Entrevistas

John Helliwell en "Breakfast in Spain" (Abril 2003)

Publicado en Entrevistas

Miguel A. Candela y Gonzalo Carrera entrevistaron en Manchester al saxofonista de Supertramp para la web "Breakfast in Spain".

MAC: Encantados de estar contigo, John.

GONZALO: Hola John, y muchas gracias por darnos la oportunidad de compartir estos grandes momentos con la web “Breakfast in Spain”.

JOHN: Es un placer.

MAC: Tú eres mi saxofonista preferido de Supertramp.

GONZALO: ¡Uno de los mejores!

JOHN: ¡Soy el mejor saxofonista de Supertramp! (RISAS)

MAC: ¿Qué opinas de la última gira? ¿Qué resumen harías de la misma?

JOHN: Ha sido una banda realmente buena, y todos los músicos han funcionado muy bien juntos.

MAC: ¿Y qué piensas sobre la acogida del público? Creo que casi todos los conciertos han estado abarrotados...

JOHN: Sí, así es. En casi todos se agotaron las entradas. Creo que nuestras mejores audiencias fueron España y Francia... Son buenos países para nosotros. Y creo que tenían ganas de oírnos, de escuchar el nuevo álbum. Tocamos muy bien y los conciertos salieron muy bien.

GONZALO, Entonces, ¿una gran acogida?

JOHN: ¡Sí!

MAC: Recuerdo que el Palau Sant Jordi de Barcelona estaba a reventar, había unas diecisiete mil personas.

JOHN: Sí, aquel concierto fue muy especial...

MAC: ¿Cuál fue el concierto de la última gira con mayor número de asistentes?

JOHN: El del Festival Paleo en Ginebra, Suiza. Hubo treinta y cinco mil personas, porque es un festival al aire libre y aquella noche había muchísima gente. Pero lo de las diecisiete mil personas en Barcelona fue algo estupendo, y además aquella fue una noche muy especial porque... ¿Cómo se dice? Se me ha olvidado...

GONZALO: ¡"El abuelo"!

JOHN: ¡Eso es, "abuelo"! (RISAS)

MAC: Sí, John estaba en el escenario y dijo: "¡Hoy he sido abuelo!". Recuerdo que antes del concierto nos había preguntado cómo se decía en español, ¡estaba muy feliz! Todavía recuerdo su cara y su gran sonrisa...

JOHN: Me acuerdo del sitio, fue una gran noche, con buena gente...

MAC: Además del Hyde Park de Londres, ¿habéis tocado en otros lugares al aire libre?

JOHN: El Festival Paleo fue al aire libre. Y en Zurich también, el día anterior... Fue un concierto bonito, estaba al lado de un museo. Muy bonito, todo salió muy buen, había un buen público... Y dimos algunos conciertos al aire libre en Norte América. Paleo es un gran festival al aire libre, algo parecido al Hyde Park. Cada noche llevan algún artista de primera fila, por ejemplo una noche tocó James Brown y la noche siguiente Supertramp.

MAC: ¿Sabes decir "buenas noches, señoras y señores" en todos los idiomas?

JOHN: (RISAS) "Bonsoir tout le monde , bienvenue à une soirée avec Supertramp!"

GONZALO: Ah... Eso me resulta familiar...

JOHN: "Gutten aben meine damen und herren!"

GONZALO: ¿Y en sueco?

JOHN: Eso es un misterio para mí... Necesito un traductor. Puedo aprendérmelo antes del concierto, pero después tal vez se me olvide, como me sucedió con el portugués...

MAC: En cada concierto dedicas tu tiempo a aprender esto...

JOHN: Sí, sí... Es importante, es bueno saber algo de la ciudad en la que tocas, para hacer alguna referencia agradable...

MAC: Tuve la suerte de estar entre bastidores en algunos de los conciertos y me llamó la atención lo bien organizado que está todo... Recuerdo una hoja con la planificación colgada en la pared: la hora del almuerzo, del montaje del escenario, de las pruebas de sonido, de las entrevistas, etc.

