. Nunca diré nunca jamás, pero parece que Rick Davies ya se ha retirado y yo me encuentro en la flor de la vida. La reacción que estoy obteniendo por parte de los fans es ‘por favor, no os reunáis’. Pienso que gran parte de la magia y el espíritu que la gente cree que vería en una reunión de Supertramp ya la están obteniendo ahora con mis conciertos. Siento que mi reunión está siendo con mi público y funciona realmente bien”.

Hodgson dejó Supertramp después del album ‘Famous last words’, de 1982. Por entonces se comentó que el detonante había sido una gran pelea entre Hodgson y Davies. “Se han contado muchas historias sobre por qué la banda empezó a disgregarse o por qué me marché yo”, dice Hodgson. “Los problemas entre Rick y yo fueron tremendamente exagerados. En cierto modo era más fácil achacarlo todo a eso, cuando en realidad se trataba de una historia muy distinta”.

Al tomar esa decisión, Hodgson pudo contemplar de cerca el crecimiento de sus hijos. “Personalmente, el principal motivo para decidirme por ello fue que tenía una familia”, dice. “Me di cuenta de que, después de quince años literalmente comiendo y respirando Supertramp cada minuto del día, la banda se había convertido en mi bebé, en mi razón de vivir. De repente había formado una familia y comprendí que no podía hacer bien ambas cosas. Sabía que durante la siguiente fase de mi vida tenía que detenerme y aprender a ser un padre”.

Abandonar la banda que había fundado no fue nada fácil para Roger Hodgson. “Cuando dejé el grupo tuve que tomar una decisión muy difícil porque Supertramp había sido una gran parte de mi vida”, dice. “Dejó un gran hueco dentro de mí. Pero me di cuenta de que debía hacerlo, o en caso contrario me habría arrepentido profundamente de perderme el crecimiento de mis hijos y sus años de formación, tal vez incluso poniendo en riesgo mi familia o incluso mi supervivencia”.