Entrevistas

Rick Davies en "Morgenmagazin" (Agosto 2010)

Publicado en Entrevistas

Marcel Anders, de la revista alemana "Morgenmagazin", entrevistó al líder de Supertramp sólo un par de semanas antes del comienzo de la gira "70-10"...




El cantante y teclista Rick Davies nació el 22 de Julio de 1944 en la localidad inglesa de Swindon y actualmente vive como ciudadano americano en Long Island. Davies es la voz más áspera de Supertramp, grupo que creó en 1969 junto a Roger Hodgson.

Su primer álbum apareció en 1970, pero el éxito les llegó cuatro años más tarde con “Crime of the century”, que incluía temas tan famosos como “Dreamer” y “Bloody well right”. Hasta la marcha de Hodgson en 1983, Supertramp se convirtió en una de las bandas más reconocidas del planeta. Luego el público perdió interés en el grupo y éste desapareció en 1988. En 1997 Davies reunió nuevamente a la banda, y su último disco de estudio fue publicado en 2002.


PREGUNTA: ¿Qué se siente al volver a salir de gira a la edad de 66 años?

RICK: Bueno, debo admitir que es algo que me da un poco de miedo, pero lógicamente también es a la vez muy tentador. No tengo ni idea de cómo resultará la gira, pero todos los miembros de la banda hemos estado ensayando duro para ofrecer lo que se espera de nosotros.

PREGUNTA: ¿Por qué el nombre de “All the hits and more” para la gira?

RICK: Nuestra intención es recordar toda la historia de la banda sobre el escenario, lo que significa que interpretaremos muchos de nuestros éxitos y utilizaremos una producción en directo similar a la de siempre, con muchas películas y una gran iluminación.

PREGUNTA: ¿Quiénes forman parte de la banda en el año 2010?

RICK: Naturalmente, todavía tenemos con nosotros a John Helliwell, nuestro saxofonista, y también al batería Bob Siebenberg y a su hijo Jesse, que es una especie de historiador de la banda. Conoce cada nota que Supertramp ha publicado en algún disco o ha interpretado en algún concierto, lo cual es increíble. Y también tenemos a la trompeta y la tuba a Lee Thornburg, quien además canta. Y a su mujer, Cassie Miller, que es una vocalista maravillosa.

PREGUNTA: ¿Hay alguna nueva incorporación?

RICK: Sí, por ejemplo Gabe Dixon, que procede de Nashville y es un músico impresionante. Canta, toca los teclados y es una gran adición al grupo. Y también están Carl Verheyen, que ha hecho muchas giras por Alemania con su propia banda, y Cliff Hugo al bajo. Lo único que puedo decir es que hemos reunido un grupo estupendo.

PREGUNTA: ¿Y por qué tu antiguo socio Roger Hodgson no forma parte de esta reunión?

RICK: Creo que hace ya 27 años que Roger dejó la banda, y entonces nadie comprendió por qué lo hacía. El quería ir por libre y tocar con otros músicos, y aunque intentamos persuadirle no lo conseguimos. Independientemente de eso, la idea original de esta gira era que volviésemos a reunirnos todos de nuevo. Tal vez esta sea la última vez que podamos hacerlo, aunque eso nunca se sabe. Hemos hablado mucho sobre el tema y hemos estado negociando durante quince meses, hasta que tomamos la decisión de anunciar la gira porque las conversaciones se quedaron en un punto muerto. Desafortunadamente, y por razones que desconocemos, al final Roger decidió no participar en la gira.

PREGUNTA: El dice en todas sus entrevistas que la historia es muy distinta, y que simplemente el grupo decidió prescindir de él…

RICK: ¿Qué más puedo decir? Yo sólo puedo dar mi punto de vista sobre este asunto.

PREGUNTA: ¿Es cierto que existe un acuerdo según el cual Supertramp no puede interpretar las canciones que compuso Roger Hodgson? Y si es así, ¿por qué no lo respetas?

RICK: Para hablar sobre eso tendríamos que remontarnos a 1983. La única realidad es que existen 600 páginas de documentos contractuales que determinan lo que podemos hacer y lo que no. Por lo que a mí respecta, yo cumplo con mi parte de ese acuerdo e interpreto canciones de Supertramp. Eso tiene que ver con todo lo que publicamos juntos e interpretamos juntos sobre un escenario. Para mí, eso también es música de Supertramp.

PREGUNTA: Así pues, ¿no tienes miedo a una posible demanda judicial?

RICK: No, en absoluto.

PREGUNTA: ¿Hasta qué punto de la historia de Supertramp retrocederá esta gira de aniversario?

RICK: Hasta “Crime of the century”, que fue la primera ocasión en la que se pudo apreciar el potencial de esta banda. A partir de entonces el grupo empezó a crecer, así que también interpretaremos muchas canciones de los discos posteriores, no sólo las más famosas sino también algunas de nuestras favoritas.

PREGUNTA: ¿Por qué en esta gira hay más conciertos en Alemania que en ningún otro país? ¿Es el alemán vuestro gran mercado?

RICK: Sí, nuestra anterior gira funcionó muy bien en Alemania. Tradicionalmente nuestros mercados más importantes han sido el francés y el español, pero por alguna razón en nuestra última gira las cosas cambiaron a favor del alemán. Y debo admitir que en Alemania me encuentro muy a gusto, tal vez por la puntualidad germana. Es muy agradable actuar en Alemania porque las cosas siempre van sobre ruedas y el público es muy entusiasta.

PREGUNTA: ¿Qué recuerdos guardas de Alemania? ¿Cuáles son los mejores momentos que has vivido en este país?

RICK: No puedo olvidar aquellos días en los que tocábamos en un pequeño local de Munich, el Club PN. Aquellos eran los inicios de nuestra carrera, así que para nosotros fue una especie de Club Star.

PREGUNTA: Supertramp publicó su último disco en 2002… ¿Por qué no has intentado grabar algo en solitario desde entonces?

RICK: Buena pregunta… Tal vez porque no se me ha ocurrido hacerlo. A mí me encanta el “blues”, y creo que en algún momento grabaré algo en ese estilo. Tengo muchas ideas sobre las que he trabajado, pero la mayoría de ellas han acabado en la papelera.

PREGUNTA: ¿Qué has hecho durante los últimos ocho años, en los que se supone que estabas retirado?

RICK: He ensayado mucho, posiblemente incluso más que antes. Todavía sigo enamorado de la música, y de vez en cuando doy algún concierto de “blues” con un grupo de músicos locales, simplemente para divertirme. Pero jamás he dejado de perseguir mi objetivo de seguir aprendiendo y desarrollarme como músico.