JOHN: Sí, es muy importante para todo el personal saber cuándo se tiene que hacer y terminar cada cosa. En ocasiones me gusta llegar al recinto a primera hora de la mañana, sobre las 9 o las 10, y observar cómo se van organizando todos los temas. Lo encuentro muy interesante.

GONZALO: Recuerdo que el mismo día que tocabais en Vigo en 1997, me preguntaste por dónde quedaba el lugar del concierto, y eso fue por la mañana temprano. Recuerdo que estabas con Carl Verheyen.

JOHN: ¡Sí, es verdad!

MAC: A veces tiene que ser muy duro estar lejos de casa... Pero también habrá cosas positivas...

JOHN: Lo más importante es tocar. Lo demás es viajar y conocer nuevos lugares, y es duro estar lejos de la familia pero así es la vida de músico...

GONZALO: ¡A mí qué me vas a contar, John! (RISAS)

MAC: ¿Preferirías que la gira hubiese sido más larga o así fue suficiente?

JOHN: Podría haber seguido tocando un poco más... (RISAS)

GONZALO: Ya sé que te encanta estar en el escenario...

JOHN: Yo podría haber seguido tocando un poco más... pero creo que para el grupo en general fue suficiente.

MAC: Habéis dado más conciertos en Canadá que en los Estados Unidos... ¿Cuál crees que es el motivo? ¿Los promotores? ¿El público?

JOHN: Creo que fue cosa de los promotores... Nos hicieron mejores ofertas en Canadá. Y parece que todavía seguimos siendo muy populares en Canadá, pero no tanto en los Estados Unidos.

MAC: ¿En serio?

JOHN: Sí, así es.

GONZALO: ¿Piensas que pudo ocurrir lo mismo en Europa? En Alemania, Francia, España e Italia disteis muchos conciertos en cada país, y en el Reino Unido sólo cinco: dos en Escocia y tres en Inglaterra...

JOHN: Sí, es algo parecido. Aquí en Inglaterra nos consideran una banda antigua, porque no sonamos tanto en la radio como en Francia, España, Italia, Alemania u Holanda... En Inglaterra prefieren poner en la radio a grupos nuevos, mientras que en los demás países europeos todavía somos muy populares.

MAC: ¿Sientes algo especial cuando tocas en tu país?

JOHN: Es curioso... No. Lo único diferente cuando toco aquí o en Canadá o en Estados Unidos es que hablo el idioma del público y me siento más cómodo. Me desenvuelvo mucho mejor, es mucho más fácil dirigirse a la audiencia.

MAC: Cada noche hacíais pequeños cambios en el repertorio. ¿Cuál es la razón? ¿Quién decide esos cambios?

JOHN: Siempre es algo que discutimos Rick y los demás... Y siempre intentamos superarnos, pero tocamos todo el repertorio en un país si alguna canción o algún álbum en concreto son muy populares allí. Aunque lo habitual es que intentemos superarnos.

MAC: ¡Pero en España cambiabais una o dos canciones todas las noches!

JOHN: Estábamos probando cosas... Tocamos en España al principio de la gira, y estuvimos haciendo cambios a lo largo de los ochenta y ocho conciertos de la misma.

GONZALO: Creo que a veces en algunas canciones había un poco más de libertad para los músicos a la hora de improvisar y tal vez alargar solos de guitarra, saxofón o teclados...

JOHN: Sí, así es.

MAC: Recuerdo que en España un concierto contenía veinticuatro canciones, el siguiente veintitrés, el siguiente veintidós... Bromeábamos diciendo que en los conciertos de Inglaterra, al final de la gira, sólo habría cinco canciones...

JOHN: (RISAS) Sí, debimos pensar que los conciertos eran demasiado largos. Alguien debió decir que le parecían largos, así que quitamos unas canciones, pusimos otras, hicimos cambios. Por ejemplo, al principio ‘Give a little bit’ la cantaba Mark y después lo hacía Jesse.

