Desde THE LOGICAL WEB queremos enviarle a RICK DAVIES, en nombre de esta gran comunidad de seguidores de Supertramp, toda nuestra energía positiva a la vez que le deseamos una pronta recuperación. Noticia en el foro

Arrow up
Arrow down
Imprimir

Jay Messina en "The Logical Web" (Diciembre 2012)

Publicado en Entrevistas The Logical Web

Última actualización en Viernes, 21 Diciembre 2012 10:35

Juan Lago y Abel Fuentes entrevistaron en exclusiva para THE LOGICAL WEB al prestigioso ingeniero de sonido y productor Jay Messina, el cual trabajó con Supertramp en el sonido de los discos "Some things never change", "It was the best of times" y "Slow motion".





TLW: ¿Cuándo y dónde naciste?

JAY: Nací en Nueva York, en 1942.

TLW: ¿Cómo fueron tus comienzos en el mundo de la música?

JAY: Mi padre, que había tocado el bajo acústico en un trío, me compró un juego de campanas de orquesta cuando yo tenía 8 años, y esa fue mi primera toma de contacto con el negocio de la música. A partir de los 9 años empecé a dar clases de marimba y vibráfono. A lo largo de toda mi época de estudiante toqué en varias bandas, y también durante varios años después de dejar los estudios. Tras abandonar el instituto estuve en una escuela técnica, pero no estudié nada relacionado con la ingeniería de sonido.

TLW: ¿Cómo empezaste a trabajar como ingeniero de grabaciones en los años 60?

JAY: Una noche salí por ahí con un amigo mío llamado David Lucas. El era ingeniero, pero quería dedicar más tiempo a componer música, así que me ofreció un trabajo como ingeniero. Sólo podía pagarme 25 dólares a la semana, que era el equivalente a los gastos de comida, pero me dijo que me lo iba a pasar muy bien. Yo no tenía muy claro a qué se dedicaba un ingeniero, pero confié en mi instinto y acepté. Y así fue como empecé mi carrera de ingeniero en el estudio de Don Elliot.

TLW: ¿Quién era Don Elliot?

JAY: Don era un músico, cantante y compositor con muchísimo talento. En apenas un mes, hice mi primera sesión con Ravi Shankar. Aquella sesión fue subvencionada por el doctor Timothy Leary, y fue un inicio glamoroso y excitante de mi carrera como ingeniero.

TLW: ¿Qué equipo utilizabas en aquel estudio?

JAY: Don tenía una grabadora de 8 pistas, para cintas de una pulgada, que había encargado a Les Paul. Era una de las poquísimas que había en el mundo, durante un período en el que las grabaciones de 2, 3 y 4 pistas eran consideradas multi-pistas. Muy pronto me convertí en el único operador del estudio de Don. A lo largo del siguiente año y medio aprendí lo suficiente para conseguir un trabajo como ingeniero de masterización en los legendarios estudios A&R.

TLW: ¿Qué recuerdas de tu trabajo en A&R?

JAY: Phil Ramone, uno de los propietarios de A&R, tenía la gentileza de permitir a los empleados utilizar las instalaciones cuando no estaban siendo usadas. Rápidamente me aproveché de esa ventaja, y empecé a pasar la mayor parte de mi tiempo libre en el estudio. Tuve la suerte de hacerme amigo de algunos de los músicos con más talento de Nueva York.

TLW: ¿Puedes darnos algunos nombres?

JAY: Mike Mainieri, The Brecker Brothers, Steve Gadd y Tony Levin, por mencionar algunos. Les invité a que me visitaran en el estudio para grabar cualquier música que hubieran compuesto, y así todos salíamos beneficiados. Los músicos grababan su música y yo adquiría una experiencia de un valor incalculable. Poco después de aquello, empecé a recibir peticiones para grabar con algunas de las bandas más importantes de la música popular.

TLW: Después estuviste trabajando en los estudios Record Plant de Nueva York, entre 1971 y 1987… ¿Nunca trabajaste en los estudios que tenían en Los Angeles, donde Supertramp mezcló “Even in the quietest moments”?

JAY: He trabajado alguna vez en los estudios Record Plant de Los Angeles, pero pasaba la mayor parte del tiempo en los de la ciudad de Nueva York. Jamás coincidí con la banda en Record Plant.

TLW: ¿Has trabajado alguna vez con otros productores clásicos de Supertramp como Ken Scott, Pete Henderson o David Kershenbaum?

