Artículos

"Roger Hodgson y la Filarmónica de Stuttgart" (Julio 2007)

Publicado en Artículos

Artículo de Armin Friedl sobre la actuación de Roger Hodgson junto a la Orquesta Filarmónica de Stuttgart, aparecido en el periódico alemán "Stuttgarter Nachrichten".

Incluso un día después de su actuación en el Pariser Platz durante el Festival de Jazz al Aire Libre, el cofundador y cantante de Supertramp Roger Hodgson sigue impresionado con la Filarmónica de Stuttgart, la orquesta que le acompañó en el concierto de la noche del lunes. “Me encantaría llevármelos de gira”, dice Hodgson. “Esta orquesta tiene mucho más ritmo que otras con las que he actuado anteriormente”.

Además, Hodgson aprecia la disciplina de los músicos, más acostumbrados a interpretar música clásica, y siente una predilección especial por Bernd Ruf, profesor de música, líder del conjunto Tango Five y director de la orquesta esa noche. “No conozco a ningún director como él”, asegura Hodgson. “¡Lo borda! Sabe conectar con los músicos y consigue obtener un gran sonido”.

Lo que en principio era una solución de urgencia para cubrir la cancelación a última hora de la actuación de la cantante de soul Natalie Cole, se ha convertido en uno de los conciertos estelares del festival de este año: el cantante de Supertramp interpretando todos sus grandes éxitos y otras canciones no tan conocidas, acompañado por la Filarmónica de Stuttgart.

El repertorio fue espectacular desde el principio: los primeros temas del concierto fueron los clásicos ‘Take the long way home’ y ‘Give a little bit’. Con ‘Lovers in the wind’, del primer disco en solitario de Hodgson, la orquesta hizo su primera gran aportación: violines, flautas y oboes dándole un gran colorido a la interpretación, y el xilofón proporcionando un acompañamiento especial.

Aparte de contar con la orquesta, Hodgson también dispuso de expertos músicos de rock, como el saxofonista Aaron MacDonald, el batería Hans Eijkenjaar y el bajista Michel Van Schie. Un gran ejemplo de la cooperación entre ambos entes musicales fue ‘Hide in your shell’, con los contrabajos apoyando el sonido del bajo eléctrico y los tambores dando mayor fuerza a la parte de percusión, logrando así una versión de la canción no sólo más dramática sino también más poética.

Otros pasajes destacados fueron ‘Only because of you’ con sus tendencias impresionistas, ‘School’ con su compleja parte rítmica o ‘Fool’s overture’, punto culminante del concierto. Y una vez más pudieron experimentarse sensaciones de virtuosismo gracias a la gran interpretación al clarinete de ‘Breakfast in America’ o la ejecución de ‘Dreamer’, durante la cual Ruf se volvió loco bailando mientras ejercía sus funciones de director de orquesta.

Hodgson se fue alternando entre las guitarras, el piano acústico y el piano eléctrico, interpretando en cada uno de esos instrumentos sus conocidos e inolvidables acordes y cantando todas las letras a la vez que cerraba numerosas veces los ojos mientras entraba en una especie de éxtasis.

“Para mí es muy complicado poder concentrarme en cantar cuando estoy rodeado de ese sonido orquestal tan impresionante”, afirma Hodgson. Y es fácil creérselo: tal vez un festival al aire libre no sea el mejor lugar para interpretar este tipo de música, pero el trabajo y el afán de perfeccionismo que hay detrás de este proyecto están fuera de toda duda.

La época de los discos conceptuales que marcaron el éxito de Supertramp parece haber pasado a mejor vida. Actualmente Hodgson se preocupa de intentar conseguir que su público participe en los conciertos y disfrute de los mismos tanto como él. “Las cosas van muy deprisa hoy en día, y queda muy poca gente que dedique cuarenta minutos de su tiempo a escuchar un álbum conceptual desde el principio hasta el final”, dice Hodgson. “Es una pena, pero yo no puedo cambiar eso”.

Entre los asistentes al concierto de Stuttgart, repleto de gente con la sonrisa pintada en su cara, se hizo evidente que las canciones de Hodgson evocaron muchos recuerdos, y nadie quería que ni él ni la orquesta abandonasen el escenario. Los músicos demostraron que les encantaría tocar de nuevo con Hodgson, y este admite estar dispuesto a repetir la experiencia: “Regresaré a Stuttgart si vuelven a invitarme. Este festival es un gran escaparate para mi música”.