Entrevistas

Roger Hodgson en "Breakfast in Spain" (Junio 1998)

Publicado en Entrevistas

Extracto de la conversación mantenida en Utrecht (Holanda) por Roger con varios fans, entre ellos los miembros de "Brekfast in Spain" Jorge Cassinello, Guillermo Puente y Sarah Smith.

JORGE.- Hemos notado que a veces cambias las letras de las canciones, como ocurrió el año pasado con “C’est le bon” en Málaga, donde cambiaste el comienzo. ¿Por qué? ¿Fue simplemente un lápsus?
 
ROGER.- La olvidé (RISAS). Tiendo a recordar las letras con las que estoy contento, y en “C’est le bon” estoy contento con casi toda la letra, pero no con toda, y una parte tiendo a olvidarla.
 
JORGE.- ¿Cómo relacionas una canción con un instrumento en concreto? Quiero decir, tú tocas la guitarra y los teclados... ¿Compones con ambos instrumentos?
 
ROGER.- Normalmente toco cada canción con el instrumento con el que la he compuesto. “Two of us” es la única que compuse con el harmonium pero la toco con la guitarra.
 
JORGE.- ¿Hay alguna razón para ello?
 
ROGER.- Empecé a hacerlo con Supertramp porque no tenía a mano mi harmonium (RISAS).
 
JORGE.- ¿Puedes contarnos algo sobre las nuevas canciones que tocas en esta gira? Por ejemplo, “Love is a thousand times”. ¿Es muy antigua?
 
ROGER.- Es una canción antigua... Probablemente la escribí cuando tenía 19 ó 20 años, y creo que es una de las mejores canciones que he escrito jamás, me encanta. No sé por qué no se incluyó en ningún álbum de Supertramp... Hay muchas canciones que nunca se incluían en los álbumes de Supertramp (RISAS)... Seguramente he compuesto más canciones con la guitarra acústica que con el piano, pero con Supertramp nunca tuve un buen sonido en directo con la guitarra acústica. Nunca tuve un micrófono en la guitarra que la hiciera sonar bien, así que para mí era muy frustrante tocar la guitarra acústica con Supertramp. Y cuando había que elegir nuevas canciones, solía decantarme por los teclados ya que sonaban mejor. Si presentaba una canción con la guitarra, el sonido era terrible y entonces ya no me interesaba...
 
JORGE.- Así que esa es la razón por la que ahora escuchamos más canciones a la guitarra acústica en tus discos en solitario y en tus actuaciones...
 
ROGER.- Sí, porque ahora tengo un buen sonido de guitarra acústica. Me ha costado muchos años encontrarlo.

JORGE.- Sigamos con las nuevas canciones de esta gira... Por ejemplo, “Along came Mary”.

ROGER.- Es otra canción que habla de Mary... No sé quién es Mary (RISAS), pero sigue apareciendo en las canciones... y esta tiene ya cuatro o cinco años... Es una canción en la que la guitarra tiene una afinación especial, tengo cinco o seis canciones más con una afinación especial, y hay un zumbido, una nota que se prolonga durante toda la canción, que le da una cualidad especial a todas esas canciones. Creo que esta será probablemente la canción que abra el próximo álbum.
 
JORGE.- ¿Y “Say goodbye”? A mí me suena a canción antigua. Tal vez no sea así, pero en mi opinión podría haber aparecido incluso en el primer álbum de Supertramp.
 
ROGER.- En realidad “Say goodbye” estaba en el álbum en solitario que nunca publiqué. Este álbum se llamaba “Sleeping with the enemy”, pero lo rehice y se convirtió en “In the eye of the storm”. Así que “Say goodbye” formaba parte de aquel disco y probablemente la compuse en 1983. 

JORGE.- Y tenemos “Lone child”, ¿o “Lonely child”?

ROGER.- “Lone child”.

JORGE.- La única con un batería nuevo cada noche...
 
ROGER.- Sí, es una canción nueva... Bueno, en realidad no, debe tener unos quince años, y ahora la he vuelto a descubrir.
 
JORGE.- Tiene mucha fuerza...
 
ROGER.- Me gusta, creo que tiene potencial para ser un éxito... Su ritmo es muy contagioso, cuando me acompaña un buen batería queda muy bien.
 
JORGE.- Hablemos del talento que es tu hijo Andrew. Debo decir que me encanta su canción “Melancholic”, es un ejemplo que demuestra su maravilloso potencial como músico. ¿Vais a seguir trabajando juntos? Su voz y la tuya forman un hermoso contraste...
 
ROGER.- Andrew tiene un espíritu muy libre e independiente. Es un compositor con mucha fuerza, una persona con mucha fuerza... No quiere estar a la sombra de su padre. A él le gusta mi música, a mí me gusta su música, pero tenemos diferentes edades y estamos en diferentes épocas de nuestra vida. El tiene 17 años y su pasión es su banda, que tiene un sonido más duro, más basado en la guitarra. Creo que a lo largo de nuestra vida haremos muchas cosas juntos, porque le veo como mi pareja, igual que me pasó con Rick o Trevor Rabin. No hay muchas personas en mi vida a las que considere parejas mías (RISAS), pero él es una de ellas. Creo que es un compositor y un músico con un talento increíble.
 
