Entrevistas

Roger Hodgson y Dougie Thomson en "The Backstage Special" (Junio 1979)

Publicado en Entrevistas

Jimmy Roache, del programa de radio norteamericano "The Backstage Special", habló con Roger Hodgson y Dougie Thomson en plena gira del álbum "Breakfast in America".



JIMMY: A pesar de que muchos americanos les han conocido durante los dos últimos años, Supertramp lleva existiendo desde finales de los 60. Durante muchos de esos años, para ellos fue un verdadero problema pagar las facturas. Una persona que recuerda todos aquellos problemas es Roger Hodgson, miembro fundador de Supertramp.

ROGER: Bueno, tenemos una historia extraña. Ojalá alguien escriba un libro con ella algún día. Empezamos con un representante millonario que no tenía ni idea sobre el negocio de la música. Nosotros tampoco teníamos ni idea sobre el negocio de la música, así que puedes imaginarte lo que fue la combinación de él y nosotros. Y la compañía de discos nos vio llegar y pensó “Guau, un grupo nuevo con un millonario detrás; os contratamos”. Así que firmamos e hicimos un álbum que no era demasiado malo para un puñado de tipos que no sabíamos qué era lo que estábamos haciendo, y durante tres años estuvimos deambulando por Inglaterra y por Europa, gastándonos una fortuna en todo: autobuses con los que viajar, casas de campo en las que estar y todo tipo de locuras, hasta que el millonario se largó. Eso sucedió después del segundo álbum y después tuvimos que pagar nuestras deudas, así que fue como si tuviéramos que pagar nuestras deudas con retraso.

(Se emite ‘Breakfast in America’)

JIMMY: Mientras Roger Hodgson sigue con su historia de Supertramp, se le une Dougie Thomson, el bajista escocés del grupo.

ROGER: Creo que fue en 1972 o en 1973 cuando llegamos a tocar fondo. Hicimos una gira por Noruega. Creo que perdimos quinientos dólares... ¡No, quinientas libras!

DOUGIE: Lo cual era entonces una fortuna para nosotros. Era nuestra posibilidad de volver a casa.

ROGER: Nuestro equipo se quedó atascado en una montaña de Noruega, tuvimos que dejarlo allí. Llegamos a Inglaterra sin dinero, casi sin equipo y preguntándonos si merecía la pena seguir. El grupo llegó a separarse durante dos días, cuando dijimos: “De acuerdo, ya es suficiente, olvidémoslo. Yo me voy a la India, vosotros regresáis a Swindon o a donde sea y nos olvidamos”. Pero entonces creo que nos dimos cuenta de que teníamos algo, canciones como ‘School’, ‘Bloody well right’, ‘Dreamer’ y ‘Crime of the century’. Y sabíamos que si volvíamos a grabar un álbum se llamaría ‘Crime of the century’ y sería muy bueno (RISAS)... Fue entonces cuando Dougie, que entró en el grupo por entonces, nos trajo algo de sentido práctico y dijo “Escuchad, no podéis separaros. Aquí hay mucho todavía, tenemos que darnos otra oportunidad”. Y nuestra suerte cambió y las cosas empezaron a salir. Encontramos a nuestro actual batería, Bob, tocando en un pub local y le pedimos que se uniera a nosotros, y después a John, que era un viejo conocido de Dougie, y supimos que teníamos un grupo con el que se podía contar, que era el grupo que habíamos estado buscando durante cuatro años.

(Se emiten ‘School’ y ‘Bloody well right’)

JIMMY: Uno de los discos más interesantes de principios de los años 70 fue el segundo álbum de Supertramp, llamado ‘Indelibly stamped’.

