Entrevistas

Rick Davies y John Helliwell en "Rockline" (Agosto 2002)

Publicado en Entrevistas

Transcripción de la entrevista realizada a Rick y John por Bob Coburn en su legendario programa de la radio norteamericana "Rockline", en plena gira "One more for the road".

BOB: Buenas noches y bienvenidos. Tenemos aquí “Slow motion”, el undécimo álbum en estudio de los legendarios Supertramp. Actualmente está disponible en su página web y esta noche vamos a escucharlo mientras el grupo está de gira en Canadá. “Rockline” da la bienvenida al vocalista y teclista Rick Davies. Buenas noches, Rick, ¿cómo estás?

RICK: Bien, Bob, ¿y tú?
 
BOB: Muy bien, encantado de volver a hablar contigo. Ha pasado mucho tiempo. Es bonito tenerte aquí, y también al saxofonista y experto en instrumentos de viento John Helliwell. Buenas noches, John.
 
JOHN: Buenas noches. Es bonito ser legendario, Bob.
 
BOB: Sí, es cierto. El término se aplica a Supertramp, no cabe duda. Enhorabuena por el nuevo álbum, es sencillamente excepcional. Lo grabasteis en un par de estudios. ¿Cuánto tiempo habéis tardado? Parece que hay unos cuantos meses de trabajo detrás de él...
 
RICK: Creo que me llevó bastante tiempo componerlo, aunque la grabación no fue tan difícil porque había hecho muchas maquetas, así que ya le había dado bastante forma. Pero después tuve que pasárselo al grupo, tenían que darme su opinión... y pareció gustarles casi todo.
 
BOB: ¿Compusiste tú todo, Rick? ¿La música y la letra de todas las canciones?
 
RICK: Excepto en una canción llamada “Goldrush” que es de hace mucho tiempo. Hemos intentado recuperar esta canción que tiene literalmente treinta años y que coescribí con el tipo a quien se le ocurrió el nombre de Supertramp, un colega llamado Richard Palmer que fue el guitarrista del primer disco del grupo.
 
BOB: Eso está bien, volver hacia atrás.
 
RICK: ¡Sí! Ahora John, sé sincero. ¿Qué influencia ha tenido el grupo?
 
JOHN: Hicimos una crítica de su CD, que tenía nueve canciones, y pensamos que una de ellas no quedaba bien, y de hecho Rick compuso otra en el estudio. Fue “Little by little”, ¿no?
 
RICK: Sí.
 
JOHN: La preparó en el estudio en lugar de otra que aparecerá en algún otro proyecto musical de Rick.
 
RICK: ¡Gracias, John!
 
BOB: Creo que esa canción a la que os referís se llama “Flight 29”. ¿Estáis hablando de ella?
 
RICK: ¡Dios mío! ¡Ya es famosa!
 
JOHN: ¿Cómo sabes eso? ¿Cómo...?
 
BOB: ¡Estaba flotando en el éter y la cogí del cielo! Tengo curiosidad... No podía tener una letra ofensiva porque es instrumental. Entonces, ¿por qué la eliminasteis?
 
RICK: Bueno, los chicos no me lo han explicado con exactitud. Yo tenía un amigo piloto que siempre estaba repitiendo algunos comentarios, del tipo "vamos a despegar del aeropuerto JFK y vamos a cruzar el país volando" y hasta ahí todo iba bien, pero luego llegó el horrible 11 de Septiembre y eso no me ayudó mucho...
 
BOB: Ellos no estuvieron por la labor...
 
RICK: Sí, así que nos olvidamos de la canción, aparte de que creo que no les gustaba mucho.
 
JOHN: Se dio cuenta cuando nos pusimos a golpear el CD.
 
BOB: (RISAS) Tengo que preguntaros esto. Al escuchar el álbum, hay unas sensaciones jazz muy agradables, que no son nada nuevo para el grupo, pero, ¿cómo podéis conservar las vibraciones del Supertramp clásico e incluir esas sensaciones tan frescas en el nuevo disco?
 
RICK: Bueno, supongo que sabes que hacerte viejo te ayuda a sentirte como si hicieras música que tiene sentido. Ya no podemos ser jóvenes nunca más. Y cuando estás ahí tocando, te apetece interpretar algunos solos sobre la marcha y emular un poco a tus héroes.
 
JOHN: Sí, el jazz siempre ha estado al acecho y también forma parte de nuestra herencia, sobre todo de Rick y de mí mismo.
 