JORGE.- No es extraño, ¡es tu hijo!
 
ROGER.- Sí. También es uno de los mejores baterías con los que he trabajado. Me cuesta mucho encontrar baterías con los que me guste trabajar, y él es un batería increíble. Así que creo que trabajaremos juntos muchas veces, y cuanto más mayor se haga él, menos papá seré yo. El odia ser mi hijo (RISAS)... Para él es difícil ser mi hijo, porque es un músico con una personalidad increíble, y no le gusta que le presente en el escenario como mi hijo, eso le hace sentirse incómodo...
 
JORGE.- Puedes cambiar su apellido y decir "Andrew lo-que-sea"...
 
ROGER.- Bueno, yo sólo digo su nombre, "Andrew Hodgson", en vez de "mi hijo Andrew Hodgson". Eso suena un poco a "papá está orgulloso" (RISAS)... A él no le gusta eso. Tiene una música increíble, unas ideas increíbles, pero sé por experiencia que la edad entre los 17 y los 21 años es muy fértil para componer canciones... Así que si él quiere tomarse su tiempo para componer y no estar en la industria de la música, no hay prisa, toda la música que pueda crear ahora es muy importante.
 
JORGE.- Así que el grupo de Andrew es bastante duro, no rock duro, pero más duro... “Melancholic” no parece ser una canción para un grupo así...
 
ROGER.- No, él tiene dos estilos muy diferentes, por lo menos dos... en realidad tres. Tiene mucho material semiclásico, si llamas clásico a algo como “Melancholic”. Tiene muchas canciones así, y luego está su guitarra.
 
JORGE.- ¿Contemplas la posibilidad de producir a otros músicos o bandas bajo la firma Unichord, por ejemplo el grupo de Andrew?
 
ROGER.- No, no hay planes para eso. Unichord solo se montó para grabar “Rites of passage”. Es la firma de Karuna, y creo que mi próximo álbum lo haré con una compañía más grande. Esos son mis planes.
 
JORGE.- Tenemos curiosidad por saber cómo conociste a Karuna...
 
ROGER.- De acuerdo. En 1976, después de la gira del “Crisis? What crisis?”, fui a un lugar llamado Ananda, que es una comuna de yoga, cerca de Nevada City. Fui allí porque necesitaba ir a algún sitio en el que restablecer mi cuerpo y mi mente. Ella vivía en una tienda de campaña. Allí es donde nos conocimos, y dos años después nos unimos.
 
JORGE.- ¿Qué puedes decirnos de tu actual relación con el nuevo Supertramp? ¿Te gustaría hacer algún comentario o compartir tu punto de vista con tus fans sobre esta controversia?
 
ROGER.- El nombre Supertramp ahora sólo pertenece a Rick. A John y a Bob les han pedido que participen en la gira de Supertramp, pero eso no significa que el nombre sea suyo también. Estoy muy contento de que Rick vuelva a componer, me gustó verle tocar tan bien en la gira. Me pareció que cantaba y tocaba muy bien. Ojalá no haya una competencia entre él y yo, y entre su mujer y yo. Mis relaciones con la mujer de Rick son difíciles, ella y yo tenemos valores muy diferentes.
 
JORGE.- Pero ella no es Supertramp... ¿O sí?
 
ROGER.- Ella controla Supertramp en cierto modo. A mí lo que me gustaría es que Supertramp fuese una parte de mi vida de la que sentirme muy orgulloso. Desafortunadamente Supertramp y yo estamos muy interrelacionados, a veces seguimos interrelacionados de forma negativa por temas legales que ojalá no existieran. Respecto a que Rick interprete mis canciones, lo que más me importa no es quién lo haga sino que rompiera el pacto y me traicionara. Cualquier grupo puede tocar mis canciones en cualquier parte del mundo, y por eso se me hace difícil coger el teléfono y decir "hola, Rick"...
 
JORGE.- Pero Rick lo sabe...
 
ROGER.- Sí, Rick lo sabe. Lo niega, pero lo sabe. Hablamos mucho sobre este tema en 1992, cuando estuvimos trabajando juntos. Fue algo muy importante y él sabe exactamente cómo me siento. Y que cinco años después salga de gira y siga tocando mis canciones, es como si me diera una bofetada.
 
JORGE.- Ahora que hablamos de Rick, ¿cuál de sus canciones es tu favorita y por qué?
 
ROGER.- Tengo muchas canciones favoritas de Rick. “Crime of the century”, “Ever open door” cuando la cantábamos juntos...
 
JORGE.- ¡Nos encantaría escuchar esa maqueta!
 
ROGER.- Dios, Rick tiene grandes canciones... Me encanta “Goodbye stranger”... Me gustan todas las canciones de Rick, no hay ninguna que no me guste.
 
