Más cosas

Entrevista a Andrew Hodgson (Abril 1997)

Publicado en Más cosas

El hijo de Roger Hodgson ofrece sus impresiones después de participar en el álbum "Rites of passage" con apenas 15 años de edad.

PREGUNTA: ¿Cómo te sientes tras haber grabado un disco con tu padre?

ANDREW: Ha sido maravilloso tocar las canciones de mi padre. Me gustan de verdad. Ha sido fácil para ambos trabajar juntos. Creo que esto me ha servido para aprender muchas cosas de nuestra relación. Había una gran energía en el proyecto. La forma en que mi madre lo ha organizado todo ha sido especial, fue casi ceremonial. Todo el proyecto se ha llevado a cabo de forma que si se presentaba algún problema era fácil de solucionar gracias a la actitud que hemos tenido y los métodos que hemos usado. Hablábamos todos los días y arreglábamos las cosas.

PREGUNTA: Tú has sido una pieza clave en el proyecto “Rites of passage”. Describe el estado de tu padre antes del proyecto y lo que habéis hecho para convencerle de que participara.

ANDREW: El proyecto era una ilusión de mi madre y yo quería ayudar como pudiera. Mi padre había formado parte de varios proyectos que habían fracasado por diferentes razones. Si has formado parte de un grupo que tenía un sonido maravilloso, puede resultar difícil producir algo de forma rápida. Te quedas atrapado, tocando en el estudio una y otra vez las mismas canciones. Yo sentía que mi padre estaba atascado en su estudio intentando alcanzar la perfección. Básicamente, la razón principal por la que hicimos este proyecto fue por lo que había sucedido en el pasado. El propósito del proyecto era salir, hacer algo rápido, y divertirnos un poco. Creo que ha salido bien. Se puede apreciar la energía y el sentimiento que hay en el álbum. Fue la locura, teníamos una cantidad de tiempo limitada para hacerlo, tal vez tres meses. Hicimos algunas actuaciones, creo que nueve en total, y después empezamos las grabaciones.

PREGUNTA: ¿Por qué tocas principalmente la batería en “Rites of passage”?

ANDREW: Una vez vino Mikail Graham y estuvimos improvisando juntos, conmigo a la batería. Fue muy divertido. Mikail empezó a hablar de un bajista que conocía. Trajo a Rich y encajó perfectamente. Empezamos a sentirnos a gusto y trajimos a Jeff y a John. Era increíble lo rápidos y productivos que éramos. Fue todo gracias a mi madre, porque se comprometió y se dedicó por completo.

PREGUNTA: ¿Qué otros instrumentos tocas?

ANDREW: Intento tocar todo lo que cae en mis manos. Toco la guitarra, el bajo, y también canto. Me encanta tocar muchos instrumentos diferentes. El piano es probablemente uno de mis favoritos. He estado tocándolo desde que pude sentarme delante de él, me ha encantado desde que era un bebé. Era tan pequeño que tenía que tocarlo con una sola mano, poniendo unos dedos encima de otros para reunir la fuerza necesaria para poder presionar las teclas. Después estuve recibiendo clases durante unos seis años, hasta que tuve 12 ó 13. Mi profesor me enseñaba algo de jazz, pero sobre todo música clásica. Poco después, esto se me quedó pasado de moda. Empecé con otros estilos y disfrutaba componiendo. Me divierto más escribiendo música que interpretándola.

PREGUNTA: ¿Cuándo escribiste “Melancholic”?

ANDREW: Hace más de un año. La tengo desde hace mucho tiempo. Parecía que encajaba en este concierto. Tengo un amigo que toca el violonchelo, he estado tocando con él mucho tiempo. Me encanta cómo toca, así que lo traje y tocamos. Era una actuación en directo y muchas de las canciones eran espontáneas. No tocamos las mismas canciones todas las noches, y tocamos otros temas de Supertramp aparte de los que hay en el disco, como “Easy does it”, “Lord is it mine”, “Lovers in the wind” y “Desert love”.