MAC: ¿Cuándo? ¿En los ensayos?

JOHN: No, no, ¡en los conciertos! Creo que Mark empezó a cantarla en Benidorm...

MAC: Ya entiendo. Nosotros estábamos fuera del recinto durante las pruebas de sonido, y oímos a Mark cantando la canción... Pero después en el concierto lo hizo Jesse.

JOHN ¿Y en Granada quién la cantó?

MAC: No, no, todas las noches cantaba Jesse.

JOHN: ¡Sí, tienes razón! Fue sólo durante los ensayos cuando empezó a cantarla Mark, pero al final lo hizo Jesse. Estábamos haciendo cambios...

GONZALO: ¡Creo que la versión de Jesse fue excelente!

MAC: ¿Por qué no tocasteis ‘Goldrush’? Creo que es una gran canción para tocarla en directo, tiene mucha fuerza, tal vez más que ‘Little by little’. Creo que Bob dijo en algún sitio que pensabais incluirla en la gira...

JOHN: Sí, la ensayamos muchas veces. Creo que incluso la tocamos en algún concierto... Tal vez en Canadá. Era una de las canciones que la gente estaba esperando. Una de esas que teníamos en la reserva.

MAC: Sí, recuerdo que la tocasteis en las pruebas de sonido en Málaga.

GONZALO: Es una canción coescrita por Richard Palmer...

JOHN: Sí, es verdad.

MAC: Puedo contarte una anécdota sobre ella. Hace dos años estuve en San Diego y Roger Hodgson la tocó para nosotros, un pequeño grupo de amigos, un año antes de que se publicara el álbum ‘Slow motion’...

JOHN: ¿En serio?

MAC: ¡Sí! Y después yo le dije a Roger "¡Esa es de Rick!", pues como sabes Roger sólo toca sus propias canciones, y él se quedó muy sorprendido y dijo "¡La letra es de Richard Palmer y la música es de Rick y mía!"

JOHN: No lo sé, yo entré en el grupo un poco después, es una canción muy antigua.

GONZALO: ¡Es una gran canción!

MAC: ¡Roger nos tocó algunas canciones nuevas muy bonitas!

JOHN: ¡Eso es estupendo!

GONZALO: Tal vez se publiquen en el próximo disco de Supertramp...

JOHN: ¡Me encantaría tocar con Roger!

MAC: Volviendo a la gira, fue una gran sorpresa contar de nuevo con ‘Asylum’. ¡Enhorabuena, fue una gran idea y disfrutamos mucho con esa canción!

GONZALO: ¡Otra canción preciosa!

JOHN: Con una gran dinámica, ¿no?

GONZALO: ¡Sí, tiene mucha fuerza!

MAC: Un hermoso contraste en el escenario: Rick tocando el piano en plan serio, gritando, casi llorando... y tú, el tipo divertido con el teléfono, en la parte cómica. Un gran contraste.

JOHN: ¡Una gran inspiración!

MAC: Sí, pero por otro lado la mayoría de nosotros esperábamos temas como ‘Waiting so long’, ‘Gone Hollywood’ o ‘Lover boy’...

JOHN: Lo primero es que no podemos tocar todas. ‘Gone Hollywood’ es la única que nunca hemos tocado en directo...

GONZALO: Me encanta ‘Gone Hollywood’, es una de mis favoritas. ¡Me encanta tu solo!

JOHN: Y tampoco hemos tocado nunca ‘Lover boy’. Tal vez sea simplemente porque no encontramos el sonido adecuado, hubo muchas mezclas en el estudio. Y lo mismo ocurre con ‘Gone Hollywood’. Yo siempre digo "tenemos que tocar ‘Gone Hollywood’". En la gira de 1979 lo intentamos, la ensayamos pero no quedaba bien. Pero en cada gira que hacemos siempre digo "toquemos ‘Gone Hollywood’"...

MAC: ¿En serio? ¡Gracias, John!

JOHN: Posiblemente lo intentamos en 1979 y también en la gira de 1983, pero por alguna razón no quedaba bien.

