Entrevistas

John Helliwell en "Popular 1" (Julio 1983)

Publicado en Entrevistas

La revista musical española "Popular 1" recibió a los miembros de Supertramp a su llegada a Barcelona durante la gira "Famous Last Tour", entrevistando al saxofonista de la banda.

Hacía cuatro años que Supertramp no efectuaban una gira mundial pues la última fue en 1979, con “Breakfast in America”, llevando un mastodóntico montaje de cincuenta y dos toneladas y cuarenta personas. Esa gira rompió todos los récords en Europa hasta esas fechas en relación a asistencia de espectadores. Concretamente fueron seiscientas mil personas entre el continente y Gran Bretaña, pero eso no sería nada comparado a la actual gira por toda Europa, Canadá y Estados Unidos.

Supertramp llegó al aeropuerto de Barcelona a las cinco y media de la tarde procedentes de Lyon y fueron derechitos a ocupar sus habitaciones en el lujoso Ritz barcelonés. Todos acompañados de sus mujeres y niños, más bien daban el aspecto de turistas progres de lujo que otra cosa. Por el recinto del Ritz iban yendo y viniendo la gente que acompañaba al grupo en la gira, también la gente de la compañía discográfica que trataba de cualquier forma que los chicos estuvieran mejor que en ningún lugar.

Bob Siebenberg entró con las manos en los bolsillos como sin saber qué hacer en realidad. Creo que había estado dando una vuelta por las calles de los alrededores no muy lejos por miedo a perderse. John nos presentó a su familia mientras Rick Davies penetraba en el salón con cara adormilada. Todos iban sentándose alrededor de una mesa en la que también estaba Chris de Burgh, su maravilloso telonero, tomando unas tazas de té tranquilamente.

Yo creía que íbamos a hacer la entrevista fácilmente en ese momento, pero no fue así. Tanto los miembros de Supertramp como Chris de Burgh se negaron. Bueno, lo cierto es que Chris se iba a jugar al tenis en ese momento, pero el resto se quedaron sentados tranquilamente. Como la gente de A&M y la tour manager del grupo nos prometieron que a la mañana siguiente nos llamarían para una entrevista con ambos, optamos por conformarnos y buscar otro viento que seguir.

Lo cierto es que los miembros del afamado grupo no es que hicieran gala del estrellato, simplemente marcaron una pauta entre ellos y nosotros que aún no acabo de entender. Todos sentados, hojeando nuestro especial y abriendo el póster de par en par. John Helliwell se veía muy satisfecho del trabajo realizado. De hecho, me felicitó y me pidió por favor que le llevara diez ejemplares al día siguiente.

A la mañana siguiente, como acostumbra a ocurrir en estos casos, nadie nos llamó y fue una casualidad que yo me encontrara en las oficinas de A&M en Barcelona a la citada encargada de prensa de la gira y ésta me prometiera, una vez más, la entrevista a las ocho de la tarde, es decir, un par de horas antes del concierto. Ya casi no me lo creía cuando me desplacé hasta el Mini Estadi del Fútbol Club Barcelona para dialogar con ellos.

El día anterior les había solicitado una exclusiva con Roger Hodgson, que es como sabéis, el miembro del grupo que se marcha definitivamente. La contestación fue que si quería hablar con él, debería estar delante otro miembro de la banda, pues no se fiaban de lo que pudiera decir. Con “Famous last words” habían habido muchos problemas. Nadie quería salir de su casa para grabar, todos querían, menos Roger, moverse hacia una dirección más radical. El mismo comentó que la única música que conseguían era adormilada y poco consistente.

Como resultado de todo ello, se anunció hace un par de meses que Roger abandonaría la banda al terminar este tour de 1983. Hodgson está grabando el álbum “Sleeping with the enemy” en sus propios estudios Unicorn de Nevada City. Roger toca todos los instrumentos menos la batería, a cuyo cargo está el magnífico Mike Shrieve, ex-Santana y actualmente en Novo Combo.

A la hora convenida nos presentamos en el Mini Estadi del Fútbol Club Barcelona e, inmediatamente, nos llevaron, por los inmensos pasillos interiores del Mini Estadi  hasta el fondo donde estaban los camerinos del grupo y unos enormes comedores para todo el equipo de la gira. Montones de material y camiones estacionados en las puertas nos dan la bienvenida.

Hace un calor insoportable y cuando nos cruzamos con John Helliwell éste, sin camiseta, nos cuenta que al mediodía han estado jugando un partido de fútbol en el magnífico césped del estadio. Nos sentamos con John y Lidia, de A&M, en un camerino, solitos, y empezamos la conversación. John es muy simpático pero bastante seco hablando, así que debía sacarle las noticias con calzador.


