Más cosas

Rick Davies y los músicos de la gira "World Migration"

Publicado en Más cosas

En una nota de prensa distribuida poco antes del comienzo de la gira de 1988 de Supertramp, Rick Davies da unas pinceladas sobre cada uno de los miembros de la banda participantes en la misma.

JOHN HELLIWELL (saxofón)

John es de una especie rara. Es nuestro maestro de ceremonias, es el más indicado para ello porque es así de verdad, no es nada pretencioso. Y no tiene miedo a hacer el ridículo.

Tiene un doble papel en el grupo. Aparte de tocar el saxo con ese estilo lírico tan inconfundible, también nos aporta estabilidad emocional. Sea cual sea la situación, John siempre puede ver el lado cómico. No es algo que haga deliberadamente para mantener la moral alta, sino que inconscientemente elimina parte de las presiones dentro del grupo.

Cuando John y yo éramos adolescentes, comprábamos los mismos discos. Todavía en la actualidad tenemos gustos musicales parecidos. John parece tener una empatía natural con mis canciones, melódicamente pensamos igual. Y en el estudio, responde en el momento preciso. Cuando llega ese momento, conseguimos el solo de saxo de John a la primera toma, de forma impecable.

John también es una especie de cronista cómico. Recientemente ha terminado un trabajo fotográfico sobre "las vistas desde la habitación del hotel" que hizo durante nuestra última gira. Era muy sistemático, siempre se colocaba a la distancia adecuada de la ventana para obtener en la foto tanto el panorama como el marco de la ventana.

Durante las giras, puntúa los desayunos. Cada mañana evalúa algún restaurante en función del servicio, la comida, la limpieza y el ambiente. Una vez desayunó tan bien que le dijo al camarero que volvería. En otra ocasión le puso un cero a un restaurante porque nadie le sirvió.

A John le encanta la comida, sobre todo la italiana. Pero su amor sobre lo italiano no se queda ahí; también le gustan de Italia los coches, la ropa, las motos... En esencia, el gusto y el diseño de Italia.

John tiene una casa en Topanga Canyon, un suburbio de Los Angeles, donde todos los días monta en bicicleta. Cuando no está de gira ni grabando con Supertramp, toca el clarinete en la Orquesta Sinfónica de Topanga. También se compró una pequeña casa de piedra en Yorkshire, Inglaterra, donde creció. Aquella casa de la colina que siempre le habría gustado tener cuando era niño.

Colecciona discos, le gusta viajar y le encanta el jazz. Su película favorita es "Con faldas y a lo loco". Durante la gira tocará el saxo y los teclados y hará algunos coros.

La primera vez que le vi fue en los Estudios Manfred Mann de Londres. Me quedé admirado y quise hablar con él. En nuestro primer encuentro nos contó un chiste muy malo sobre el irlandés al que le regalan unos esquís acuáticos y lo primero que hace es buscar un lago que tenga pendiente. Nadie se rió y él reconoció que le gustaban los chistes malos. Supe que era el tipo que buscábamos.

La mayor ambición de John es diseñar la silla perfecta.


DOUGIE THOMSON (bajo)

Dougie es nuestra fuente de energía, el que tiene a todo el mundo motivado. Se ocupa de gran parte de los asuntos económicos y mantiene la moral de todos alta. Es un hombre de equipo.

Musicalmente es nuestro estabilizador, el bajo es el instrumento en el que nos apoyamos. Dougie es el nexo de unión entre el viejo y el nuevo Supertramp. Cuando le conocimos estaba en una banda británica llamada Alan Bown Set, junto a John Helliwell. Pero Dougie decidió probar con nosotros y el primer disco en el que tocó fue "Crime of the century".

Dougie es escocés, tiene un gran sentido del humor y con los años ha resultado ser todo un personaje. Le gusta la gente y siempre conoce a alguien en todas las ciudades donde tocamos.

Le encanta la comida francesa y con el tiempo ha desarrollado sus gustos culinarios; ahora prueba los platos exóticos de todas las partes del mundo. Incluso aprendió por su cuenta a hablar algo de francés, probablemente para poder pedir con propiedad cada plato. Le apodamos "el gourmet de Glasgow".