GONZALO: ¿Qué saxo utilizaste en el solo de esa canción, John?

JOHN: Es un saxo tenor.

GONZALO: Y hay una especie de sonido de teclado por debajo del saxo, doblando el solo...

JOHN: Es un sintetizador y había una relación directa entre el saxo y él.

MAC: ¿Cómo se te ocurrió la idea de invitar a cuatro saxofonistas para que tocaran contigo en el concierto de la última gira en París?

JOHN: Por la canción ‘Over you’. En la versión de estudio contiene cinco armonías diferentes en las partes de saxo, así que era una idea. Laurent conocía a algunos de los mejores saxofonistas de París y le dije "¿puedes encontrar otros tres saxofonistas y organizarlo todo?". Recuerdo que me encontraba en Burdeos, escribí la música para todos ellos y se la mandé en una carta a Laurent.

MAC: ¿Durante la gira?

JOHN: Sí, antes de que llegásemos a París. Sólo lo hicimos una noche, fue una noche muy especial. Eran muy buenos saxofonistas.

GONZALO: ¡Y Laurent se encontraba en el paraíso! Es un gran tipo, tuve el placer de conocerle a él y a MAC en Londres, entre bastidores antes del concierto, gracias a tu invitación.

MAC: Fue un gran fin de semana, la primera vez que yo iba a Londres. La música es un buen medio para hacer buenos amigos...

GONZALO: Laurent tocará con mi grupo, Landmarq, en un concierto especial en Londres, en el Underworld de Camden Town. Tendremos como invitados especiales a Laurent Hunziker al saxo y a Hugh McDowell, conocido por haber tocado el violonchelo con la ELO.

JOHN: Lo sé, Laurent tocará el saxo que me compró, el tenor, con el que grabé éxitos de Supertramp como ‘Crime of the century’, ‘Bloody well right’ o ‘It's raining again’. ¡Me gustaría tocar en la última canción del concierto, si no estoy ocupado con el proyecto ‘Gaia’ de Alan Simon!

GONZALO: ¡Sería fantástico!

MAC: Quisiera hacer una crítica sobre la última gira.

JOHN: De acuerdo.

MAC: Cuando la gente paga para ir a un concierto, quiere disfrutar de la música pero también ver la cara de los músicos, ver cómo tocáis, sobre todo en los grandes estadios. ¿Por qué no utilizáis un sistema de pantallas de vídeo como hacen otros artistas? ¿Es para evitar la piratería? En algunos conciertos habéis bromeado con este tema, diciendo que os estáis haciendo viejos y que no queréis que la gente os vea la cara...

JOHN: Sí, es verdad. No somos demasiado guapos. No es por razones de seguridad, es algo de lo que nunca nos hemos preocupado. Ya que cuando empezamos era algo que no existía, no teníamos esa posibilidad y nunca lo hicimos... Si acaso unas pocas veces.

MAC: ¿Pero no crees que es una buena idea que la gente pueda ver vuestra cara mientras tocáis?

JOHN: Creo que eso es algo secundario, no nos preocupa realmente. Para nosotros la música es más importante que la imagen.

MAC: Otra crítica. La pantalla gigante para proyectar vídeos, como los de ‘Rudy’ y ‘Crime of the century’, es excelente, mejor que la de la gira anterior. ¡Felicidades! ¿Pero por qué no la usáis más, con vídeos nuevos?

JOHN: Porque originalmente esas canciones eran especiales y no quisimos hacer eso, sólo quisimos hacerlo con algunas... Y con las nuevas creo que puede tratarse de una cuestión económica, porque los vídeos pueden ser muy caros. Sin embargo, en la gira anterior, en 1997, aparecía yo en la pantalla, hablando conmigo mismo, en ‘Take the long way home’...

MAC: ¿Y durante esta gira?

JOHN: Lo hicimos una vez... Y no quisimos volver a hacerlo. Sí, sé que podríamos haber incluido más películas, pero tal vez sea un tema económico.

