Entrevistas

John Helliwell en "Playboy" (Mayo 1985)

Publicado en Entrevistas

Entrevista realizada por Jordi Tardá al saxofonista de Supertramp para la revista "Playboy", poco después de la publicación del álbum "Brother where you bound".

Supertramp o el grupo británico más exitoso de los últimos tiempos, para algunos los auténticos sucesores de los Beatles, no han vuelto porque no se fueron pero sí han llegado. Tras la huída de su co-líder Roger Hodgson, para emprender su carrera en solitario, su legión de fans temieron por su continuidad.

Con la presentación de su nuevo disco, “Brother where you bound”, y el inminente inicio de otra gira mundial, han recuperado, unos y otros, su sonrisa. De todo ello hemos hablado con el saxofonista de la banda, John A. Helliwell, un músico risueño dispuesto a todo.


PREGUNTA: Señor Helliwell, háblenos usted del nuevo disco de la formación. ¿Se trata de un disco conceptual o es simplemente una colección de canciones?

JOHN: Una cara, la primera, es una colección de canciones. La segunda es más conceptual. Hay un tema de diecisiete minutos y después otro más corto que lo complementa. Su conjunto forma el título que da nombre al álbum, “Brother where you bound”. La canción cuenta la paranoia de un hombre preocupado por las relaciones Este-Oeste, la posibilidad de una guerra, el comunismo y la situación mundial, que cada vez empeora más y más.

PREGUNTA: Supertramp, un grupo definido como optimista, hablando del catastrofismo… ¿A qué se debe ese cambio?

JOHN: Reconozco que algunas de nuestras canciones son muy simples, si quiere optimistas, pero otras hablan de problemas cotidianos que la gente padece. Algunas, como por ejemplo “The logical song” del disco “Breakfast in America”, hablan de la educación y otras, como “Fool’s overture” del disco “Even in the quietest moments”, de la crisis mundial. Esa sería nuestra épica sobre el futuro de la humanidad. “Brother where you bound” es asimismo una épica sobre el futuro de la humanidad. Nos gusta lanzar preguntas en nuestros discos, plantear cuestiones sobre problemas sociales. En este nuevo disco tenemos una canción sobre política, sobre promesas políticas. Se llama “Better days”. También hay otras canciones, como “Cannonball”, que no hablan de política ni de problemas sociales y que son eso, simplemente canciones, si se quiere optimistas.

PREGUNTA: Ustedes son una banda británica instalada, desde hace años, en los Estados Unidos. ¿Hasta dónde ha repercutido ese factor en sus composiciones, en su música?

JOHN: Siempre nos han considerado un grupo británico, y digo británico porque nuestro bajista, Dougie Thomson, es escocés y se sentiría ofendido si después leyera en su revista “un grupo inglés”. Aunque tenemos un batería norteamericano, Bob Siebenberg, y vivimos en Los Angeles, todavía mantenemos una identidad europea o británica.

PREGUNTA: Pero su sonido, ¿cómo es? ¿Europeo o norteamericano?

JOHN: Nuestro sonido es “el sonido Supertramp”, ni más ni menos. Tenemos influencias de la música norteamericana y no vamos a negarlas porque ahí están, cualquiera puede notarlas. Como a todos los grupos, sin embargo, nos gusta pensar que nuestro sonido es único.

PREGUNTA: ¿Qué otras influencias podemos descubrir en su música?

JOHN: ¡Oh, muchas y muy extensas! De la música clásica al jazz… Jazz, mucho jazz, especialmente Rick Davies, teclista y cantante del grupo, y yo amamos el jazz. Luego rhythm and blues, tamla-motown, los Beatles… Música de los años 60, música de los años 70, música de los años 80… Nuestras influencias son muy extensas, muy extensas. Actualmente, en casa, escucho toda clase de música. Música clásica, óperas, sinfonías, conciertos y repito, jazz, mucho jazz, que es lo que más me influye. También escucho el rock que se hace actualmente en todo el mundo, y no por motivos únicamente profesionales, sino también como aficionado.

PREGUNTA: ¿Y qué opinión tiene usted del disco de su ex compañero Roger Hodgson?

JOHN: Me gustan algunas de sus canciones, otras no. Es difícil para nosotros ser objetivos, porque una parte del material que ahora utiliza Roger Hodgson ya lo había trabajado anteriormente con Supertramp, aunque no se publicó. Así que me gustan algunas canciones y otras no. Es un trabajo muy típico de Roger Hodgson.