PREGUNTA: ¿Por qué deja Roger el grupo realmente?

JOHN: Roger nos deja para seguir su carrera en solitario. Cada vez más sus canciones eran canciones para él y menos para el grupo, al contrario que Rick que escribe siempre pensando en el grupo. Son dos compositores muy distintos y al principio era una ventaja para nosotros pero han ido creciendo cada vez más separados uno del otro y Roger debe seguir solo. El resto seguimos tan ansiosos de tocar juntos y vamos a seguir como cuarteto. Es la única razón por la que continuamos. Nos encanta tocar juntos.

PREGUNTA: Las canciones de Roger son las preferidas del público y las que le han dado el distintivo especial a Supertramp. Las canciones de Rick son más estándar y menos aventureras musicalmente. Al menos en “Famous last words” da esa sensación...

JOHN: Bien, la razón es que Rick está volviendo poco a poco a sus influencias originales de los cincuenta, y el “rhythm and blues” americano. El está muy interesado en ello. Cuando estuvo componiendo los temas del último disco no halló mucha inspiración en la nueva música. Roger es diferente, escucha mucha música y las influencias las utiliza para seguir su propio camino.

PREGUNTA: ¿No representará una postura muy difícil para Supertramp en el futuro el tocar sin Roger?

JOHN: Es cierto que sus canciones son las más populares. Quizá sea difícil. Tendremos que trabajar los cuatro juntos para componer el nuevo álbum, pero quizás las canciones que salgan sean aún más populares que las de Roger... O no, quién sabe.

PREGUNTA: En el próximo tour no podréis tocar las canciones de Roger sin él...

JOHN: No, claro. No podremos tocar sus canciones. Me parece que antes de que volvamos a salir de gira grabaremos un par de discos para tener suficiente material que, junto a los temas clásicos de Rick, representaran el nuevo show con nuevos músicos tocando con nosotros en sitios más pequeños. Será como empezar de nuevo. No podemos encontrar sustituto para Roger, pero cuando hagamos el nuevo disco cogeremos definitivamente a un guitarrista y, posiblemente, a otro cantante. También, seguramente, ficharemos a algún instrumentista que me acompañe en el viento y las voces. Roger tiene un gran talento...

PREGUNTA: Supertramp son una especie de familia. Todos viven en Los Angeles muy cerca unos de otros. Incluso Dougie, el bajista, vive en un velero en la playa. ¿Ensayáis normalmente juntos?

JOHN: Sí. Cada semana ensayamos en casa de Rick. Un par de veces por semana, normalmente.

PREGUNTA: ¿Tenéis vuestros propios estudios de grabación?

JOHN: Sí. Bob tiene uno de veinticuatro pistas. Rick también y el de Roger lo utilizamos mucho para “Famous last words”. Yo tengo uno pequeño de ocho pistas.

PREGUNTA: Creo que estás también interesado en grabar un disco en solitario, al contrario que en el pasado.

JOHN: Claro. Estoy escribiendo música y espero poder hacer un álbum un tanto distinto a lo que hago con Supertramp a finales de año.

PREGUNTA: Ahora te has convertido en la estrella del grupo, todos los solos en el disco son tuyos con el saxo...

JOHN: Sí, es cierto. La mayoría de solos en Supertramp son con el saxo. ¡Es el mejor instrumento!

PREGUNTA: Hoy tocareis con dos músicos más en el escenario...

JOHN: Sí, efectivamente. Fred Mandel nos acompaña con la guitarra, los teclados y voces, y Scott Page toca la guitarra, el saxo, la flauta, la percusión y canta. Son sólo dos músicos que nos apoyan en la gira y lo están haciendo realmente bien.

PREGUNTA: ¿Se quedarán en el grupo como miembros permanentes?

JOHN: No lo sé. Es posible.

PREGUNTA: ¿Has escuchado ya algo del álbum de Roger o de Bob?

JOHN: No he escuchado casi nada del disco de Roger ya que está trabajando mucho en él y no he podido escuchar aún las cintas. Conozco algunos números que ha estado grabando, pero nada más. Y con el de Bob igual. Sólo sé que ha colaborado con él otro autor de canciones, amigo de la infancia, llamado Derek Bauchemin, que canta y toca teclados. El álbum es difícil de detallar. Es una especie de muestrario rock con grandes influencias de Procol Harum. Hay mucho órgano y esta bien.

PREGUNTA: ¿Piensas que el “rock sinfónico” volverá a renacer en los 80 con fuerza?