MAC: Pero tenéis una gran pantalla que es muy cara... ¡Y es una pena que sólo la uséis para dos canciones!

GONZALO: Bueno, es verdad que la gente podría prestar más atención a la pantalla que a la música...

JOHN: Pienso que no es suficiente, pero creo que eso es mejor que utilizarla demasiado. Tu crítica es muy válida. Hay críticas buenas, eso no es malo. No somos perfectos, ¡así que la próxima vez podremos hacerlo mejor!

MAC: Finalmente quería decirte que a todo el mundo le gustó la gira y la banda. Gracias por una gira tan fantástica.
 
JOHN: Hemos trabajado duro, no hemos ido a pasar el rato. Nos hemos esforzado de verdad, hemos ensayado muchísimo.

MAC: ¿Cómo empezó tu pasión por el saxofón?

JOHN: Antes que al saxofón me aficioné al clarinete, y mi primera influencia fue Sidney Bechet, un intérprete americano de saxo soprano y clarinete que compuso un tema llamado ‘Petite fleur’. La versión que yo escuché era de Chris Barber y su grupo de jazz, con Monty Sunshine al clarinete, y fue una gran inspiración para mí. Después, cuando tenía 13 ó 14 años, escuché a Cannonball Adderley, un intérprete de saxofón alto, y me gustó tanto que a los 15 años acabé comprándome un saxofón, así que él fue mi principal inspiración. Con 15 años el saxofón y con 13 el clarinete.

MAC: Por entonces, en los años 60, en los comienzos del pop y el rock, el saxo no era habitual en ese tipo de música, ¿no? ¿Cómo conseguiste integrar el saxofón en el pop y en el rock? ¿Fuiste uno de los pioneros?

JOHN: Fue una inspiración directa. Por entonces a mí me gustaba el jazz, y fui a un concierto a ver a un saxofonista llamado Tubby Hayes. En el intermedio del concierto escuché otra música que venía de la planta de abajo, y me intrigó tanto que bajé a ver lo que era. Allí estaba la Graham Bond Organisation, con Dick Hechkstall-Smith al saxofón, Ginger Baker a la batería y Jack Bruce al bajo. Aquello fue toda una revelación para mí y me hizo empezar a tocar más blues, rhythm and blues y cosas así. Cuando era programador de ordenadores entré en una banda de Birmingham llamada Jugs O'Henry que hacía blues. Después entré en Alan Bown, que era una mezcla de blues, pop y rock, justo antes de que aparecieran grupos como Chicago y Blood Sweat And Tears.

MAC: Cuando era niño tuve varias melódicas, antes de conocer a Supertramp. ¿Por qué empezasteis a utilizar este instrumento en los discos del grupo?

JOHN: Me gusta la melódica, su sonido es diferente. Rick la toca muy bien, por ejemplo en ‘Put on your old brown shoes’.

GONZALO: Sí, y también en ‘It's raining again’ en directo.

JOHN: ¡Sí, también lo hacía Rick!

MAC: ¿Pero la tocabas antes de entrar en Supertramp?

JOHN: No.

MAC: Otro saxofonista, Bradford Marsalis, decía que empezó tocando el clarinete pero lo cambió por el saxofón cuando era adolescente porque ese instrumento atraía a las chicas. Me gustaría saber si estás de acuerdo con eso.

JOHN: (RISAS) Interesante... La respuesta es no. Pero yo no lo cambié por el saxofón, todavía sigo tocando el clarinete. El clarinete es menos habitual en la música rock. Cuando yo era un escolar, en 1960, escribí una redacción llamada "Cómo seré en 1970" que es un proyecto de futuro y...

MAC: Lo sé, lo he leído en tu biografía.

JOHN: Fue como una profecía, decía que cuando tuviera 25 años estaría casado y tocaría en grupos famosos y atraería a montones de fans, chicos y chicas, de todo el mundo. ¡Así que fue una especie de profecía! Eran mis planes para el futuro, pero la respuesta a tu pregunta es no.