PREGUNTA: ¿Es también un trabajo muy típico de Supertramp? Ya sabe usted que los críticos y comentaristas hemos comparado ambos trabajos hasta la saciedad…

JOHN: La voz de Roger Hodgson ha significado la mitad del trabajo de Supertramp y eso es algo innegable, suyo. Cuando canta en solitario se queda en él, en su estilo y en su persona, una gran parte de las características de Supertramp. El golpeo del piano, ya sabe: tip, tip, tip, tip, tip… Y el sonido de la guitarra, la armónica, la voz…

PREGUNTA: O sea que es muy similar a Supertramp…

JOHN: Eso es algo que ni usted ni yo podemos decir. Es el público, el oyente, el que tiene que emitir su veredicto. El es el único juez, el público siempre es el juez. Roger Hodgson toca su música y si esta música suena como la de Supertramp ese es su problema, no el nuestro.

PREGUNTA: ¿Qué efecto, musical y extra musical, les ha causado la marcha de Roger Hodgson?

JOHN: Ha sido un paso importante para el grupo… Sí, sí, un paso muy significativo. No es que sea malo, no. Es bueno para nosotros tener una dirección más clara. Antes, el que Rick Davies y Roger Hodgson fueran tan distintos el uno del otro nos beneficiaba y en discos como “Crime of the century”, editado en el año 1974, se pudo apreciar ese beneficio, nos aprovechamos de él, de sus diferencias musicales. A medida que avanzaba el tiempo, hasta el presente, esas diferencias musicales se convirtieron en una dificultad… Por esa razón nos separamos. No fue por cuestiones personales, ya que Roger sigue siendo amigo nuestro, fue por cuestiones puramente musicales.

PREGUNTA: ¿Y por qué fue Roger Hodgson el que se marchó y no Rick Davies?

JOHN: Buen, pues porque el lo decidió así. Era el que más interés tenía en emprender una carrera en solitario. Rick Davies, al contrario, siempre ha creído más en el grupo, en Sueprtramp, en la formación musical, no en los proyectos en solitario… Aunque él algún día también puede grabar por su cuenta, como ahora ha hecho Bob Siebenberg, nuestro estupendo batería americano.

PREGUNTA: ¿Y usted, no está dispuesto a grabar en solitario?

JOHN: Bien, lo que yo pudiera grabar por mi cuenta sería muy distinto a lo que grabo con el grupo. Yo escribo, compongo, pero todavía no he encontrado la dirección en que debo hacerlo para sentirme satisfecho conmigo mismo. Le voy a revelar un secreto: todos los miembros de Supertramp tenemos un contrato privado, para grabar en solitario, con A&M Records, el sello discográfico que edita nuestros discos y que ahora distribuye Polygram.

PREGUNTA: Hábleme de los principios del grupo. ¿Cómo se formó?

JOHN: El grupo se formó en el año 1969 alrededor de Rick Davies y Roger Hodgson, cuando consiguieron, con sus composiciones, convencer a un capitalista para que les apoyara. Al principio las cosas no fueron muy bien y se efectuaron constantes cambios de personal… Incluso a un concierto, en París, fueron once personas… Sí, sí, once. Ni doce ni diez, once justas. Como ya sabrá, al hacernos famosos, grabamos un disco doble en directo en París, ante decenas de miles de personas. Esa fue nuestra “super revancha”. Yo entré en el grupo en el año 1973, poco antes de la grabación del álbum “Crime of the century”, que es el que nos estabilizó como grupo. Los miembros han sido los mismos desde ese álbum hasta “Famous last words”, y todavía somos los mismos, excepto Roger Hodgson.

PREGUNTA: Su éxito más importante fue el álbum “Breakfast in America”. ¿Es ese también su mejor disco?

JOHN: Resulta difícil afirmar cuál ha sido el mejor de nuestros discos porque, claro, somos parte interesada. Yo, personalmente, quedé muy satisfecho de “Breakfast in America”, y también me gustaron mucho “Crime of the century” y “Crisis? What crisis?”, editado en 1975, que para muchos críticos y aficionados fue y es nuestro mejor trabajo, el más parecido a los Beatles. Pero, de verdad, sin presunción, creo que el mejor disco que ha grabado Supertramp en su historia es el último, “Brother where you bound”. Creo que es un álbum muy sólido, muy real, y representa, verdaderamente y como ningún otro, nuestra dirección dentro de la música… Es el más “funkie”.

PREGUNTA: ¿Y por qué ese cambio, por qué más “funkie”?

JOHN: Pues porque en el grupo ya no está Roger Hodgson. Roger aportó al grupo mucha armonía y una influencia no jazzística… Ahora que él ya no está, nosotros hemos reencontrado aquella antigua dirección.

PREGUNTA: Una dirección que ha caído en la responsabilidad única de Rick Davies, el nuevo líder de Supertramp. Porque Rick Davies es el líder, ¿verdad?

JOHN: Sí, en lo que concierne a la composición de canciones, Rick Davies es el líder de Supertramp. La base musical del grupo y los arreglos nos conciernen a los cuatro… Somos un grupo de cuatro, el veinticinco por ciento para cada uno.