PREGUNTA: Aparte de la tuya, ¿cuál es tu canción favorita del disco?

ANDREW: “Time waits for no one”. Tiene una dirección distinta al resto de canciones del álbum. Creo que tiene un carácter maravilloso. La recuerdo como algo especial y mágico la noche que la tocamos. También me gusta “Don’t you want to get high”, y fue divertido tocar “Showdown”.

PREGUNTA: “Rites of passage” (“Rituales de acceso”) ha sido un proyecto para recuperar a tu padre. ¿Cuál ha sido tu propio ritual de acceso?

ANDREW: Es lo primero que he hecho a nivel profesional. Ha sido impresionante trabajar con un grupo para hacer un disco. Ya había estado en un par de grupos antes, pero nunca he podido coger un disco y decir “Esta música es mía. Yo formé parte de esto”. Trabajar con mi padre ha sido increíble. Es como eliminar gran parte de la relación padre-hijo que teníamos y hacer de ella una relación más de amistad.

PREGUNTA: ¿Cómo reaccionaste ante la enfermedad de tu padre después de su viaje a Ecuador en Septiembre de 1996?

ANDREW: Me asusté bastante. No supimos lo que era durante mucho tiempo. Estuvo en la cama varios meses y se quedó muy flaco. Pero parecía tener una buena actitud y salió adelante. Ese fue uno de sus mayores rituales de acceso. Su hermana murió por entonces, así que fue algo muy duro para él. Fue muy duro para todos los del grupo, así que fue muy apropiado llamar al disco “Rites of passage”.

PREGUNTA: ¿Cuándo te presentaron tus padres la filosofía circular que han utilizado para el proyecto?

ANDREW: En realidad ya llevo un tiempo haciendo esto con ellos. Es algo que siempre hemos hecho, aunque nunca a nivel musical. Tenemos algunos amigos que nos lo enseñaron. En mi grupo también lo hemos utilizado a veces. Usamos algo que se llama “el bastón que habla”. Es un método increíble. Cualquiera que tenga el bastón habla y nadie puede interrumpirle. Esto hace que la gente escuche, porque muchas veces, cuando estás discutiendo o preparando algo, apenas prestas atención. Puedes creer que lo haces, pero realmente sólo estás pensando en lo próximo que vas a decir. El bastón que habla elimina ese factor y permite que todo el mundo que tiene algo que decir sea tratado con respeto.

PREGUNTA: ¿Crees que te has hecho mayor de forma diferente que cualquier persona típica?

ANDREW: No. Nunca he visto a mi padre como estrella del rock and roll. Desde que nací él siempre ha estado a mi alrededor. Siempre ha estado en casa y ha ejercido de padre. Mucha gente me pregunta si esto es algo extraño, pero yo siempre le he visto como lo que es: Roger. En este tiempo él ha intentado publicar material pero han ocurrido distintas cosas. En cierto modo, ha sido bonito hacerme mayor así. Este es el primer proyecto que hace en casi diez años.

PREGUNTA: ¿Has sentido alguna presión social por ser hijo de Roger Hodgson?

ANDREW: No, en absoluto. Jamás.

PREGUNTA: ¿Desde cuándo tocáis juntos por diversión?

ANDREW: Desde siempre. Yo suelo estar por la finca, ya sea con mi grupo o yo solo. El tiene su estudio muy cerca de donde yo toco. A veces viene y tocamos, es divertido. El me dio muchos consejos cuando yo empezaba a tocar, y yo solía pedirle que me enseñara a tocar las canciones de Supertramp en el piano. Era muy bonito.

PREGUNTA: ¿Qué canciones tocábais?

ANDREW: Básicamente, todas en las que él tocaba el piano. Aprendí muchas, y probablemente aún recuerde la mitad de ellas. Danny Elkan, mi mejor amigo, que toca la guitarra en mi grupo, y yo dábamos conciertos con canciones de Supertramp. El tocaba la batería, era muy divertido.

PREGUNTA: De todas las canciones de tu padre, ¿cuáles son tus favoritas?