ROGER: ‘Indelibly stamped’ fue un álbum realmente extraño. El grupo no tenía por entonces una dirección clara. Sólo tienes que ver nuestra foto en el disco para darte cuenta de la panda que éramos por entonces. No era el grupo actual, éramos Rick y yo rodeados por esos otros tres locos. Nos habíamos quedado sin representante, nuestra compañía de discos se había olvidado de que existíamos y este álbum fue una especie de último intento desesperado por agarrarnos a algo que se nos estaba escapando poco a poco. Y así el resultado fue un batiburrillo de ideas, las canciones son realmente extrañas. La portada del disco tampoco tiene nada que ver con las canciones. Las notas que aparecen son cómicas, ¡pero aún así me gusta!

JIMMY: Lo que Roger no ha mencionado es lo que pasó con la portada del álbum cuando llegó a las tiendas de discos.

ROGER: Bueno, se trata de una mujer desnuda desde el cuello hasta la cintura, cubierta de tatuajes, que son tatuajes de verdad. Ella y su marido estaban cubiertos de ellos. Tal vez no debería decir esto, pero probablemente los tenían para maquillar su aspecto, pues no eran demasiado atractivos... La encontramos en Bristol, alguien dio con ella.

DOUGIE: Es evidente…

(Se emiten ‘Travelled’ y ‘Goodbye stranger’)

JIMMY: Una pregunta que continuamente le hacen a Roger Hodgson se refiere al origen del nombre del grupo, Supertramp.

ROGER: En realidad el nombre viene de un libro llamado ‘Autobiografía de un supervagabundo’, que trata de un mendigo, o mejor dicho de un caballero inglés que rechaza su educación y se marcha a América a buscar aventuras. Si nos hubiéramos dado cuenta de los problemas que íbamos a tener con el nombre cuando viniéramos a América, probablemente nos lo habríamos pensado dos veces, pero... En Inglaterra “tramp” significa simplemente “vagabundo”. La palabra no tiene las mismas connotaciones que en América. Cuando llegamos aquí, la gente se creía que íbamos a ser una especie de New York Dolls o Kiss o algo así. Así que tuvimos que ir enseñando poco a poco a la gente lo que significa el nombre.

(Se emite ‘Poor boy’)

DOUGIE: Esa canción... Cuando soy más feliz es cuando me siento como cuando era un niño. Cuando no tengo que preocuparme por nada, cuando me divierto haciendo cosas, practicando deporte, tocando música... Tus momentos más felices y más puros son como los de los niños. Esos son los mejores ratos que pasas.

ROGER: Es curioso lo que dice Dougie. Yo he tenido una hija hace siete semanas y pienso en los niños como profesores nuestros, más que como alumnos, porque vienen al mundo y pueden recordarnos cómo volver a ser niños, más que nosotros a ellos cómo ser adultos. Depende de mí aprender de su inocencia y su receptividad hacia el mundo e intentar encontrar el niño que hay dentro de mí.

(Se emite ‘Casual conversations’)

JIMMY: Richard Davies y Roger Hodgson han compuesto todo el material de Supertramp a lo largo de los años, desde aquel oscuro primer álbum publicado en Europa hace diez años.

ROGER: Bueno, creo que la música surge directamente de la inspiración. Quiero decir, yo nunca tengo una pista de la que partir. Normalmente, puedo encontrarme en cualquier parte, si tengo una guitarra en las manos algo puede fluir. Y una canción sigue un proceso de dos o tres semanas en las que me dedico a tocarla, y las líneas y las letras surgen con la canción cada vez que la toco... No es algo consciente. Es más bien subconsciente, cuando estoy relajado. Después, ya que soy perezoso, si no termino la letra de la canción, tengo que volver a ponerme con ella un par de años más tarde, cuando decido grabarla y acabar la letra. Ese es un proceso costoso, pues aunque generalmente sé de qué trata la canción, es más difícil encontrar una letra con la que me quede satisfecho.

(Se emite ‘Words unspoken’)

ROGER: Siempre he mantenido que la música no es mía. Fluye a través de mí, pero no sale de mí. Tengo mis propias opiniones sobre de dónde sale, pero creo que ocurre lo mismo que con cualquier otro talento. Fluye a través de mí o fluye a través de otra persona, pero no sale de nadie. Y depende de mí el tipo de canalización que yo quiera darle. Puedo ser una buena persona y entonces la música será buena. Pero si me dedico a las drogas, entonces surgirá otro tipo de música. Yo lo he hecho, he estado con las drogas y por eso lo digo. Con la inspiración pasa lo mismo. Por eso digo que si me siento y me pongo a componer conscientemente, no surge nada. Es cuando menos me lo espero cuando algo brota.

