Entrevistas en exclusiva

Pete Henderson en "The Logical Web" (Enero 2019)

Publicado en Entrevistas The Logical Web

Ocho años después, Juan Lago y Abel Fuentes entrevistaron nuevamente al prestigioso productor discográfico que dejó su inconfundible huella en el sonido en los álbumes de Supertramp "Even in the quietest moments", "Breakfast in America", "Paris" y "Famous last words".

TLW: ¿Recuerdas si en las sesiones de “Even in the quietest moments” la banda trabajó sobre otras canciones, aparte de las siete incluidas en el álbum?

PETE: Sólo grabamos esas siete canciones, ninguna más.

TLW: ¿Qué canciones fueron las más difíciles de grabar y por qué?

PETE: La más difícil de sacar adelante fue “Fool’s overture”, ya que estaba formada por muchas secciones diferentes.

TLW: En la parte final de vuestra estancia en Caribou un alto cargo de A&M Records llamado Bud Scoppa visitó a la band y tú le pusiste una mezcla provisional de “Give a little bit”… Cuál fue su reacción?

PETE: Recuerdo que estaba eufórico y se puso a saltar y a bailar por toda la sala. A lo largo de los años Russel Pope se ha referido muchas veces a aquello como un momento muy importante, porque Bud Scoppa se dio cuenta de que “Give a little bit” iba a ser el ‘single’ que impulsaría a la banda hasta el siguiente nivel. Y, por supuesto, se demostró que tenía razón.

TLW: A finales de los años 70 solías jugar partidos de fútbol en Los Angeles con John Helliwell, Roger Hodgson y Dave Margereson… ¿Jugaba algún miembro más del grupo?

PETE: Dougie Thomson también. John Helliwell era el árbitro, y jugábamos perfectamente uniformados y con porterías de verdad.

TLW: ¿Con qué otros famosos jugabais?

PETE: Solían asistir Hamish Stuart (de Average White Band), Rikki Farr (representante de The Tubes), el productor discográfico Humberto Gattica y otros.

TLW: ¿Cómo se creó aquel equipo benéfico?

PETE: Empezó de una forma modesta con el objetivo de dar unas patadas al balón los domingos en Balboa Park, pero después se convirtió en algo mucho más serio, tal vez demasiado, y todas las semanas jugábamos en Coldwater Canyon... Pero nunca fueron partidos benéficos.

TLW: ¿Entonces no se trata del mismo equipo que llevaban Tony Klinger y David Courtney, en el que jugaban Rod Stewart y Marty Feldman?

PETE: Había un equipo de ‘expatriados’ en el que creo que Dougie jugó un par de veces. Cuando los partidos se trasladaron a Coldwater Canyon empezamos a jugar con algunos de los ‘expatriados’ que mencionas. Pero no recuerdo ningún tipo de carácter benéfico, tal vez fuera así cuando Dougie jugó con ellos anteriormente.

TLW: Las grabaciones del álbum “Breakfast in America” empezaron en los estudios Southcombe en Burbank, pero después el grupo se trasladó a The Village Recorder en Santa Mónica… ¿A qué se debió ese cambio?

PETE: Hicimos maquetas de las canciones del disco en cintas de 8 pistas en los estudios Southcombe, que en realidad eran un par de salas poco habilitadas dentro de las oficinas del equipo de representación de Supertramp. Fue a finales de Abril y en Mayo de 1978. Aunque se habló de seguir trabajando allí, preferimos The Village Recorder porque era un estudio profesional con un gran sonido y un buen equipo. Casi todas las grabaciones se hicieron allí, y las mezclas se llevaron a cabo en los estudios Crystal.

TLW: ¿Cuándo empezaron las grabaciones en The Village Recorder?

PETE: Las grabaciones iban a iniciarse en The Village el 1 de Junio de 1978, pero yo tuve un accidente de tráfico de camino al estudio, así que en realidad las empezamos al día siguiente. Yo, con los dos ojos completamente morados.

TLW: ¿Cómo fue el proceso de grabación?