ANDREW: “School” es decididamente una de mis favoritas. Creo que “Fool’s overture” es genial. También me gusta “Even in the quietest moments”. Las del “Breakfast in America” más conocidas no son probablemente mis favoritas. Quiero decir que me gustan y me encanta tocarlas en directo, pero mis canciones preferidas son de épocas anteriores. Me encanta “Crime of the century”, creo que es un álbum maravilloso. “Even in the quietest moments” es probablemente mi segundo disco favorito. También me gusta “Paris”.

PREGUNTA: ¿Has hablado alguna vez con tu padre sobre lo que pensaba él mientras componía alguna canción en particular?

ANDREW: Sí, a veces hablamos sobre cosas así. Tal vez por eso “School” sea mi canción preferida. Creo que su letra es de las mejores y me siento totalmente identificado con ella.

PREGUNTA: Estuviste entre el público en el primer concierto de Supertramp de la gira de 1997. ¿Qué sentiste al ver a Mark Hart cantar las canciones de tu padre?

ANDREW: Antes que nada, debo decir que interpretaron sobre todo canciones de Rick. Yo estaba muy metido en el concierto y tenía buenas vibraciones. No era necesario que tocaran canciones de mi padre. Entonces tocaron “Take the long way home” y toda su energía se vino abajo. Mark Hart no parecía muy metido en ello. Al principio el público aplaudía, pero después su actitud cambió, como si dijeran “espera, esto es una tomadura de pelo”. A mí me dolió oir esas canciones, pero cuando escuché “School” me dolió mucho más porque es mi canción preferida de Supertramp. Mientras yo crecía, todo lo relacionado con Supertramp me llegaba muy adentro, y a esto le faltaba algo. Creo que ellos no querían tocar esas canciones, porque las tocaban como si no quisieran hacerlo. Pienso que las tocaban porque las habían anunciado. La noche anterior al concierto vi un anuncio en el que aparecían cinco canciones de mi padre y ninguna de Rick. Así que era como si ellos tuvieran que tocar algunas de esas canciones, quisieran o no. Creo que no deberían haberlo hecho si no estaban muy convencidos.

PREGUNTA: ¿Te gustan las canciones de Rick Davies?

ANDREW: Sí, me gusta su estilo. Creo que sus canciones antiguas son mucho mejores que las que hace ahora.

PREGUNTA: ¿Cómo compones música? ¿Trabajas sobre ello? ¿Piensas “hoy voy a componer una canción”? ¿O es más bien inspiración?

ANDREW: Siempre estoy tocando la guitarra y cuando escribo una canción, realmente no estoy pensando en ello. Me limito a darle vueltas y si algo suena bien, trabajo sobre ello. No me siento y pienso “voy a escribir una canción”. No creo que pudiera hacer eso.

PREGUNTA: ¿Recuerdas la primera canción que compusiste?

ANDREW: Sí, fue una instrumental llamada “Rainbow drops”. Tenía unos 3 años y la compuse con el piano.

PREGUNTA: ¿Habéis compuesto juntos tú y tu padre?

ANDREW: Hemos compuesto alguna canción, me divierte hacerlo. Creo que tenemos un gran contraste de estilos. Me encanta lo que él toca y creo que compone grandes canciones, pero mi grupo tiene un estilo totalmente diferente. Es un rock un poco más moderno. Conseguimos un sonido bastante limpio cuando componemos juntos, creo que es muy curioso.

PREGUNTA: ¿Quiénes consideras que son  tus influencias musicales?

ANDREW: No sé, escucho diferentes tipos de música. Me encanta Fugazi. Me gusta Mudhoney. También me gustan  grupos más antiguos, como The Cars, The Doors y The Beatles

 

Jukebox de Rarezas

"SURF CITY" (1966)
Versión de la famosa canción de Jan & Dean grabada por The Brackets, la banda sudafricana de la que formó parte Russel Pope antes de emigrar a Inglaterra y unirse a Supertramp como ingeniero de sonido.