MAC: ¿Recuerdas tu primer concierto con Supertramp?

JOHN: Sí, fue en 1973, antes de grabar ‘Crime of the century’. Creo que fue en Agosto. Tocamos en una boda, en la Isla de Jersey. Antes de la primera parte de la actuación, Bob se puso a beber, a beber... así que la primera parte del concierto no salió muy bien porque Bob estaba borracho...

MAC: ¿Puedo escribir eso?

JOHN: (RISAS) ¡Sí! ¡Es parte de la historia de Supertramp! En el intermedio de la actuación Bob estuvo bebiendo café y se le empezó a pasar la borrachera, pero justo antes de iniciar la segunda parte del concierto Dougie perdió su púa, y cuando se agachó a buscarla se golpeó la cabeza con un cañón... No perdió la consciencia pero la segunda parte del concierto fue terrible porque Bob se encontraba mejor pero Dougie cada vez estaba peor. Desde ese día Bob jamás bebe alcohol antes de una actuación. Incluso en los años 70, cuando Bob bebía mucho, jamás lo hacía antes de un concierto. Y todavía sigue sin hacerlo treinta años después.

MAC: ¿Disteis más conciertos después de aquello y antes de ‘Crime of the century’?

JOHN: Sí, tocamos en varios lugares. Es más, hicimos una gira por Inglaterra, tocando en pequeños teatros y clubes.

MAC: ¿Qué era lo que tocabais entonces?

JOHN: Las canciones del ‘Crime of the century’.

MAC: ¿Solamente? ¿No tocábais nada del ‘Indelibly stamped’?

JOHN: No, creo que no. Solamente las canciones del ‘Crime of the century’ y algunas que después aparecerían en el ‘Crisis? What crisis?’

MAC: ¿Por qué no tocabais en aquella época ningún tema de los primeros discos?

JOHN: Queríamos tocar sólo canciones nuevas.

MAC: ¿Cómo te convertiste en el "portavoz" del grupo en los conciertos?

JOHN: Porque nadie más quería serlo... (RISAS)

MAC: Curioso... Creo que fuiste el primero en casarte...

JOHN: Ya estaba casado cuando entré en Supertramp.

MAC: ¿Fue muy difícil compaginar mujer e hijos con grabaciones y giras?

JOHN: Sí, siempre es difícil. Es muy duro. No estuve presente en el nacimiento de ninguno de mis dos hijos porque me encontraba de gira con Supertramp. ¡Fue muy duro! Las dos veces fue muy duro para mí.

MAC: Has colaborado con Pink Floyd, Jean Jacques Goldman, Bob Siebenberg, Roger Hodgson... ¿Has hecho alguna cosa más?

JOHN: Sí, con Thin Lizzy, cuyo guitarrista es Scott Gorham, el cuñado de Bob. Toqué en el disco ‘Dancing in the moonlight’, allá por 1977 ó 1978. Después toque con Bob, con Roger... Y con Diana Ross también hice una sesión, no recuerdo el nombre del álbum. Y con Johnny Matthis...

MAC: Durante las épocas en las que Supertramp no tocaba, ¿recibiste ofertas de algún otro grupo?

JOHN: No, no tuve ninguna oferta. Es más, Milene Farmer, una famosa estrella del pop frances, me despidió (RISAS). Bueno, no fue Milene, sino el director artístico. Ella vino y me dijo "lo siento de verdad, pero el director artístico quiere echarte. No puedo prescindir de él porque controla todo el grupo. Lo siento porque quiero tocar contigo pero debo tenerle contento". De todas formas, estuve dos semanas en París, ensayando y de vacaciones, y me lo pasé muy bien. ¡Tal vez el tío estaba celoso, yo qué sé!
MAC: Una curiosidad personal... Como te gustan las motos y a mí también, me gustaría saber cuáles son las que has tenido a lo largo de tu vida.