PETE: Nos pasamos una semana montándolo todo, buscando el mejor sonido posible para la batería, probando tres pianos… Luego dedicábamos más o menos un día a trabajar sobre cada pista de acompañamiento, con toda la banda tocando a la vez. Al día siguiente volvíamos todos frescos al estudio y la grabábamos rápidamente. Esto aseguraba que todas las pistas tuvieran esa gran energía que forma la base del disco. Las canciones y las pistas de acompañamiento tenían un toque de energía que se conservó durante todo el proceso de grabación.

TLW: ¿Guardas un recuerdo especial de alguna sesión?

PETE: Tengo muchos recuerdos felices. Fue una gran época y había mucho optimismo. Todos empujábamos en la misma dirección, y además sabíamos que la selección de canciones para el disco era excelente.

TLW: ¿Qué recuerdas de Lenise Bent, que estuvo colaborando contigo?

PETE: Fue genial trabajar con Lenise. Ella conocía muy bien The Village, después de haber trabajado en el mismo estudio con Steely Dan durante las grabaciones del álbum “Aja”. Así que podía hacernos recomendaciones sobre el mejor sitio para colocar la batería, el piano, etc. Poco después participaría en el disco de Blondie “Automerican”, que tenía un gran sonido e incluía el éxito “Rapture”.

TLW: ¿Qué recuerdas del solo de piano en “Child of vision”? ¿Es verdad que la canción se grabó en una única toma?

PETE: La pista de acompañamiento con el Wurlitzer, el bajo, la batería y el piano fue grabada con los cuatro músicos tocando juntos en la sala. La toma que se escucha en el disco fue la primera que grabamos, e incluía el solo de piano de Rick Davies. Lo intentamos con un par de tomas más, pero la primera había sido la mejor. No se cambió nada de ella.

TLW: Algunos miembros del grupo no querían incluir “Lord is it mine” en el álbum porque era una canción demasiado personal de Roger, pero tú conseguiste convencerles… ¿Cómo lo hiciste?

PETE: Todavía recuerdo la primera vez que escuché “Lord is it mine”. Fue cuando Roger la tocó durante un descanso durante las sesiones de “Even in the quietest moments” que hicimos en The Record Plant, a principios de 1977. Me enamoré de la canción en aquel mismo instante, y todavía sigo enamorado de ella. Es sincera, sensible y reflexiva. Me pareció que era una de las mejores canciones que Roger había escrito jamás.

TLW: La banda quiso hacer un cambio en la segunda cara del disco para que no se alternasen las canciones de Rick y Roger, que era lo habitual, así que al final del proceso de producción se “Just another nervous wreck” y “Lord is it mine” intercambiaron su posición… ¿Cuáles fueron las razones para ello?

PETE: Fue un cambio de última hora. Escuchamos todo el disco y pensamos que funcionaría mejor si las intercambiábamos. Aquella era una época en la que el orden de las canciones dentro de un disco resultaba muy importante, era una cuestión de sensaciones. A menudo una canción en un cierto tono quedaba mejor o peor junto a otras canciones en un tono determinado.

TLW: ¿No fue una idea del grupo para evitar que la ‘conversación’ entre Rick and Roger fuese demasiado obvia con “Casual conversations” sonando justo después de “Lord is it mine”?

PETE: No recuerdo de quién fue la idea, pero mirándolo retrospectivamente creo que fue una buena decisión. La segunda cara del disco fluye muy bien.

TLW: ¿Fuiste tú quien sugirió que todos los miembros del grupo se presentaran un día en The Village Recorder con un peinado extravagante para hacer unas fotos muy extrañas?

PETE: No creo que fuese idea mía. No estoy seguro de si esas fotos se hicieron en plan de broma durante una sesión fotográfica mientras grabábamos “Breakfast in America” o para el vídeo de “My kind of lady” en “Famous last words”…

TLW: Desde luego, no son del vídeo de “My kind of lady”. Russel Pope nos contó que tú solías hacer chistes sobre los hombres de cierta edad que se peinan de tal forma que algunos pelos largos queden sobre la calva para aparentar que no están tan alopécicos, bautizando ese peinado como ‘sweeper’, y que probablemente fuiste tú quien sugirió hacer esas fotos…

PETE: Es posible que sea cierto, pero no recuerdo los detalles. Lo de ‘sweeper’ era una expresión inglesa para ese tipo de peinado, no me la inventé yo. Se hizo famosa gracias al futbolista Bobby Charlton.