BOB: Empezaremos la noche con una canción del disco en directo “It was the best of times”. Se trata de “The logical song”. Supertramp en “Rockline”.
 
(Se emite “The logical song”)
 
BOB: ¡Jodidamente maravillosa! “The logical song” de Supertramp, del álbum “It was the best of times”. Es la noche posterior al comienzo de la gira norteamericana de Supertramp y si quieres hablar con Rick o con John puedes llamarnos.
 
(...)
 
BOB: Bienvenidos de nuevo a “Rockline”, con Bob Coburn. Es una noche con Supertramp. Nuestro primer oyente está en Montreal y se llama Jean. Bienvenido a Rockline, Jean. ¿Cuál es tu pregunta para estos chicos?
 
JEAN: Mi pregunta es para Rick, y no es fácil de contestar. Me gustaría saber, si es posible, cuáles son sus diez discos de blues, jazz o rock de todos los tiempos.
 
RICK: ¡Los diez!
 
BOB: No sé si tenemos que dar diez o no...
 
RICK: ¡Yo no sé si puedo pensar en diez! Pero me gusta “Kind of blue”, de Miles Davis, y “Blues and the abstract truth”, de Oliver Nelson... No son diez.
 
JOHN: Bueno, tal vez sean once.
 
RICK: Sí... Podría escribirlos pero...
 
JOHN: ¿Shakey Jake?
 
RICK: Shakey Jake es uno raro. Es un bluesman. El disco se llama “Good times”, de Shakey Jake.
 
BOB: John, ¿a ti qué te gusta? ¿Qué pondrías en tu lista? Sólo un par de ellos
 
JOHN: ¿Mi lista?
 
BOB: ¡Sólo un par de ellos!
 
JOHN: Bueno, estaría “Kind of blue”, de Miles Davis... Cannonball Adderly, que acaba de salir en CD. Uno de los primeros discos que tuve. Art Blakey And The Jazz Messengers, de 1956, con Horace Silver, Doug Watkins y otra gente. Nos hemos metido en música jazz... Tal vez Mozart, con “La Gran Misa” en C menor...
 
BOB: Una de las canciones de Horace Silver fue versionada por Steely Dan. Cogío una de sus melodías y la llamó “Ricky don't lose that number”.
 
JOHN: Sí, “Ricky don't lose that number” es “Song for my father”.
 
BOB: Sí, eso es, exactamente. Al final nos hemos metido en el jazz. Jean, gracias por estar con nosotros esta noche. Tenemos otra llamada de Nashville, Tennesse. Bienvenido a “Rockline”, Tommy. Estás con Supertramp.
 
TOMMY: Hola, me preguntaba cómo os sentís al ver la portada del álbum “Breakfast in America” con las torres gemelas al fondo, y también cuál es vuestra portada favorita de los discos de Supertramp.
 
RICK: ¡Guau! ¿Cómo nos sentimos...?
 
JOHN: Bueno, es parte de la Historia. Ahí están, ya sabes...
 
RICK: Sí, ahí están.
 
JOHN: Sí, te hace pensar en ello y de hecho se trata probablemente de mi portada favorita de los discos de Supertramp.
 
RICK: Estoy de acuerdo contigo, John. Aquel fue uno de esos momentos especiales cuando todo funcionó, y después nos fuimos de gira y tuvimos la mejor época en Estados Unidos.
 
BOB: Gracias por estar con nosotros esta noche, Tommy. Nos vamos con Sam, en Wheeling, West Virginia. Bienvenido a “Rockline”, Sam.
 
SAM: ¿Qué canción está más relacionada con el grupo? Siempre me ha interesado saber con cuál os identificáis más, cuál es la que tiene un mayor sentimiento o conexión personal para vosotros.
 
JOHN: Para mí, probablemente la canción “Crime of the century”. Es bastante emotiva. Fue una de las primeras que grabé con el grupo y siempre la tocamos. Es una especie de culminación para nuestros conciertos, así que para mí es la más grande. ¿Qué piensas tú, Rick?
 
RICK: Bueno, esa es muy especial, por supuesto. Creo que “From now on”, de un álbum llamado “Even in the quietest moments”, es una canción muy personal para mí. Se remonta a cuando yo tenía un trabajo sin futuro y de ahí surgió la letra, cuando te haces un mundo de fantasías para escapar del tedio de la rutina diaria.
 