(Se emite ‘Take the long way home’)

JIMMY: Uno de los mayors éxitos de Supertramp antes del último álbum fue una canción llamada ‘Give a little bit’, grabada en 1977.

ROGER: Es otra canción que pensamos que quedaría bien en ‘Even in the quietest moments’. ¿Puedes creerte que hay seis o siete guitarras de doce cuerdas en esa canción? No conseguíamos un buen sonido con ninguna de ellas, así que tuvimos que pedirlas prestadas, alquilarlas y robarlas hasta conseguir el sonido que aparece en el disco.

(Se emite ‘Give a little bit’)

JIMMY: Como habréis notado, Dougie es escocés. Hay que escuchar atentamente lo que dice para entenderle.

DOUGIE: Supetramp es una especie de animal en peligro de extinción. Hemos evolucionado desde nuestras actuaciones en teatros y demás. Así que el aspecto visual del espectáculo es muy sutil, orientado hacia lo dramático. El grupo se ha ganado el éxito gracias a que la gente escucha los discos, pero lo que da vida al grupo es tocar en directo, poder comunicarnos. La energía que consigues sacar de los demás cambia diariamente con cada situación y con cada conjunto de circunstancias. Según el día que haya tenido cada uno, así se verá afectada la actuación en directo.

ROGER: No llegamos vestidos con trajes brillantes ni vamos golpeando a la gente. Es más un efecto pictórico. Pintamos para la audiencia y también les hipnotizamos con colores. Y esto ayuda a pasar un buen rato. Ojalá pudiéramos ver el espectáculo nosotros también, ¡pero nunca lo hacemos!

(Se emite ‘Gone Hollywood’)

ROGER: ‘Lover boy’ es una canción curiosa...

DOUGIE: ‘Lover boy’ fue escrita por Rick durante una época en la que no componía mucho porque pasábamos demasiado tiempo de gira y él necesita tener el piano para componer, necesita evadirse de todo eso. El estaba atravesando un periodo poco productivo y al final de la gira mundial, creo que estábamos en Australia o en Nueva Zelanda, llegó hasta sus manos una de esas revistas donde sale gente desnuda, y había un anuncio sobre un libro que te explicaba cómo tener más vitalidad, y te garantizaba tener éxito en todas las fiestas. Todo ello en un plazo de dos semanas, y si no funcionaba te devolvían el dinero. El tema le hizo gracia a Rick y se puso a componer ‘Lover boy’.

(Se emite ‘Lover boy’)

JIMMY: Como explican Dougie Thomson y Roger Hodgson, el negocio de la música es algo más que las actuaciones en directo.

DOUGIE: Si no estás metido en este negocio, no puedes hacerte una idea de lo que es la vida de un músico. Lo menos relevante es poder tocar tu instrumento. La mayoría de la gente piensa que llegas al concierto, tocas y después ya puedes dedicarte a hacer lo que quieras. Pero no es así. Es un trabajo de veinticuatro horas al día, siete días a la semana. O, si me apuras, de veintiséis horas al día, ocho días a la semana. Requiere tu completa dedicación.

ROGER: Sí, es curioso. Para nosotros cada concierto comienza cuando nos levantamos. Si te levantas de mal humor, sabes que tienes que hacer algo para que en el concierto de por la noche puedas dar lo mejor de ti. Tienes que hacer ciertas cosas durante el día para que tengas energía en abundancia por la noche. Eso significa comer bien y a las horas adecuadas, algo muy difícil cuando estás de gira y andas entre hoteles y aeropuertos. Todo eso va en tu contra. No quiero decir que sea una vida dura, porque es una vida fantástica. Cuando pienso en otra gente que está trabajando en fábricas y tal, me siento increíblemente afortunado. Pero es duro ir de gira porque todo se pone en contra de tu salud, y la salud es muy importante para ir de gira.