TLW: Mucha gente dice que “Paris” es el disco en directo con el mejor sonido que han oído jamás… ¿Estás de acuerdo?

PETE: Para mí es difícil ser objetivo sobre ese tema…

TLW: ¿Cuál fue la clave para ese sonido tan limpio?

PETE: Grabamos unos veinte conciertos, algunos en Canadá y otros en Europa. Los conciertos de París fueron al final de la gira, y el nivel de la banda sobre el escenario era inmejorable. El grupo estaba totalmente conjuntado y las voces eran impresionantes. Además, creo que la acústica del recinto hacía que el sonido fuese mejor, al revés de lo que ocurría en otras partes. Los conciertos al aire libre en Canadá no tenían el mismo ambiente que los conciertos en sitios cerrados de Europa.

TLW: ¿Por qué elegisteis los conciertos en París y no los de otras ciudades europeas?

PETE: Cuando escuchamos todas las cintas, las de París destacaban entre las demás. Por otra parte, como habíamos grabado cuatro conciertos se trataba simplemente de seleccionar la mejor toma de cada canción. Al final casi todas las canciones elegidas fueron las del cuarto concierto, excepto algunas del tercero.

TLW: ¿Cuál fue el motivo para no incluir en el disco en directo "Goodbye stranger" y "Give a little bit", dos grandes éxitos del grupo?

PETE: No recuerdo por qué descartamos "Goodbye stranger", hoy por hoy parece bastante extraño. Respecto a “Give a little bit”, nos parecía que el sonido de la guitarra acústica no era bueno del todo.

TLW: ¿Y por qué se descartaron las otras cuatro canciones, "Another man’s woman", "Downstream", "Even in the quietest moments" y "Child of vision"?

PETE: Simplemente por las restricciones del vinilo en cuanto a capacidad. Sin embargo, las versiones de "Another man's woman" y “Even in the quietest moments” eran especialmente buenas.

TLW: ¿Consideró la banda la posibilidad de publicar un álbum triple que incluyera todo el concierto?

PETE: No, la idea de un triple álbum no se llegó a plantear.

TLW: Has dicho que cuando estábais grabando “Breakfast in America” sabíais que la selección de canciones era excelente… ¿Había una sensación muy diferente cuando comenzaron las grabaciones de “Famous last words”?

PETE: Cuando empezamos “Famous last words” había mucho optimismo. Estuvimos pensando en hacer las grabaciones en Montserrat, pero finalmente no fue así. Comenzamos en el estudio de Bill Schnee, aunque no pasamos mucho tiempo allí porque cuando el estudio de Roger estuvo preparado nos trasladamos a él y volvimos a grabar muchas de las canciones.

TLW: Después de que “Brekfast in America” no incluyese arreglos de cuerda, la banda volvió a llamar a Richard Hewson para “Famous last words”, y éste hizo algunos para “Bonnie” y “Waiting so long”… ¿Por qué no se incluyeron esas grabaciones en el álbum?

PETE: Las cuerdas también se probaron en algunas canciones de “Even in the quietest moments” que finalmente no las llevaron. Y hubo una discusión sobre añadir cuerdas y sonidos FX a “Breakfast in America”, pero decidimos no hacerlo porque todo sonaba perfecto sin ningún ‘elemento externo’. Probamos los arreglos de cuerda de Richard Hewson en “Famous last words”, pues los que había hecho para “Crime of the century” eran muy buenos. Sin embargo, algunos de ellos hacían que las canciones sonaran menos personales, así que al final sólo usamos la parte final de los arreglos que hizo para “Know who you are”.