JOHN: ¡Oh, muy agradable!
 
BOB: Sí, totalmente. Gracias por ser parte de “Rockline” esta noche, Sam.
 
JOHN: Gracias, Sam.
 
BOB: Vamos a poner la canción que da título al nuevo álbum, “Slow motion”. Rick, ya que la escribiste tú... ¿Es una especie de consejo a la gente para que se tome algo de tiempo y vaya más despacio en este mundo loco en el que vivimos?
 
RICK: Sí, eso supongo, no lo sé. No me gusta dar consejos a la gente, pero pensaba en ello. No soy una persona informatizada ni técnica, así que me quedo perplejo cuando veo a toda esa gente corriendo de un lado a otro con sus teléfonos móviles y sus ordenadores. Sé que es inevitable y que probablemente al final de esta gira yo seré igual, pero de momento no tengo teléfono móvil ni ordenador...
 
BOB: ¡Dios mío, serás el único! (RISAS) ¡Le hemos encontrado!
 
RICK: ¡Sí!
 
BOB: Es Rick Davies, de Supertramp. Esta es la canción que da título a su nuevo álbum. “Slow Motion” en “Rockline”.
 
(Se emite “Slow motion”)
 
BOB: Es hora de los bises de preguntas en “Rockline”. La semana pasada el miembro de Yes Rick Wakeman estuvo con nosotros en “Rockline” y dejó esta pregunta para Supertramp:
 
RICK WAKEMAN: Hola muchachos, soy Rick Wakeman, de Yes, y tengo una pequeña pregunta para vosotros. En los años 70 fuisteis unos chicos muy gamberros al utilizar la palabra “bloody” (“jodido”) en una grabación, algo que hoy es extremadamente suave. Volviendo a esa época, si hubierais tenido que volver a grabar esas canciones, ¿qué palabras habríais usado en vez de esa?
 
BOB: Tened cuidado, muchachos.
 
JOHN: “Extremely well right” (“Toda la extremada razón”) (RISAS).
 
BOB: ¿Pensabais entonces que aquello era un riesgo?
 
RICK: En realidad ni siquiera pensé en ello. No cambiaría nada. Es bastante suave.
 
JOHN: Entonces pensábamos que era algo bastante inofensivo. Tenías que haber oído el lenguaje entre el que crecí.
 
BOB: (RISAS) Lo dejaremos de momento.
 
RICK: Sí...
 
BOB: Gracias a Rick Wakeman por la pregunta. Volvemos al teléfono, a Bay Arena. Bienvenido a “Rockline”, Joseph.
 
JOSEPH: Hola, soy músico y tengo una pregunta tonta para vosotros. ¿Cuánto tiempo os llevó grabar los discos “Even in the quietest moments” y “Crime of the century”? ¿Cuáles son vuestras canciones favoritas de esos discos? Por cierto, son mis dos discos favoritos.
 
JOHN: Bien, “Crime of the century” (CON VOZ DE PERIODISTA DANDO LAS NOTICIAS MAS IMPORTANTES). ¡1973! ¡Supertramp se encuentra en el campo, en Inglaterra!... Estuvimos dos meses viviendo juntos, ensayando y trabajando, y después otros dos meses grabando el acompañamiento, y un mes de montaje y otro de mezclas, así que en total fueron unos seis meses, pero si algo merece la pena hay que hacerlo bien, ya sabes. Con “Even in the quietest moments” fue un poco menos. ¿Ese es el disco en el que estuvimos en Colorado?
 
RICK: Sí. Lo que pasó con “Crime” fue que cuando estábamos preparándolo, Jerry Moss, el jefe de A&M, vino a Londres y escuchó las canciones. Nos estábamos retrasando pero en cuanto las oyó, nos dio carta blanca para tomarnos el tiempo que necesitáramos, y eso hicimos. Nos tomamos mucho tiempo. Eso no pasaría hoy en día, ¿verdad, John?
 
JOHN: No. Nos estaban haciendo crecer. Eramos como un bebe que es destetado como debe ser.
 
BOB: A&M era conocida por eso. Esa firma en particular era conocida por hacer crecer a los artistas.
 
RICK: Sí. Entonces te daban una oportunidad, te dejaban sacar unos tres discos para que te asentaras, y hoy en día eso no pasa porque quieren un éxito nada más empezar.
 