PREGUNTA: ¿Y por qué todas las canciones están compuestas por Rick Davies?

JOHN: Pues porque Rick es el más fuerte… ¡El más fuerte de todos nosotros! El resto del grupo también escribe y ofrece su material, pero siempre terminamos eligiendo el suyo. Indiscutiblemente es el mejor, y todos nos sentimos muy satisfechos por poder interpretar sus canciones.

PREGUNTA: O sea que en estos momentos, y tras la marcha de Roger Hodgson, Supertramp es el grupo de Rick Davies.

JOHN: No. Somos una banda. El es el miembro principal porque es el que escribe y canta, pero no, no somos su grupo. Repito, somos una banda.

PREGUNTA: Próximamente ustedes iniciarán una nueva gira mundial. En el disco “Brother where you bound” han sustituido a Roger Hodgson por otros dos guitarristas, Marty Walsh y David Gilmour, este último ex componente de Pink Floyd. ¿Cómo sustituirán a Roger Hodgson en directo?

JOHN: Es verdad lo que usted dice. No hemos tenido que sustituir a Roger Hodgson para la grabación del disco. Hemos contratado a dos grandes músicos como son Marty Walsh y sobre todo David Gilmour y hemos salido adelante, con excelentes resultados además, pero deberemos encontrar nuevos cantantes o un nuevo teclista para las actuaciones en directo… Para la armonía del disco y también para la armonía de la parte vocal de antiguos trabajos de Rick Davies necesitaremos otro cantante u otro teclista… Eso es algo que, reconozco, deberemos solucionar. El futuro está abierto, afortunadamente, para nosotros y podemos trabajar con otros músicos, con quien nos parezca mejor. Ya pueden ser cantantes, guitarristas, teclistas… Todo es posible.

PREGUNTA: Así que ahora, en directo, no interpretarán las canciones que anteriormente cantaba Roger Hodgson. ¿No es eso un peligro para el espectáculo, no lo puede convertir en aburrido?

JOHN: Por supuesto intentaremos que no sea aburrido. Usted sabe que Supertramp siempre ha luchado contra eso, que siempre ha intentado, y creo que conseguido, ofrecer un espectáculo con el máximo de variedad posible. De ahí viene gran parte del éxito de nuestras actuaciones. Rick Davies será quien cantará todas las canciones y no interpretará, en principio, ni una sola de las que anteriormente cantaba Roger Hodgson. Puede que incluyamos una parte instrumental o alguna otra cosa, no sé… Pero sí, será Rick quien cante todos los temas. Lo que queremos hacer, y estamos trabajando seriamente en ello, es diseñar un programa que no sea aburrido, que llegue como siempre a nuestra definición de espectáculo completo.

PREGUNTA: Espectáculo que, como en otras ocasiones, disfrutaremos en España…

JOHN: ¡Naturalmente! España es un país de visita obligada para Supertramp.

PREGUNTA: ¿Tan bueno es su recuerdo?

JOHN: ¡Oh, sí! En España, además de vender muchos de nuestros discos, tenemos uno de los mejores públicos europeos. Corean nuestras canciones y participan de tal forma del espectáculo que nos hacen sentir muy a gusto. España es un país muy acogedor y Supertramp nunca lo olvidará en sus giras. Por favor, ponga eso en su entrevista, estamos muy agradecidos con el público español.

PREGUNTA: Antes de concluir esta entrevista quisiera que me diera su opinión sobre el panorama musical actual.

JOHN: ¿Mundial?

PREGUNTA: Sí, sí, mundial.

JOHN: Creemos que todo tiende, progresivamente, a simplificarse más y más. Los teclados, sintetizadores o computadoras, dígalo como quiera, están sustituyendo a los músicos, a los músicos verdaderos, a esos que estudiamos, cuando éramos jóvenes, en la escuela de música. El vídeo ha influido también mucho en todo eso. Si compones una canción y es mala, mientras el vídeo promocional sea bueno, espectacular, tipo “Guerra de las galaxias”, tendrás éxito. Por el contrario, si el video-clip es malo y la canción es buena, te pararán por la calle y te dirán: “Tío, eso es un muermo”. La música, el arte en general, se está simplificando mucho, no evoluciona. Musicalmente, y en nuestro campo, creo que Supertramp sí lo hace.

PREGUNTA: Ya por último, señor Helliwell, ¿habrán más discos de Supertramp?

JOHN: ¿Quién sabe? Espero que sí. Estamos muy contentos con “Brother where you bound” y nos gusta lo que estamos haciendo, pero ya sabe usted: ¡todo es posible en el futuro!

PREGUNTA: Feliz futuro, señor Heliwell.

JOHN: Muchas gracias.