También es un navegante de primera clase. Ha ganado muchas medallas en regatas y estuvo a punto de formar parte del equipo inglés en la Copa América. Vive en su yate en Marina Del Rey, pero también se encuentra a gusto sobre el suelo en su casa del Caribe. Predigo que algún día Dougie será el director de un club de vela en el Caribe donde sólo se sirva buena comida francesa.


BOB SIEBENBERG (batería)

Bob es la parte sólida de Supertramp. Es metódico y serio con su música y todos dependemos de él por la estabilidad que aporta al grupo y a la música.

Si hay algún problema, Bob se mete de lleno. Insiste en saber exactamente qué se espera de él. Relaja las tensiones y es muy preciso. Y todos nos beneficiamos con ello, es el muro del que cuelga todo lo demás.

La primera vez que vi a Bob fue en Londres. Estaba tocando en un pub y me quedé impresionado con su sonido. Fue justo después de que disolviéramos el grupo que había grabado "Indelibly stamped". No elegimos a Bob porque fuera americano, sino porque nos gustaba su estilo y porque por entonces los baterías británicos solían ser un poco estirados. Bob, igual que John y Dougie, tocó con nosotros por primera vez en "Crime of the century".

Bob no contó ningún chiste durante nuestro primer encuentro, pero nos relató una historia graciosa. Al parecer, cuando llegó a Londres desde Los Angeles, contestó un anuncio en el Melody Maker que decía que buscaban un "percusionista de L.A.".Pensó que era perfecto porque él era percusionista y era de Los Angeles, pero resultó que el trabajo era en un cabaret donde necesitaban un percusionista de Latino América.

Bob tiene un rancho en el Norte de California, en las colinas que hay cerca del Parque Nacional de Yosemite. Cuando entró en Supertramp había dejado Los Angeles para encontrar algo diferente en Londres, y después todos nos marchamos a Los Angeles y arrastramos a Bob de vuelta con nosotros. Pero ahora se ha ido a vivir al norte y le gusta su rancho. Tiene vacas, caballos, un estudio, y está aprendiendo a montar y domar caballos.

A Bob le gustan las historias de aventuras y las novelas largas. Le encanta Alemania por su precisión y su pasado. Sus músicos favoritos de todos los tiempos son Procol Harum, The Band, Joe Cocker y Robbie Robertson. Su película preferida es "La cosa".

Además de sus actividades de cría recién descubiertas, Bob es un ávido jugador de golf y de tenis. Después de un vuelo largo, normalmente se relaja jugando al tenis durante un par de horas. También es un excelente jugador de dardos. Yo le enseñé a jugar y ahora siempre me gana.

Después de muchos años viendo tocar a su padre, el hijo de Bob se ha convertido en un batería increíble. A veces, se cuela en los ensayos y se pone a tocar, y todos creemos que se trata de Bob. Predigo que este chico será uno de los mejores baterías en el futuro, lo cual llenaría de orgullo a su padre.


RICK DAVIES (voz y teclados)

Originalmente me acerqué a la música para salir de la rutina. Fui a la escuela de arte durante bastante tiempo, pero evidentemente aquello no era lo mío. Siempre me había gustado la música y cuando era pequeño me aficioné a la batería. Estuve dando clases durante 4 años y aprendí mucho sobre ella.

El piano era algo secundario. A la gente le gustaba mi forma de tocarlo y yo no sabía por qué, pero seguí adelante con él. Después empecé también a cantar.

Mi primer grupo se llamaba Rick's Blues, y tuve que subvencionarlo trabajando en una fábrica. El día después de dejar mi trabajo en la fábrica, Keith Bailey, de The Lonely Ones, me invitó a tocar el teclado con ellos. Estuvimos de gira durante 4 ó 5 años, sobre todo en Europa. The Lonely Ones se convirtió en The Joint, y tocábamos muchas versiones de canciones antiguas. Aquellos años probablemente contribuyeron más a formar mi personalidad que a desarrollarme musicalmente, pero yo estaba interesado en sobrevivir.