JAY: No, no he trabajado con ninguno de esos productores que mencionas, pero sí he trabajado con otros muchos clásicos como Bob Ezrin, Phil Ramone, Jack Douglas, etc. Siempre me lo pasaba muy bien trabajando con Jack Douglas. Nos hicimos amigos durante mis primeros años en Record Plant, y hemos hecho muchas grabaciones juntos.

TLW: En 1996 empezaste a trabajar con Supertramp, como ingeniero del álbum “Some things never change”, producido precisamente por Jack Douglas… ¿Cómo te viste envuelto en aquel proyecto?

JAY: Jack estaba entusiasmado por trabajar con la banda y me preguntó si estaría interesado en participar en las grabaciones. Inmediatamente le dije que sí, pues yo era un gran fan del grupo.

TLW: ¿Conocías a Rick Davies o a algún miembro del grupo antes de aquello?

JAY: No, no conocía personalmente a ningún miembro del grupo hasta que nos encontramos en el estudio en 1996.

TLW: Entre 1997 y 2002 remasterizaste para CD casi todos los discos de Supertramp… ¿Cuáles fueron las principales dificultades que te encontraste haciendo aquel trabajo?

JAY: Remasterizar todas esas grandes canciones que habían grabado fue un proyecto realmente divertido. Era bastante raro disponer de las cintas maestras originales con las mezclas en 2 pistas, y en la mayoría de los casos Greg Calbi, de Sterling Sound, y yo teníamos que trabajar con copias de las cintas ecualizadas procedentes de las sesiones de masterización originales. Y no siempre resultaba fácil encontrar una copia de seguridad de 2 pistas suficientemente decente.

TLW: En 1998 trabajaste en la ingeniería y las mezclas del álbum en directo “It was the best of times”, junto a Rick Davies y Mark Hart… ¿Qué recuerdas de aquellas sesiones?

JAY: El álbum se grabó en el Royal Albert Hall de Londres. Había sido grabado digitalmente en formato Sony de 48 pistas con cintas de media pulgada. La grabación era muy buena y apenas tuvimos que hacer retoques. Hicimos la mayor parte del trabajo en el estudio que Rick tiene en Encino, California.

TLW: ¿Estuviste presente en el Albert Hall durante las grabaciones o solo trabajaste en el estudio?

JAY: No, no estuve en el Albert Hall cuando lo grabaron. Pero hice algunos pequeños retoques y mezclé el álbum.

TLW: ¿Hubo muchas diferencias entre trabajar en el disco en directo y trabajar en el anterior disco de estudio que habías grabado con Supertramp?

JAY: Ya que se trataba de una actuación en directo, interpretaron casi todos sus grandes éxitos, así que para mí fue todo un lujo mezclar ese disco.

TLW: En 2001 te encargaste de la ingeniería y la producción del último álbum de Supertramp hasta la fecha, “Slow motion”, y aquella fue la primera vez que la banda utilizó Pro-Tools… ¿Fue muy difícil para Rick Davies trabajar con esa tecnología?

JAY: Rick no estaba acostumbrado a trabajar con Pro-Tools, pero confió en mi criterio. El no estuvo activamente implicado en el lado técnico del proyecto, pero siempre ha tenido un buen oído musical y sabía qué era lo que quería escuchar.

TLW: ¿Cuándo empezaste a utilizar Pro-Tools?

JAY: Empecé a trabajar con Pro-Tools poco después de que estuviera disponible para el público en los años 90.

TLW: ¿Qué opinión te merece?

JAY: Tiene sus pros y sus contras, pero a nivel global me gusta la herramienta.

TLW: ¿Recuerdas una canción instrumental llamada “Flight 29” (“Vuelo 29”) que fue descartada del álbum a finales de 2001 después de los atentados del 11 de Septiembre? ¿Qué puedes contarnos sobre ella?

JAY: Sí, recuerdo que una canción se llamaba “Flight 29”, pero no recuerdo nada más sobre ella, ya que se decidió que no sería incluida en el disco. No recuerdo haber trabajado en esa canción.

TLW: ¿Dónde grabasteis las pistas básicas para los dos álbumes de estudio, “Some things never change” y “Slow motion”?

JAY: Las pistas básicas de “Some things never change” se grabaron en los estudios Ocean Way, y las de “Slow motion” en los estudios Sonora. Ambos están en Los Angeles.

TLW: ¿Qué principales diferencias te encontraste trabajando en cada estudio?