BOB: ¿Fue ese un modelo para el grupo? Porque si no recuerdo mal “Crisis? What crisis?” fue una especie de respuesta a: “¿Dónde está el álbum? ¿Crisis? ¿Qué crisis?”
 
RICK: Bueno, la razón para ese título fue que no teníamos título (RISAS). Estábamos buscando desesperadamente un título y yo garabateé eso en uno de mis cuadernos para bocetos. Alguien lo vio y parecía que encajaba.
 
BOB: La otra parte de la pregunta de Joseph decía si tenéis alguna canción favorita de los dos discos mencionados, “Crime” y “Quietest”.
 
RICK: Sí. Oh, Dios. Bueno, creo que John ya ha dicho que le gusta “Crime of the Century”, ¿no?
 
JOHN: Sí.
 
RICK: La canción.
 
JOHN: Sí. Y tú has mencionado “From now on”, que fue la primera canción que yo os escuché ensayar. Me quedé muy impresionado con ella, de hecho es la canción que me decidió para unirme al grupo, aunque nunca me pidieron que me uniera a ellos.
 
RICK: No.
 
JOHN: Me limité a volver porque me gustaba mucho. ¡Ah, “Even in the quietest moments”! ¿Qué hay de bueno en ese álbum?
 
RICK: Bueno, a mí me gusta una canción que nunca podemos tocar en directo llamada “Lover boy”, que es probablemente la menos conocida, y creo que si estás tocando siempre las mismas canciones, son las que no tocas en directo las que tiendes a escuchar si pones el disco, así que me gusta “Lover boy”.
 
JOHN: Para la gente que le gusta coleccionar cosas... Estuvimos en Japón en 1976 y en algún sitio debe haber un vídeo o un DVD de la televisión japonesa. Lo hicimos allí, ¿no te acuerdas?
 
RICK: No.
 
JOHN: Sí.
 
BOB: Han sido muchos conciertos.
 
RICK: El vive en su propio mundo, no te preocupes por él.
 
BOB: (RISAS) Gracias, John. Vamos a hablar con Scott, de Syracuse. Bienvenido a “Rockline”, Scott.
 
SCOTT: ¿Qué tal? Una de mis canciones preferidas es “Even in the quietest moments”. ¿En qué os inspirasteis para escribir esa canción? ¿Cómo surgió?
 
RICK: Bueno, creo que deberías hablar con Roger, que es quien la compuso. Se marchó del grupo hace ¿veinte años, John?
 
JOHN: No, no, no. ¡Sólo diecinueve!
 
RICK: ¡Oh! Hace diecinueve años.
 
BOB: Bueno, ¿quién lo cuenta?
 
JOHN: Sí... “Even in the quietest moments” es una canción para reflexionar. Roger era muy cerebral y siempre pensaba en eso de por qué estamos aquí y tal, así que creo que forma parte de sus intentos de conocerse a sí mismo y conocer el mundo que le rodeaba.
 
BOB: Si mi memoria no me engaña, os alternabais en las canciones entre los dos, una cada uno, ¿no?
 
JOHN: Básicamente sí, no había mucha variedad.
 
RICK: Era siempre una especie de diálogo con Roger, porque nos gustaba la idea de tener dos voces, pues nos parecía que los grupos con una sola voz podrían ser un poco tediosos. Estábamos influenciados por Traffic, con Dave Manson y Steve Winwood, y Spooky Tooth, con Gary Wright y ¿quién es el cantante principal?
 
BOB: ¿Mike Harrison?
 
RICK: Sí, Mike Harrison, eso es. Nos encantaba eso. Esas eran las influencias cuando empezamos.
 
BOB: Gracias a Scott por haber estado con nosotros. Hablamos con Tracy, en Las Vegas. Hola, Tracy.
 
JOHN: Hola, Tracy. La primera mujer...
 
TRACY: Sigo con “Even in the quietest moments”, porque una de mis canciones preferidas es “Babaji”, que está en ese álbum. Quería saber de dónde viene el nombre Babaji.
 
JOHN: Bueno, Babaji es uno de esas personas semi-místicas humanas-divinas que vive en oriente o que vivía en oriente, y es una especie de deidad, ¿no? Mitad hombre y mitad dios, es una especie de gurú.
 
BOB: Y el "baba" os puso sobre la pista (RISAS).
 
JOHN: Sí, esa es otra. Tal vez Roger pueda explicarlo un poco mejor que nosotros. Pero nuestro batería Bob (RISAS) solía llamar a esta canción Boba Sie, que es lo que es él, Boba Sie Benberg. Es una gran canción y la tocábamos muchas veces en directo, funcionaba muy bien.
 