JOHN: Sí, me encantan las motos. La primera que tuve fue una Honda 360 CBS, y la segunda una Moto Guzzi 850 Le Mans, que todavía conservo. La compré en 1978. Después tuve una Yamaha XS 1100 y una BMW R65 LS. Buena moto. Y después, en 1983, conseguí una Ducati 900 S Mike Hailwood que todavía tengo. En Inglaterra, hace cinco o seis años, compré una BMW R 1100 RS que quiero vender. Así que si alguien quiere comprarla está a tiempo... Por favor, anunciadlo en Internet.

MAC: Tú fuiste programador de ordenadores y yo también lo soy, también coincidimos en eso. ¿Recuerdas qué lenguajes de programación usabas?

JOHN: Sí, Fortran y Cobol, hace mucho tiempo... En 1963.

MAC: Interesante... En mi trabajo todavía utilizamos el Cobol, para el ordenador central. ¿Qué recuerdas de cuando viviste en Topanga?

JOHN: Viví allí al menos quince años... Desde 1978. Me gustaba mucho porque es un sitio donde hay mucha libertad. Practiqué mucho ciclismo y motociclismo. Allí la gente es muy libre, puedes hacer lo que quieras.

MAC: ¿Por qué regresaste a Inglaterra?

JOHN: Para estudiar.

MAC: ¿Echabas de menos a la Reina?

JOHN: (RISAS) Echaba de menos la cerveza... ¡Sí, la buena cerveza!

MAC: Empezaste en un grupo inglés que tenía un batería americano. Ahora estás en un grupo americano y tú eres el único que vives en Inglaterra...

JOHN: Sí, cosas de la vida... Decidimos quedarnos a vivir en California porque en aquella época parecía un lugar muy atractivo. Ahora la mayor parte del grupo es americana. Rick ya es americano (RISAS).

GONZALO: ¿De verdad?

JOHN: Sí, ha cambiado. Yo soy el único que sigue siendo británico.

MAC: ¿Coincidiste con algún miembro de los Beatles?

JOHN: Bueno, sólo una vez, en un club de Londres llamado “Speak Easy”, en los años 60. Yo estaba allí con algunos de los colegas de Alan Bown, y John Lennon y Paul McCartney estaban sentados detrás de nosotros. Me preguntaron si podían coger una silla... "¿Está ocupada esta silla?", dijo uno de ellos. Y yo le dije "No, hombre, llévatela". Y él contestó "Gracias". Esa es toda la conversación que tuve con ellos...

MAC: ¿Tienes algún héroe musical de tu infancia al que finalmente has acabado conociendo?

JOHN: Interesante pregunta...

MAC: ¡A Gonzalo y a mí sí nos ha ocurrido!

JOHN: Ahora mismo no recuerdo... Probablemente no, porque la mayoría estaban muertos o fuera de mi alcance... No he vivido esa experiencia...

MAC: ¡Has conocido a Gonzalo! (RISAS) ¡Será famoso!

JOHN: ¡Sí! ¡Hazme la misma pregunta dentro de diez años!

MAC: Sé que mantienes el contacto con Roger, a veces habláis por teléfono. Mucha gente cree que una de las razones por las que Roger dejó Supertramp fue porque a él no le gustaba el saxofón y a ti no te gustaba la guitarra... He leído que a veces tú y Roger bromeabais sobre esto...

JOHN: Sí, sólo es una broma. Debía ser una broma porque a Roger le encanta mi forma de tocar... Creo que una de las razones por las que Roger se marchó fue porque componer y tocar con Supertramp no era suficiente, pues cuatro canciones cada dos años era muy poca cosa para él. Necesitaba dar a conocer algo más de su música.

MAC: ¿Hasta qué punto influyeron las mujeres de Rick y Roger en la separación del grupo?

JOHN: Puede que influyeran en algo, pero no creo que en mucho.

MAC: ¿La marcha de Roger fue la mejor opción?

JOHN: ¿Artísticamente hablando?

MAC: Quiero decir que tal vez podría haber permanecido en el grupo mientras grababa discos en solitario...