Después apareció el disco "Sgt. Pepper" y eso lo cambió todo, porque entonces ya cada uno quería componer sus propias canciones. Di con un compositor llamado David Llewellyn y estuvimos haciendo música para películas. Dave componía la música y yo la interpretaba.

Casi al final de mi carrera con The Joint, empecé a escribir canciones. Teníamos muchas esperanzas puestas en The Joint, pero el grupo se disolvió tras varios conciertos desastrosos en Londres. Entonces formé Supertramp.

Yo veo mi papel en Supertramp hoy en día como el de defender la fortaleza. Desde la marcha de Roger Hodgson, he tenido que ocuparme de más tareas vocales y compositivas, es todo un reto. Todo el mundo aporta algo al grupo. Debido a mi pasado como batería, puedo intercalar piezas de percusión en la música. Mis bases musicales son el tiempo y el ritmo, y afortunadamente eso ha contribuido al sonido único de Supertramp. Y debido a mis estudios de arte, he podido proporcionar ideas a directores artísticos para algunas portadas de discos bastante decentes.

Hoy en día soy consciente de que intento avanzar, hacerme más experto. Por suerte tengo mi propio estudio, lo que me da la oportunidad de tocar todos los días. Las armonías, las letras y las melodías son para mí algo que estudiar durante toda la vida.

Mi ambición es intentar seguir creciendo como músico. Y no es verdad que quiera crear mi propia compañía de discos. He estado en un grupo y sé qué es lo que puede funcionar mal. Valoro el poder del grupo y el poder de la contribución. Seguiré componiendo y tocando.

Vivir en Los Angeles me permite jugar al tenis y montar en bicicleta casi todos los días. Me gusta mantenerme en forma y los paseos solitarios en bici me sientan bien. De vez en cuando necesito esos momentos de soledad.

Y finalmente, antes de que pase mucho tiempo, me gustaría volver a hacer mis pinitos en la pintura.


MARK HART (voz, guitarra y teclados)

Mark tocó con nosotros en la gira del "Brother where you bound" e hizo una contribución que fue tremenda, y por entonces, crucial. También ha tocado en el álbum "Free as a bird", y en una canción comparte los créditos de composición conmigo.

Durante los últimos 2 años, Mark se ha convertido en parte integral del grupo en las giras, encargándose de muchas de las partes vocales de Roger. También ha resultado ser muy valioso a la hora de conseguir muchos de los sonidos con los sintetizadores.

Mark es de Kansas City y le descubrimos en una audición que hicimos para la gira del "Brother". Tuvimos mucha suerte.


MARTY WALSH (guitarra)

Marty ya lleva 4 años trabajando con Supertramp, es casi un miembro permanente del grupo. Es un músico de sesiones muy conocido, preciso y rítmico. Tiene millones de efectos que puede aportar y para el grupo es muy valioso.

Ha tocado en el álbum "Free as a bird", y dio con la parte de la guitarra de 12 cuerdas que aparece en la canción que da título al disco. La canción ya estaba terminada y nos gustaba, pero no dábamos con la presentación correcta. Marty se metió en el estudio, cogió su guitarra, la grabamos en una pista y todo encajó.

Marty es de Los Angeles y dobla a Mark Hart en algunos coros.


BRAD COLE (saxo y teclados)

Brad llegó durante la gira del "Brother", en una situación de emergencia. Estábamos en medio de la gira y uno de los miembros se marchó. Nos quedamos tirados. Alguien dijo "yo conozco a un tipo que es capaz de tocar cualquier cosa bastante bien aunque sólo la haya oído una vez". Le llamamos, vino y era verdad.

Toca los teclados de maravilla, es un buen programador de sintetizadores y también toca el gran órgano.

Brad vive en Los Angeles.


STEVE REID (percusión)

Steve tiene montones de sonidos de percusión. Es capaz de conseguir cualquier sonido que se pueda imaginar, y por tanto es uno de los percusionistas más ocupados en el negocio de la música.

Ha tocado con nosotros en el álbum "Free as a bird", aportando su sonido al disco, y eso es también un valor añadido para la gira.

Es ingenioso, creativo y usa gran variedad de sonidos programados. Vive en Los Angeles y cuando no está grabando en el estudio, lo cual es bastante raro, toca en un grupo de jazz.