BOB: Hay una historia sobre Bob C. Benberg y Bob Siebenberg. Cambiasteis el nombre para que no tuviera que marcharse de Gran Bretaña, ¿no?
 
RICK: ¡Fue un asunto de la policía!
 
BOB: Un asunto de la policía... (RISAS)
 
JOHN: Antes de entrar en Supertramp era conocido como Bob Cee (RISAS), después se convirtió en Bob C. Benberg (RISAS). Pero en realidad es Bob Siebenberg.
 
BOB: Así que en los primeros discos es Bob C. Benberg pero después Bob Siebenberg.
 
JOHN: Sí, porque por entonces en Inglaterra al sindicato de músicos no le gustaba que los extranjeros vinieran a tocar y se quedaran con nuestros trabajos. ¿Entiendes lo que quiero decir?
 
RICK: Sí, deberíamos explicar que Bob es de Los Angeles, así que ya sabes.
 
JOHN: Sí, así que es americano.
 
BOB: De acuerdo. Así que evadiendo a la policía con las risas de Rick esta noche. Un asunto de la policía, ¡me encanta! Tracy, gracias por estar esta noche en Rockline. Vamos a poner otra canción de “It was the best of times”. Se trata de “Take the long way home”. Supertramp en “Rockline”.
 
(Se emite “Take the long way home”)
 
BOB: En Nashville tenemos a Brian. Estás en “Rockline” con Supertramp, bienvenido.
 
BRIAN: Dos preguntas rápidas. ¿Hay algún plan para una biografía en DVD que recoja toda la historia del grupo? ¿Ha habido o habrá alguna vez un “Behind The Music”?
 
RICK: Bueno, no sé realmente si habrá alguno. Es bastante difícil ya que Roger lleva mucho tiempo sin nosotros y es una gran parte del pasado, así que es difícil hacer algo a medias, por eso creo que no hemos hecho nada de eso. En cuanto a la historia completa en DVD...
 
JOHN: No tenemos mucho en vídeo, ¿no?
 
RICK: No.
 
JOHN: Una vez hubo un libro...
 
RICK: No tenemos una biografía decente, tenemos que admitirlo. Pienso en ello a veces, tal vez deberíamos hacer algo pero creo que sería hacer algo a medias. Creo que hay que ponerse a hacer algo grande y, tal vez cuando todo haya acabado, sea el momento de hacerlo.
 
BOB: Bueno, hay un DVD que apareció en Marzo de este año llamado “The Story So Far” que se centra sobre todo en la historia hasta 1983.
 
RICK: Sí, es algo muy antiguo.
 
BOB: Algo es algo. Evidentemente no es toda la historia...
 
JOHN: Es una historia hasta esa fecha, pero es un buen DVD. Actuaciones en directo, video clips, entrevistas con los miembros del grupo y...
 
BOB: Así pues, Brian, podrías buscarlo. Gracias por estar con nosotros esta noche. Es el turno de Jay, nos vamos a Filadelfia. Bienvenido a “Rockline”, Jay.
 
JAY: Mi pregunta, Rick, es: ¿qué papel jugó Russel Pope en el sonido del grupo? ¿Juega algún papel en el sonido actual? Era el sexto miembro...
 
RICK: Bueno, Russel se marchó hace mucho tiempo. ¿Cuándo se fue?
 
JOHN: En 1988.
 
RICK: En 1988, así que se marchó hace mucho tiempo. Evidentemente, en los primeros tiempos él fue muy importante para nuestro sonido en directo. Al principio estaban Russel y nuestro técnico de iluminación, Tony. Tony Shepherd. Eran ellos y un camión, fue bastante duro. Creo que fueron una parte importante en nuestro crecimiento.
 
JOHN: Sí, porque siempre hemos sido famosos por la calidad del sonido y la iluminación, así que siempre han sido una parte integral de lo que hacíamos. Siempre nos ha preocupado mucho tener los mejores sistemas de sonido. Al principio siempre queríamos conseguir los mejores sistemas de sonido y Russel estaba allí para decirnos qué era lo que quería.
 
BOB: Eso siempre ha sido algo característico de los conciertos de Supertramp, el sonido tan cristalino que teníais. Podíais conseguir un gran sonido y eso tiene mucho mérito.
 