TLW: Russel nos contó que en el caso de “Bonnie” y “Waiting so long” los arreglos de cuerda tenían el mismo efecto que en las canciones de Rick de “Crime of the century”, mejorándolas y haciendo que sonaran más grandiosas, pero sorprendentemente Rick decidió no usarlos…

PETE: Lo siento, no lo recuerdo. La mayoría de esos arreglos de cuerda no me volvían loco. Me parecía que estaban fuera de lugar.

TLW: Para “Famous last words” el grupo grabó muchas maquetas de canciones que serían publicadas años más tarde o todavía siguen siendo inéditas… ¿Fueron grabadas algunas de esas canciones también durante las sesiones del álbum?

PETE: Correcto. Grabamos todas esas canciones y en algunos casos se trataba de grandes versiones, sobre todo las de “Brother where you bound” y “Ever open door”.

TLW: ¿Qué otras canciones fueron grabadas pero no se incluyeron en el disco?

PETE: “And the light”, “Hooked on a problem”, “Free as a bird”, “Love is a thousand times”, “Still in love”, “Only because of you”, “African queen”, “Ramalah”…

TLW: En las sesiones de “Famous last words” la banda grabó una versión de “My kind of lady” en la que una cantante de color de Los Angeles cantaba los coros… ¿Por qué fue descartado este experimento posteriormente?

PETE: Sí, hicimos esa prueba y ella hizo un gran trabajo, pero aún así sonaba como si hubiéramos añadido su voz a una grabación original de Supertramp.

TLW: Después de dejar de producir a Supertramp trabajaste en el disco “Grace under pressure” de Rush… ¿Qué recuerdas de Neil Peart? ¿Es verdad que lo grababa todo en una sola toma?

PETE: Neil Peart es un batería absolutamente increíble, y era capaz de tocar a un nivel impresionante en cada toma. La banda grababa tres o cuatro tomas de cada pista de acompañamiento, y cada una de ellas era un ‘master’ en potencia. Después escuchábamos todas las tomas y elegíamos una de ellas, pero Neil podía sugerir editar un par de cosas de otra toma.

TLW: Mucha gente dice que en los años 70 y 80 la música tenía un sonido mucho mejor que ahora… ¿Estás de acuerdo? ¿Prefieres el vinilo o el formato digital?

PETE: No sé si puedo añadir algo a ese debate… Al fin y al cabo, lo que me gusta es la música en sí misma.

TLW: Eras un gran amigo de Russel, así que debes echarle mucho de menos… ¿Estuviste presente en su memorial el pasado mes de Agosto?

PETE: No pude asistir al memorial por culpa de otros compromisos, pero fui a Los Angeles en Noviembre y pasé unos ratos muy especiales recordando a Russel junto a su pareja, Susan, y su hermano, Linton. Russel fue uno de mis mejores amigos durante casi 40 años. Todos los meses hablábamos alguna vez por teléfono durante más de una hora.

TLW: Este año se cumple el 40º aniversario de “Breakfast in America”… ¿No hay planes para publicar alguna edición especial del álbum o alguna grabación de aquella gira?

PETE: Tal vez sepas que Mobile Fidelity publicó recientemente una nueva versión remasterizada de “Breakfast in America” en vinilo y CD, en la que Russel y yo estuvimos colaborando. También se habla de algún tipo de campaña de 40º aniversario por parte de Universal Records, pero para conocer los detalles tendrás que hablar con Dave Margereson.

TLW: ¿Te gusta escuchar los discos en los que trabajaste en el pasado?

PETE: No, no suelo escuchar los discos en los que he trabajado. Pero ocasionalmente tengo que hacerlo, por ejemplo cuando supervisé con Russel la nueva remasterización de “Breakafast in America” para Mobile Fidelity.


(Muchas gracias a Manuel López por proponer sus preguntas)


Pete, durante las grabaciones de "Breakfast in America" en The Village Recorder.


Fotografías de los miembros de Supertramp con el peinado a lo 'sweeper' en 1978.

Jukebox TLW

ENTREVISTA A DANI FERNANDEZ
Entrevista en la emisora madrileña Radio Tentación al bajista de The Logical Group con motivo de la primera actuación de la banda en la capital de España en Enero de 2019.