Artículos

"Supertramp ya tiene nuevo álbum" (Octubre 1982)

Publicado en Artículos

Reportaje de Julián Ruiz en relación a la publicación del álbum "Famous last words" de Supertramp, aparecido en la revista española "El Gran Musical".


Cuando tengáis esta revista entre las manos ya se habrá publicado en los Estados Unidos el nuevo y ansiado álbum de Supertramp. Que es como una especie de hito discográfico, porque hace más de tres años, casi cuatro, que se publicó el hasta ahora último álbum en estudio del grupo inglés, exactamente aquel supermillonario “Breakfast in America” que para la crítica resultó algo más que polémico.

Bien, se puede refutar esta aseveración, porque efectivamente hubo otro álbum posterior, el mal recordado afortunadamente, “Paris”, un álbum doble en directo, que era una simple recreación de lo más interesante en la carrera de Supertramp.

Pero vamos ya a decir el nombre del nuevo álbum de Supertramp. Tiene otro título más que pensado y repensado: “Famous last words”. Es decir, “Ultimas palabras famosas”. ¿De quién? Es posible que el propio grupo piense que ellos mismos son los que tienen que decir precisamente esas últimas y famosas palabras.

El álbum, que era esperado más que ansiosamente por los ejecutivos de su compañía, la siempre arriesgada A&M de Herb Alpert, fue presentado en la convención anual de la discográfica en el pasado mes de Agosto. Y los ejecutivos de la compañía llegaron a la conclusión de que nos encontrábamos ante la obra más ambiciosa de un grupo de nuestro tiempo, muy por encima de las etiquetas.

A pesar de que los detractores de Supertramp siempre han guiado a la banda por los caminos del sinfonismo en cierta manera, aunque por encima de la vena popular y de su pretendido horterismo, hay que decir que en la construcción de arreglos eran poco menos que revolucionarios.

Que nosotros sepamos, la elaboración del álbum les ha llevado desde el verano del 81, que es cuando empezaron precisamente a trabajar en las maquetas, en los propios estudios de A&M en Hollywood. Por aquellas fechas estaban eligiendo simplemente los temas que les podían convenir.

Es decir, que sólo en la grabación del disco han invertido nada menos que un año. Y que se sepa, también han rechazado más de diez canciones que tenían prácticamente terminadas. Los discos de estos monstruos en ventas se convierten incluso en más lujosos y más elaborados que cualquier película de enorme presupuesto de Hollywood. Al fin y al cabo, muchas compañías viven de las increíbles ventas de estos gigantes.

Sólo la portada ha llevado meses y meses de elaboración. Parte de ella, a base de marionetas. El motivo principal es nada menos que un equilibrista con sombrero caminando por la cuerda floja, pero una mano gigante con unas tijeras enormes está a punto de cortar la cuerda floja. En la contraportada el sombrero vuela solo, la cuerda ha sido cortada y el equilibrista ha desaparecido. Profundidad, mucha profundidad sobre todo.

No se ha especificado hasta el momento en ningún sentido si Supertramp va a apoyar las ventas del álbum con una gira por los Estados Unidos, pero ese tema no está aclarado ni mucho menos. La verdad es que Supertramp ha rodeado todo esto con un gran hermetismo, como  si todo fuera un secreto.

Sólo la elección del single ha conllevado toda clase de problemas. Por ejemplo, la fecha prevista inicialmente para la publicación del sencillo como preludio del álbum estaba ya anunciada para el 14 de Septiembre, pero la verdad es que esa fecha fue reemplazada porque las partes no se ponían de acuerdo para la correcta elección del single.

Lo cierto es que el álbum es ampuloso, sorprendente y va a conllevar su polémica en todos los sentidos. Supertramp, por otra parte, se juega mucho de su prestigio. Primordialmente, porque el tiempo ha pasado y la memoria de la gente que compra discos es muy delicada. Supertramp tendrá que intentar romper barreras de alguna forma.

Supertramp es un grupo americano en todos los sentidos, aunque sus miembros sean ingleses. Dependen de una compañía americana, muchos  de ellos viven en Los Angeles y se han acostumbrado también perfectamente a la forma de producción americana.