JOHN: Sí, era una especie de equipo de alta fidelidad gigante. Esa es la mejor forma de describirlo.
 
BOB: Ir a un concierto con buenas condiciones acústicas te tiene que encantar. Gracias, Jay, por estar con nosotros esta noche. Es bueno tomar un poco de vez en cuando. Incluso es mejor dar un poco (“give a little bit”). Supertramp en “Rockline”.
 
(Se emite “Give a little bit”)
 
BOB: Tenemos a Terrence en la zona de Boston. Bienvenido a “Rockline”, Terrence.
 
TERRENCE: Tengo una pregunta sobre el álbum de 1985, “Brother where you Bound”. Me pregunto cómo conseguisteis que David Gilmour, de Pink Floyd, tocara la guitarra en la canción que da título al disco.
 
RICK: Bueno, si conoces la canción sabrás que es un tema muy largo y recuerda algo a Pink Floyd. Recuerdo que les dije a los chicos "tenemos que encontrar a alguien que pueda tocar la guitarra como Gilmour" (RISAS) y creo que fue alguien de A&M, no sé si Jordan Harris, quien dijo "yo conozco a David, tal vez le gustaría venir a tocar". Así que le envió una maqueta de la canción y sí, decidió que le gustaría hacerlo y fue muy razonable. Llegó y trajo todo su equipo al estudio. Era el estudio de mi casa, y allí lo hicimos.
 
JOHN: Lo hizo bien, ¿verdad?
 
BOB: Sí, y a David Gilmour le encanta tocar. Eso es algo que va con él: si la canción es buena, él la toca (RISAS).
 
RICK: Sí, eso es (RISAS). Estuvo genial.
 
JOHN: Consigue un sonido estupendo. Por eso me quedé impresionado, por su sonido. Muy orgánico.
 
BOB: Sí, logra un tono muy bueno. Esa canción en particular es excepcional. Dura dieciséis minutos y además contiene un texto del libro 1984 de George Orwell.
 
JOHN: ¡Sí!
 
BOB: Es una canción muy atractiva, me gusta mucho. Terrence, gracias por estar aquí esta noche. Tenemos a Eve en Chicago. Eve, bienvenida a “Rockline”. Estás con Supertramp.
 
EVE: ¿En qué se inspira la canción “Broken hearted”?
 
RICK: “Broken hearted”... Sí, es una buena pregunta.
 
BOB: ¡Es una canción nueva!
 
RICK: Supongo que es un regreso a la época en la que eres un adolescente y tus ambiciones van poco más lejos de querer salir con alguien que te traiciona. Creo que trata sobre una traición. Ya sabes, alguien te traiciona y cambias de opinión. Primero te gusta ese alguien y después no. En realidad se trata de un juego de palabras.
 
BOB: Ahí tienes la respuesta, Eve. Bueno, ¿por qué no escuchamos ese tema del nuevo álbum de Supertramp, “Slow motion”? “Broken hearted” en Rockline.
 
(Se emite “Broken hearted”)
 
BOB: Quisiera hablar un poco de Mark Hart, que llegó al grupo desde Crowded House. ¿Cómo entró en el grupo? Me parece que tiene buen oído para muchos instrumentos...
 
RICK: Exacto. Tiene mucho talento. Canta, toca la guitarra, todo tipo de teclados...
 
JOHN: Compone canciones...
 
RICK: Sí, compone canciones. Escribió una canción que incluimos en “Some things never change”.
 
JOHN: Sí.
 
RICK: Se llama “Sooner or later”. Es una canción preciosa y la estamos tocando en directo. Es un gran tipo a quien tener alrededor.
 
BOB: Me gustaba la música que hacía Crowded House, así que es estupendo tenerle en Supertramp. Vamos a hablar con Scott, en Knoxville, Tennesse. Bienvenido al programa, Scott. Estás con Supertramp.
 
SCOTT: Una pregunta rápida. Después de tantos años, ¿llegáis a un público más joven?
 
JOHN: Depende de dónde te encuentres, Scott. Si estuvieras en París o en Madrid, probablemente diría que sí. Todavía no hemos actuado mucho en Norteamérica durante esta gira, pero sí, tenemos todo tipo de gente entre nuestro público. Adolescentes y tíos más viejos como nosotros (RISAS).
 
