Crónicas conciertos

Supertramp en Bournemouth ("New Musical Express", Noviembre 1975)

Publicado en Crónicas de conciertos

Crónica de Tony Stewart, de la revista inglesa "New Musical Express", sobre el concierto de Supertramp en la ciudad de Bournemouth durante la gira de "Crisis? What crisis?".

Aunque no es una actuación visualmente estimulante, Supertramp presenta un espectáculo que a nivel musical es completamente satisfactorio. Básicamente, como ilustró su actuación en el Winter Gardens de Bournemouth, se dedican a interpretar sus trabajos de estudio, añadiendo la dinámica, pero alejándose rara vez de su concepto de las melodías.

Tal vez se auto limiten demasiado al elegir una actuación impecablemente profesional, en vez de intentar liberarse con alguna interpretación espontánea. Esta no es sólo una restricción artística, sino también comercial. Porque si no te gustan sus discos, tampoco te gustarán sus conciertos. Y, aunque su nivel musical es alto, sólo está expuesto al grado que las canciones le permiten.

John Helliwell tiene la oportunidad de hacer un trabajo excelente al saxo y al clarinete, mientras que su suave estilo contrasta bien con la técnica más cáustica a la guitarra de Roger Hodgson. Supertramp ha establecido un estilo que les distingue, cuyo aspecto más obvio es el ritmo del piano eléctrico, la base de "Dreamer" y "Lady". Aunque el alcance de su estilo es muy amplio, debido sobre todo a las habilidades multi instrumentales de sus tres líderes, Helliwell, Hodgson y Rick Davies.

Davies es ante todo un vocalista con un timbre suave en su voz. Se mueve entre el órgano y el piano eléctrico, haciendo alguna excursión hasta el piano de la parte trasera del escenario. Mientras, Helliwell trabaja un completo rango de saxofones e instrumentos de viento, con ocasionales incursiones en la máquina de cuerdas o en el piano eléctrico.

Hodgson se concentra sobre todo en la guitarra, a la vez que añade su voz (parecida en ocasiones a la de Winwood) en temas como "Hide in your shell" junto al curioso traqueteo del piano eléctrico. Con tantas habilidades, las combinaciones de sonidos son considerables, hasta el punto de que Helliwell, como él mismo admite, en ocasiones no recuerda qué instrumento debe tocar en un momento determinado.

Sin embargo, su puesta en escena también presenta elementos frágiles en su concepto global, y algo de inmadurez como unidad de trabajo. El material, que procede de "Crime of the century" y "Crisis? What crisis?", pertenece en exclusiva a un período creativo de dos años de Davies y Hodgson. La falta de improvisación en escena requiere una fuente de inspiración, y la presión de estar de gira como grupo de éxito significa que no serán capaces de encontrar tiempo para componer en otro entorno.

Según ellos, cuando hablamos después del concierto, esto no les preocupa tanto como la forma de hacer encajar las canciones de entidades tan distintas. Incluso así, el trabajo del batería Bob C. Benberg y el bajista Dougie Thomson a menudo invita a la comparación con Procol Harum.