(Se emite ‘Crime of the century’)

ROGER: ‘Lord is it mine’ es básicamente una búsqueda de la paz interior. Tuve muchos problemas con la letra de la canción porque es muy difícil expresar eso en palabras y comunicarte con quien la escucha. Pero es sobre todo una canción personal.

(Se emite ‘Lord is it mine’)

JIMMY: Roger Hodgson, como revelan sus letras, es uno de los compositores más sensibles de la música contemporánea. Al recordar mis tiempos en la enseñanza secundaria, encontré sus opiniones en ‘School’ extremadamente interesantes.

ROGER: Las dos canciones que escribí sobre el tema de la educación son básicamente ‘School’ y ‘The logical song’. Todos hemos pasado por ello. Yo sé que lo que me enseñaron en la escuela tiene muy poco que ver con mi forma de vivir mi vida. Intentaron apartarme de la música, intentaron llenarme la cabeza con cosas irrelevantes... No te enseñan a ser un buen ser humano, a comunicarte con la naturaleza, a comunicarte con Dios... No me contestaron a ninguna de esas preguntas importantes en la escuela, así que, ¿de qué me sirvió?

(Se emiten ‘The logical song’ y ‘Lady’)

JIMMY: Junto a su habilidad compositiva, Roger Hodgson también posee un sentimiento de responsabilidad hacia su público.
 
ROGER: Bueno, es curioso. Recibimos muchas cartas y vemos a mucha gente, ojalá pudiéramos conocer a muchos más. La mayoría están muy contentos porque cantamos sobre cosas que ellos sienten. Cuando estamos ante quince mil personas, cantamos creencias o sentimientos que todos ellos creen o sienten, y eso es lo que pasó con los Beatles. Creo que los Beatles fueron los líderes del pensamiento de toda una generación. Y creo que esa es una gran responsabilidad para nosotros. Si hay millones de personas escuchándonos, es responsabilidad nuestra no hacer canciones sobre temas superfluos, sino sobre cosas que sean importantes para el mundo de hoy en día. Porque el mundo se encuentra en una situación en la que necesita toda la ayuda que podamos darle, y nosotros podemos ayudar más que la gente de la calle, así que nos traicionaríamos a nosotros mismos si no lo hiciéramos.

(Se emite ‘Just another nervous wreck’)

ROGER: ‘Dreamer’ fue una canción que surgió en un solo día. Hice una maqueta en casa, donde mezclé todo tipo de voces y efectos, y básicamente cuando nos metimos en el estudio nos limitamos a copiarla. La letra se quedó tal como estaba, no recuerdo dónde me encontraba por entonces pero sonaba bien, así que pensamos que no quedaría mal en el álbum ‘Crime of the century’.

(Se emite ‘Dreamer’)

JIMMY: Supertramp ha sufrido varios cambios en su plantilla, pero la configuración actual no ha variado desde la época del ‘Crime of the century’.

ROGER: Un grupo es como un matrimonio entre cinco personas, y ya sabes lo difícil que es mantener un matrimonio entre dos personas... Supongo que un grupo puede separarse por muchas razones. Creo que cuando no puedes crecer ni desarrollarte más dentro de un grupo de personas, debes moverte y encontrar otras personas con las que trabajar. Sé que otros grupos se separaron porque había muchas presiones, o porque se metieron en las drogas, pero el éxito que hemos alcanzado nosotros nos da la libertad para hacer lo que queramos. Y afortunadamente todavía podemos seguir creciendo y teniendo éxito, lo cual hará que sigamos juntos.

(Se emite ‘Oh darling’)

JIMMY: El programa especial de esta noche ha sido producido por Dennis Benson y Ted Rosetti. Muchas gracias a Supertramp y a vosotros. Soy Jimmy Roache, buenas noches.