RICK: La última noche actuamos en Saint John's, Newfoundland, y al salir del concierto había cuatro chicos afuera. Fue estupendo, eran chicos jóvenes, no tendrían más de dieciséis o diecisiete años. Salí, les saludé y les pregunté si se habían aficionado al grupo por sus padres, y así era. Sus padres eran fans de Supertramp y ellos habían crecido oyendo esa música.
 
BOB: Bueno, así es como se empieza, eso es bueno. Se trata de buena música a la que uno se aficiona por herencia. Durante esta gira estáis actuando sobre todo en Canadá. Hay un par de conciertos en el Darien Center de Nueva York y acabaréis en Universal City, al Sur de California. ¿Haréis algo más en Estados Unidos o será sobre todo una gira canadiense?
 
RICK: Bueno, es sobre todo una gira canadiense porque como sabes este fue un sitio muy especial para nosotros cuando empezamos. Por alguna razón los canadienses se fijaron en nosotros y creo que ese sentimiento todavía perdura. Es como en Europa, donde a veces estamos sin tocar durante mucho tiempo pero el público sigue respondiendo, mientras que en Inglaterra y en América es distinto. Queríamos tocar ante grandes públicos y eso pasaba por actuar en Canadá.
 
BOB: Bueno, parece que a la gente le importáis, no cabe duda. Podríais pensar en añadir algunos conciertos más en América.
 
RICK: Nos encantaría.
 
BOB: Hablemos con George. George está en Syracuse, Nueva York. Bienvendio a “Rockline”, George.
 
GEORGE: Hola, tengo una pregunta sobre internet. Internet es estupendo porque podemos llegar hasta vuestra música, algo que no se puede hacer a través de la radio de hoy. Me preguntaba cuál es la gratificación hoy en día al vender música a través de internet, si lo comparamos con sonar en la radio como ocurría antiguamente.
 
RICK: Bueno, esto evidentemente es una ayuda para nosotros porque grupos como el nuestro ya no suenan mucho en la radio, y lo mismo pasa con los vídeos. Quiero decir que ya no hacemos vídeos porque ya no tenemos unos ombligos bonitos que enseñar (RISAS) y tampoco bailamos muy bien, pero creo que internet está creciendo y va a ayudarnos bastante.
 
BOB: He leído algo interesante sobre la gente que escucha música por internet. Tienden a comprar casi el doble de CDs que la gente que no lo hace, así que hay un gran furor.
 
RICK: Bueno, esa es una buena señal.
 
BOB: Sí, totalmente.
 
JOHN: Están a su aire para escuchar mucho material nuevo. Probablemente sea por eso.
 
BOB: (RISAS) Y después van y hacen un encargo. Así que tienes que verlo como algo bueno. George, gracias por estar esta noche en “Rockline”. Si entráis en antena con los chicos de Supertramp os regalaremos un CD o un DVD del amplio catálogo del grupo. Gracias por ello a nuestros amigos de Universal Music. Vamos a poner una canción del disco “Brother where you bound”. Qué gran canción. “Cannonball” en “Rockline”.
 
(Se emite “Cannonball”)
 
BOB: Muchachos, sé que Lady Di era una gran fan vuestra. ¿Sabéis si tenía alguna canción favorita en particular o si era fan del grupo en general?
 
RICK: ¡Dios mío!
 
JOHN: Oh, no tenía ninguna canción en particular, sino que le gustaba el grupo. Hicimos un concierto para ella y el príncipe Carlos, su marido por entonces, en el Royal Albert Hall de Londres, y esa fue una noche muy especial. Les conocimos a ambos y nos divertimos tocando para ello. Sí, se comentó que éramos uno de sus grupos favoritos.
 
RICK: Ella dijo eso porque todos los grupos querían ser su grupo favorito, y el asunto siempre estaba apareciendo en la prensa amarilla inglesa. Todas las demás bandas eran su grupo favorito, y ella nos dijo en persona cuando nos conoció que su grupo favorito éramos nosotros. Fue bonito.
 
BOB: Se comentó que erais su único grupo favorito. Volvamos al teléfono y hablemos con Sharon, en la zona de Seattle. Bienvenida a “Rockline”, Sharon.
 
SHARON: Si tuviérais la oportunidad de tocar con algún músico de jazz de la historia, ¿quién sería y por qué?
 
RICK: Vamos, John. Es una buena pregunta.
 
JOHN: ¡Sí! Me gustaría tocar con... ¡Guau! Me gustaría tocar con Art Blakey And The Jazz Messengers de 1956, con Horace Silver al piano, Doug Watkins al bajo y como trompetista probablemente escogería a Freddy Hubbard o Lee Morgan. Esa sería mi pequeña banda ideal.
 