JAY: En Ocean Way había una gran sala de grabación para toda la banda, instrumentos de viento incluidos. Grabamos con dos máquinas ATR de 16 pistas, y después transferimos las cintas de dos pulgadas a formato digital Sony de media pulgada, para poder trabajar en el estudio que Rick tenía en Encino, California. El estudio de Sonora era más pequeño, estando sólo la batería en la sala principal y con la percusión en una cabina aislada. El resto de la banda, a excepción de los instrumentos de viento, estaba conmigo en la sala de control. Grabamos los vientos e hicimos la mayoría de las mezclas en el estudio que tiene Rick en su casa de Long Island, en Nueva York. Las sesiones en los estudios Sonora fueron todas con Pro-Tools.

TLW: ¿Cuánto solían durar las sesiones de grabación para cada álbum?

JAY: Si no recuerdo mal, empleábamos unas 10 horas al día en Ocean Way, y unas 8 en Sonora.

TLW: ¿Usaba la banda maquetas de las canciones antes de grabarlas?

JAY: Sí, la banda llegó muy bien preparada al estudio, con maquetas previamente grabadas para ambos discos.

TLW: Según los créditos de “Some things never change”, la canción “And the light” fue producida por Fred Mandel (no por Jack Douglas) y el batería fue Tom Walsh (no Bob Siebenberg)… ¿Sabes por qué?

JAY: “And the light” ya había sido grabada antes de que empezásemos las grabaciones en Ocean Way. A Rick le gustaba mucho cómo había quedado esa grabación y decidió utilizarla para el álbum.

TLW: “Some things never change” dura unos 70 minutos e incluye 12 canciones, mientras que “Slow motion” es un álbum más ‘clásico’ (50 minutos y 9 canciones)… ¿Sabes por qué el primero de ellos fue tan largo?

JAY: No conozco ninguna razón para la duración de cada disco. Supongo que pudo haber distintas razones.

TLW: ¿Recuerdas si hubo alguna canción, en cualquiera de los discos, que fue grabada y después descartada?

JAY: No recuerdo los nombres de ninguna de las canciones que fueron descartadas, si es que hubo alguna.

TLW: Además de con Supertramp, a lo largo de tu carrera has trabajado con Aerosmith, John Lennon, Kiss, Miles Davis, Lou Reed, Patti Smith, Rolling Stones y muchos otros artistas… ¿De cuál de todos esos proyectos guardas mejores recuerdos y por qué?

JAY: Tengo recuerdos muy bonitos trabajando con toda esa gente que mencionas. Para mí, lo más emotivo siempre ha sido constatar que había un respeto mutuo entre todos esos increíbles músicos con tanto talento y yo mismo.

TLW: ¿Nunca te sentiste un poco asustado al trabajar con algunos de ellos?

JAY: No diría asustado, pero sí que me encontré nervioso y agitado al saber que iba a trabajar con John Lennon y Yoko Ono. Y eso que no tuve mucho tiempo para ponerme nervioso, ya que no sabía que me iba a encargar de esa sesión hasta una hora antes de que ellos llegaran al estudio. Fue un trabajo muy divertido.

TLW: ¿Has colaborado con otras compañías de grabación después de dejar Record Plant o sólo has trabajado como productor e ingeniero independiente desde entonces?

JAY: Siempre he trabajado como ingeniero y productor independiente desde que dejé Record Plant en 1987. Abrí mi propio estudio privado, West End Sound, en 2005, donde mezclo y masterizo proyectos.

TLW: ¿Cómo funciona tu estudio?
 
JAY: Parte del trabajo que hago en mi estudio es mezclar proyectos internacionales. La gente me envía sus ficheros en un DVD o a través de mi servidor de FTP. En los últimos dos años he visitado China y Grecia, ya que algunos artistas con los que he trabajado son de esos países.

TLW: ¿Con qué artistas has trabajado en West End Sound?

JAY: El ultimo CD de John Lennon y Yoko Ono, “Double Fantasy - Stripped Down”, fue pre-mezclado en West End Sound. También mezclé en mi estudio el último disco de Steve Gadd, “Live at Voce”.

TLW: ¿Sigues en contacto con algunos miembros de Supertramp?

JAY: Sí, todavía sigo en contacto con la mayoría de miembros de la banda de forma más o menos habitual. A lo largo de los años he hecho una gran amistad con Rick Davies y Mark Hart.

TLW: ¿Has participado en la edición ‘deluxe’ de “Crime of the century”?

JAY: No, no he participado en esa edición ‘deluxe’.

TLW: ¿Sabes si hay alguna posibilidad de que la banda grabe un nuevo disco de estudio contigo?

JAY: No, no conozco ningún plan para grabar otro disco.




Jay Messina y Rick Davies, durante las grabaciones del álbum "Slow motion" en 2001.