Artículos

"La prensa ha sido muy cruel con Supertramp" (Febrero 2009)

Publicado en Artículos

Gabriel Imparato, del diario argentino "La Capital", estuvo con Roger Hodgson tras su actuación en el Teatro Gran Rex de Buenos Aires.




Todavía retumban las prolongadas ovaciones de las casi cuatro mil personas que el domingo se dejaron llevar por un show de otra galaxia sonora, velada en la que el mágico anfitrión se permitió convertir al Rex en un deslumbrante “living” con inmaculadas obras de su autoría, un regreso celebrado por sus fans a diez años de su arribo inicial.

El sábado cuando caía la tarde, Roger Hodgson aceptó realizar una entrevista en Buenos Aires, única nota que el artista concedió a un medio nacional en medio de una jornada gris que lo mantuvo sereno descansando en el NH City. En una relajada conversación con LA CAPITAL, el fundador de Supertramp habló de todo, incluso de su concierto de esta noche en el Festival de Viña del Mar, recital que arrancará pasada la medianoche.

En un prolongado sillón ocre de respaldo alto, Roger dice que “vi fotos del evento, sé que es muy prestigioso e importante, pero para mí es sólo otro show y otra audiencia, excepto que el show se televisa y llega a mucha gente. Es la segunda vez que me recuerdan ese apodo ("El Monstruo", con que se lo llama al público de Viña) no es algo que me preocupe. Algo que aprendí con el tiempo es que, cuando tocas tus temas, no tocas para el público, aún lo hagas de la mejor manera, así y todo no puedes controlar a la audiencia”.

“La idea que provoca ese mote de "monstruo" para el público, es que es una audiencia con un gran ego, ¿sabes?, tal vez la audiencia de Viña crea ser más importante que otros públicos, no lo sé, para mí son tan sólo gente. No me adaptaré a esta situación, creo que van a disfrutar del show, se trata de música, pasarla bien, amor y la vida...confío en que cantarán conmigo”, infiere sin sobresaltarse.

Recordando su visita en 1998, cuenta que "me enamoré de los argentinos, de Buenos Aires, teníamos programado un solo show y terminamos haciendo cinco, fue increíble, nos quedábamos aquí más y más tiempo, en este país hay mucha pasión, mucho fuego, me encantó la gente. Me puso feliz la circunstancia de regresar, traté de volver antes, en el ’98 dije que volvería en 2000, la espera duró una década, pero mi nueva visita otra vez no demorará tanto, lo juro”.  

Hodgson explica cosas de esa década ausente, luego de editar el CD "Open the door" y en relación a lo ocurrido confiesa que "hubo muchos cambios en mi vida, me divorcié, fue un proceso muy largo y penoso pero luego recobré mi senda de vida, mi sentido interior, fue un gran cambio para mí. Ahora mi corazón me dice que vuelva al escenario, a las giras, al hacerlo comprendo que allí puedo brindarme al máximo ahora. Al llegar y ver a la gente, compartiendo mi corazón con el de ellos, esas canciones que han significado tanto para la gente a lo largo de sus vidas y que aún lo siguen significando para la mía es fuerte”.

“Sobre un nuevo álbum, tengo listas sesenta canciones, pero no tengo tiempo porque vengo haciendo muchísimos conciertos, hay muchos pedidos de todos lados, para mí ahora es importante tocar en vivo que grabar algo nuevo”. El músico lanzó hace poco su primer DVD "Live in Montreal", Roger dice que “fue algo especial, ese lugar es especial tanto para Supertramp como para mí, siempre es un riesgo hacer un DVD, implica muchas cosas, estoy feliz por cómo resultaron las cosas, lo hizo un productor francés, resultó extraordinario cómo pudo lograr que un músico solo en escena puede resultar interesante de ver”.

No pierde su humor al recordar su show en las Cataratas del Niágara (“se me congelaban las manos y no sentía nada”), y a cada rato valora cómo se lo recibe en Argentina cuando comenta que “estoy muy conmovido, la gente tiene respeto, aprecio y amor por mi historia con Supertramp, por esas canciones y por mí. Mi gozo como hombre y como músico es hacer feliz a la gente, hacer música que obviamente viene de mi corazón y toca el corazón de la gente es lo mejor que me puede pasar”.
 
Consultado por la inusual cifra de discos que su anterior grupo vendió en el mundo, Hodgson se pone serio para decir que “siento que los medios no captan cuán grande es Supertramp y esas canciones, creo que el grupo tienen un lugar particular en el corazón de la gente en todo el mundo, una conexión fuerte con la gente, pero tal vez no con los medios, tal vez Supertramp no es una banda que sea muy interesante para escribir, no tuvimos escándalos o cosas por el estilo”.

“Nos dedicamos a la música, los temas tienen emoción, mensaje y sentimientos importantes que la gente comparte, somos una banda más del público que de los medios, en Inglaterra la prensa ha sido muy cruel con Supertramp, el público ignora esa agresión porque ama la banda, veo que Gran Bretaña se mueve mucho con modas, si volviésemos a estar de moda, tal vez a los medios podríamos gustarle, pero comprendo que la moda va y viene”. 

Admite que está en contacto con Rick Davies todo el tiempo, con quien tiene una buena relación, pero sobre aquello de volver a participar en Supertramp dice que “nunca he dicho nunca, siempre está esa posibilidad. ¿Quién sabe? Tal vez en 2010, no sé, me mantengo en contacto con él, pero no hay planes por ahora”.

En el cierre de la charla analiza la vuelta de The Police o Genesis, asegurando que “la gente está ávida de buena música, y esas bandas escribieron canciones que aún hoy son buenas. Eso es primordial, hay mucha emoción y nostalgia, en las audiencias como en las bandas, por recordar momentos que tal vez fueron mejores que los actuales, ¿no?, hay mucho dinero en juego y es atractivo, la mayoría de esas bandas pueden montar un gran show con calidad, compensando todas esas millonarias sumas que se manejan. Nosotros también recibimos ofertas así para volver, en muchas ocasiones. Supertramp es una de las pocas bandas que no se han reunido. Sólo Supertramp y Led Zeppelin no lo han hecho, pero siempre ha habido mucho interés”.