BOB: Es una gran elección.
 
RICK: Bueno, a mí me gustaría tocar la batería porque yo fui batería y esas son mis raíces en el jazz, pero me habría gustado tocar con la banda de Horace Silver porque esa era mi banda preferida por entonces.
 
JOHN: ¡Entonces yo podría haber tocado contigo!
 
RICK: Sí, podrías. Bueno, ¡todavía puedes hacerlo!
 
BOB: Sí (RISAS).
 
JOHN: Oh, sí, claro que puedo. Hagámoslo mañana
 
RICK: Mañana por la noche en Halifax.
 
JOHN: Sí.
 
BOB: John, has mencionado a Freddy Hubbard. También hizo algunas cosas muy buenas en solitario. Hay un álbum llamado “Red clay” que salió más tarde. Es impresionante, realmente bueno. Me encanta hablar de jazz con vosotros, chicos.
 
JOHN: Sí, conozco ese disco.
 
BOB: Sigamos adelante y hablemos con John, de Milwaukee. John, estás en “Rockline”.
 
JOHN: Mi primera pregunta es: Soy un gran fan del primer álbum. ¿Podríais decirme en qué se inspiró la canción “Try again”? Y mi segunda pregunta es: ¿Qué pasó con Dougie Thomson y por qué ya no está en el grupo?
 
JOHN: Muy bien, la primera es para ti, Rick.
 
RICK: Muy bien, “Try again”... Cuando empezábamos por entonces, creo que en 1969 o 1970, esa era nuestra gran canción, “Try again”. Solíamos terminar los conciertos con ella y era muy larga. Creo que duraba doce o trece minutos. No sé, queríamos hacer una epopeya. Las letras las escribió Richard Palmer, que era nuestro guitarrista por entonces. Roger tocaba el bajo. No teníamos saxofón todavía, así que usábamos flautines para hacer lo del saxofón.
 
JOHN: ¡Eso no funcionaría!
 
RICK: Bueno, no (RISAS). Pero no podíamos permitirnos un saxofonista por entonces.
 
JOHN: ¡Estupendo!
 
BOB: Hablas como un saxofonista.
 
JOHN: Sobre la otra pregunta sobre Dougie. Cuando acabamos la gira de 1988 tuvimos una especie de intermedio, y la gente se puso a hacer cosas diferentes. Dougie se fue a Chicago y se metió en el negocio de la representación, donde todavía sigue, y eso es lo que le gusta hacer.
 
BOB: Así que eso es lo que hace. Bien por él. Fue un gran fichaje para el grupo. ¿Es Dougie y no Duggie?
 
RICK: Sí, Dougie.
 
JOHN: Le llamábamos Doougie porque es escocés. También le llamábamos otras cosas, pero...
 
BOB: ¡Bueno, no sigamos! Vamos a poner otra canción del “Slow motion”. Se llama “Goldrush” y me ha parecido un poco country. ¿Estáis de acuerdo conmigo o me he pasado?
 
RICK: Bueno, así es. Y hablando de Richard Palmer, él aportó mucho en las letras de esta canción. Es una canción muy antigua y por fin ha visto la luz del día.
 
BOB: Y nosotros también la veremos. Es “Goldrush”, de Supertramp, en “Rockline”.
 
(Se emiten “Goldrush” y “From now on”)
 
BOB: Esa historia sobre el millonario holandés que fundó el grupo, ¿es real o sólo es algo que se construyó de cara a la prensa?
 
RICK: Es una historia totalmente real, pero resumirla sería muy difícil. Sí, ocurrió muy al principio. El nos puso en marcha. Vivía en Ginebra, en Suiza, y es una historia muy larga, pero sin él Supertramp podría no haber existido.
 
BOB: El sueño de todos los músicos es que llegue alguien y diga "voy a formar tu grupo para que puedas hacer lo que quieras". Tuvo que ser algo impresionante. Probablemente al principio no os lo creeríais.
 
RICK: Sí, tienes toda la razón porque por entonces estábamos literalmente arruinados. Yo dormí varias noches en estaciones de tren o en la parte trasera de un coche, e incluso en barracones del ejército americano, porque no tenía ningún otro sitio donde dormir. Y poco después él nos dio su palabra de que se ocuparía de nosotros y ya ves lo que pudo hacer.