Discografía

Crime of the century (1974)

Publicado en Discografía de Supertramp

 
  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CRIME OF THE CENTURY - Publicado en Septiembre de 1974
Bob Siebenberg:
batería y percusión.
Roger Hodgson: voces, guitarra y pianos.
John Helliwell: saxofones, clarinete, voces.
Dougie Thomson: bajo.
Rick Davies: voces, teclados, armónica.


Duración:   44.08 minutos.

1.- School.
2.- Bloody Well Right.
3.- Hide in Your Shell.
4.- Asylum.
5.- Dreamer.
6.- Rudy.
7.- If Everyone was Listening.
8.- Crime of the Century.


A la tercera va la vencida. En la primavera de 1974 Ken Scott se constituyó realmente en el sexto miembro del grupo ("Ken es uno más del grupo, es difícil descibrir esta relación, al final estaba más metido en el álbum que nosotros, era un caso de dedicación total") y el producto de tan estudiado disco fue el n° 1 en Inglaterra y casi 1 año en el hit-parade norteamericano.
El disco fue preparado en Southcombe, una pequeña granja situada en Somerset, lugar en el que convivió el grupo entero durante meses acompañado de sus mujeres, hijos, gatos, perros, técnicos, amigos,... Sin duda, la coexistencia profunda durante la concepción del álbum fue un factor decisivo para que el complejo esquema sonoro de Supertramp sonase más compacto que nunca. Las relaciones de Hodgson y Davies (que nunca fueron excesivamente cordiales) se vieron favorecidas de forma extraordinaria durante el tiempo que tuvieron que compartir un espacio común las 24 horas del día.
Todo el elepé estaba trabajado al máximo. Las letras de Davies y Hodgson se superan a sí mismas para narrar la degradación de la sociedad y la soledad del individuo en ella. No sobra ninguna canción, y todas están estudiadas de principio a fin. El grupo demuestra claramente que está formado por 5 efectistas , maestros en lograr los máximos resultados con los recursos más elementales y simples. No se hizo esperar la respuesta del público.
Hay que destacar el resultado final, el increíble sonido del disco, tan impresionante que aún hoy, tantos años después de su grabación, sigue utilizándose para poner a prueba los equipos profesionales más sofisticados.