JOHN: Bueno, económicamente la mejor decisión habría sido que Rick y Roger siguieran juntos. Creo que habría sido estupendo que hubieran seguido trabajando juntos a la vez que hacían discos en solitario. Podríamos haber ganado más dinero, pero no puedes basar las decisiones artísticas en el dinero.

GONZALO: ¡A veces el dinero no puede comprar la felicidad!

JOHN: ¡No!

GONZALO: ¿Alguna vez habéis intentado Bob, Dougie o tú componer canciones para Supertramp?

JOHN: No, nos parecía bien que Rick y Roger se encargaran de todo el material.

MAC: Cuéntanos algo sobre el proyecto ‘Gaia’, tus próximos planes...

JOHN: Sí, me voy de excursión a Nepal con Alan, Jesse Siebenberg y Anggun. Será una semana, grabaremos un concierto acústico y haremos una pequeña gira mundial, probablemente en Agosto o Septiembre, sólo en grandes ciudades como París, Nueva York o Tokio.
MAC: ¿Coincidiste con Andrew Hodgson en las grabaciones?

JOHN: No, él grabó su parte en un estudio de Los Angeles, y yo grabé mis partes de saxo en un estudio del sur de Gales, ¡seguro que Gonzalo lo conoce!

GONZALO: ¿Por dónde queda?

JOHN: No lo recuerdo exactamente, pero aparece en los créditos del disco.

MAC: ¿Tienes algún otro proyecto especial?

JOHN: No, de momento no.

MAC: ¿Has escuchado el album “Open the door”?

JOHN: ¡Sí! ¡Bonito álbum!

MAC: ¿Hay algo que te guste de la música actual? ¿Algo que te llame la atención cuando escuchas la radio?

JOHN: Me gusta mucho Beck, y escucho sobre todo jazz y música clásica.

MAC: ¿Cuál es tu álbum favorito de Supertramp?

JOHN: ‘Crime of the century’, el primero que grabé tras entrar en el grupo. Fue muy emotivo grabarlo en esa granja de Somerset, viviendo todos juntos. Rick pasó una mala época porque su padre murió por entonces. Son recuerdos muy especiales.

MAC: Mis canciones preferidas del último álbum son ‘Over you’ y ‘Slow motion’. ¿Qué es lo que más te gusta a ti del disco?

JOHN: Creo que es muy blues, me gusta mucho el estilo antiguo que tiene.

GONZALO: A mí me parece que ‘Over you’ es la segunda parte de ‘My kind of lady’. Me recuerda mucho a esa canción veinte años después...

JOHN: Sí, es verdad.

MAC: Leí en una entrevista tuya en Vancouver en Septiembre que algunos de los solos de saxo del último álbum habían sido ideas de Rick, al contrario de lo que solía ocurrir en el pasado.

JOHN: ¡Los solos no! Tal vez algunas líneas melódicas... Siempre es una combinación de todo el grupo desarrollando ideas de Rick. Cualquiera puede sugerir lo que quiera.

GONZALO: ¿Compusiste tú el solo de saxo en ‘The logical song’?

JOHN: Sí.

GONZALO: ¡Un solo maravilloso!

MAC: No recuerdo que en el último álbum apareciese el clarinete... ¡Lo echo de menos!

JOHN: Sí, tienes razón... Ni siquiera me había dado cuenta... Hay algo de flauta...

GONZALO: ¿Es verdad que cuando tocabas la flauta durante la última gira imitabas a Ian Anderson levantando una pierna?

JOHN: (RISAS) ¡Sí, es verdad, lo recuerdo...!

MAC: ¿Sabes algo de Dougie?

JOHN: Trabaja para Moby, vive en Chicago y es editor musical. Le va muy bien.

MAC: La última pregunta... ¿Tendremos más Supertramp?

JOHN: ¡Eso espero! Me encantaría que hubiera una reunión de Supertramp. Quise hacerlo en el año 2000, en el trigésimo aniversario del grupo, con toda la gente que ha tocado con nosotros... Pero no pudo ser.