JOHN: ¿De verdad crees que Supertramp hacemos “rock sinfónico”?. No, ni mucho menos, ni tampoco puede ser una salida para el nuevo sonido de la banda. Volveremos a las raíces del “rhythm and blues”, es estupendo, además, para un saxofonista como yo. Tenemos muchísimas influencias, todas distintas, en Supertramp, especialmente ahora que seremos cuatro. Sobre todo de “jazz” y “rhythm and blues”.

PREGUNTA: ¿Crees, entonces, que semejante montaje escénico es necesario para un grupo que pretende volver al “rhythm and blues”?

JOHN: Sí. Si tocas para mucha gente es necesario satisfacerles plenamente. Lograr un buen sonido para todos. Así que queremos el mejor sistema de amplificación y un gran show luminotécnico. Con ello espero que el público se vaya satisfecho. Tocamos para mucha gente. El otro día fueron ochenta mil en Paris.

PREGUNTA: Y en América... ¿Cómo os defendéis?

JOHN: Tocamos tanto en sitios cerrados como al aire libre. Hemos llegado a llenar locales con capacidad para cincuenta mil espectadores.

PREGUNTA: Esta gira, ¿es mundial?

JOHN: No. Solamente estamos dos meses en Europa y otros dos en Estados Unidos. Probablemente eso sea todo. No tenemos planes para tocar en Japón o Australia. Creo que hay posibilidades de ir a Sudamérica, no lo sé. Queremos hacer esta gira lo más corta posible, ya que la anterior fue demasiado larga. Y luego estaremos al menos dos años sin salir.

PREGUNTA: ¿Cuál crees que es el mejor álbum que ha grabado Supertramp?

JOHN: Es difícil decidirse ahora. A mí me gusta “Crime of the century” porque es el primero en el que intervine y, emocionalmente, estoy con él. Me gustan muchas de las canciones de “Breakfast in America”, es material muy bueno, y también del último disco. Pero si tengo que elegir, me quedo con “Crime of the century”, aunque es una difícil decisión.

PREGUNTA: ¿Es para ti el disco más aventurado del grupo, con las mejores composiciones?

JOHN: Probablemente lo sea. Sin duda alguna hicimos lo mejor que pudimos.

PREGUNTA: ¿Por qué llamáis a vuestra música “sophisto rock”?

JOHN: Porque es una música “rock” pero más sofisticada que otro tipo de “rock”, como el “heavy metal”. Es un trabajo más ecléctico, tomando diferentes influencias y haciéndolas valer a nuestro modo.

PREGUNTA: ¿Es “Famous last words” el disco con menos éxito de cuantos ha hecho Supertramp hasta ahora?

JOHN: ¡Espero que no!. Creo que gastamos mucha energía y esfuerzo en él para que saliera perfecto. No creo. De todos modos el disco con menos éxito, aparte de los dos primeros, de la carrera del grupo fue, probablemente, “Crisis, what crisis?”.

PREGUNTA: ¿Es quizá el hecho que sólo tenga un “hit single” como “It´s raining again” el motivo principal de su poca aceptación?

JOHN: Es cierto que esa canción es la más comercial, pues “My kind of lady” no es sino un ejercicio de estilo de Rick. Aunque pienso que no influye en el éxito de un álbum si contiene uno o más posibles “singles”.

PREGUNTA: ¿Es verdad que ya tenéis listo para grabar el próximo disco?

JOHN: No. Lo que ocurre es que una canción que debía ir en “Famous last words” al principio, que es “Brother where you bound”, será, probablemente, la base del próximo álbum de Supertramp. Cómo va a llamarse, no lo sé con seguridad. La mayoría del material ya lo tenemos preparado en maquetas, así que en cuanto terminemos la gira, nos meteremos en el estudio a grabarlo. “Brother where you bound” es una historia de Rick que habla sobre el comunismo.


John Helliwell, sonriente, nos contaba cómo el público de Barcelona le parecía muy entusiasta. Que le había sorprendido en anteriores ocasiones y que esperaba que le continuase gustando Supertramp en el futuro como hasta ahora. Contento con un paquete de especiales de “Popular 1” bajo el brazo para todos los miembros de la banda, tal y como nos pidió, y con un par de diapositivas de su estancia promocional en Madrid con el director de A&M en Europa, nos dejó para continuar con su trabajo.

Supertramp no acostumbra a dar entrevistas a lo largo de la gira, así que es sólo gracias a antiguas amistades, como es posible acercarse a estas ya superestrellas del “rock sofisticado”, como ellos lo llaman.