JORGE.- ¿Y te gusta el nuevo álbum?
 
ROGER.- Me gusta parte del nuevo álbum, las letras no... Creo que la producción es muy buena, está muy bien grabado... Sí, me gustan bastantes cosas del disco.
 
GUILLERMO.- No veo en “Rites of passage” un lado comercial, ni una promoción como por ejemplo la que hiciste en “Hai hai”, con dos video-clips (“London” y “You make me love you”). ¿Por qué? Los fans sabemos que has estado oculto durante diez años. Creo que la mayoría sabemos a través de internet que has vuelto al mundo, pero ¿no te interesa hacer video-clips para que la gente sepa que estás ahí otra vez haciendo algo?
 
ROGER.- Ya que esto es un nuevo comienzo y he estado desaparecido diez años, hay algunas cosas básicas que ya no existen. No tengo representante ni compañía de discos. Esas son dos cosas muy importantes. Así que básicamente cualquier cosa que hagamos, la hacemos por nuestra cuenta Karuna y yo, con alguna ayuda de otras personas. Pero si no hay promoción ni vídeos es porque ya no tenemos todo ese sistema logístico. Cuando un grupo sale de gira, como por ejemplo Supertramp, hay toda una maquinaria detrás de la que yo no dispongo.
 
GUILLERMO.- Vi un extracto del video-clip de “Take the long way home” en tu página oficial... Tal vez por eso pensé que podría haber algo...
 
ROGER.- Filmamos el concierto de “Rites of passage”. Teníamos cuatro cámaras, pero sólo dos de los operadores sabían lo que hacían (RISAS). Tony, el encargado de la iluminación, es quien editó el vídeo, pero teníamos diez segundos buenos, luego nada, luego otros diez segundos... Así que sólo conseguimos un buen vídeo, “Take the long way home”. En realidad hay otro vídeo, de “Time waits for no one”, que es bastante bueno. Enviamos “Take the long way home” a las televisiones europeas, pero no se trataba de un single nuevo... Lo que el mercado quiere saber es "¿cuál es el single, cuál es el...?", y nosotros no teníamos un single.
 
GUILLERMO.- ¿Qué otras canciones de aquel concierto dejasteis fuera? Sé que tocasteis “Easy does it” y otras canciones nuevas y antiguas que no fueron incluidas en el disco. ¿Tal vez porque el resultado no fue muy bueno o porque ya habíais decidido qué canciones queríais incluir en el disco?
 
ROGER.- No, el resultado no fue demasiado bueno.
 
GUILLERMO.- ¿Como “Give a little bit” en el disco “Paris”? 

ROGER.- Sí, “Give a little bit” siempre sonaba desagradable con Supertramp, mi guitarra sonaba horrible. Por eso no se incluyó en el “Paris”, desafortunadamente. En el concierto de “Rites of passage” actuamos durante dos horas. Tocamos “Easy does it” y...
 
GUILLERMO.- ¿Tal vez “Sister moonshine”?
 
ROGER.- No... Tocamos “Love is a thousand times”, “Along came Mary”, una canción llamada “Bitter wine” que todavía no habéis escuchado... ¿Qué otras canciones había? Una de Andrew, otra más... Había algunas otras que no quedaron bien.
 
JORGE.- En “Rites of passage” casi todas las canciones son rítmicas excepto “Don't you want to get high”, que no pensabas incluir en el disco. Pero nos han dicho que Jeff, Andrew y los demás te pidieron que la incluyeras...
 
ROGER.- Sí, me gusta esa canción, me encanta tocarla, pero no creía que tuviera tanta fuerza como las demás... Pero sí, pienso que probablemente acabó convirtiéndose en la mejor de todas. Me gustaría volver a grabar “Showdown”.
 
JORGE.- ¿No estás satisfecho con la “Showdown” del concierto?
 
ROGER.- Creo que está bien, pero sé que su potencial es mucho mayor. Incluso “Red lake” también podría mejorarse.
 
SARAH.- Habla el perfeccionista...
 
ROGER.- No, esas canciones tienen un potencial mayor. No sé si volveré a grabar “Red lake”, pero “Showdown” puede llegar mucho más lejos.
 
JORGE.- ¿Estás satisfecho con la canción “Hai hai”? ¿No es una canción que en cierto modo sigue el camino de “Time waits for no one” y “Death and a zoo”? Es un poco oriental...
 
ROGER.- Sí, me encanta el comienzo de “Hai hai”. Cuando dejé Supertramp creo que intentaba rellenar el hueco que Rick había dejado. Rick y yo éramos polos opuestos, el yin y el yang. Yo era el idealista y él era el cínico y el terrenal. Así que intenté rellenar ese hueco en “In the eye of the xtorm”, pero sobre todo en “Hai hai”, intentando hacer de duro (RISAS). Ya sabes, "¡¡¡My magazine!!!".
 
JORGE.- Parecía que ibas a tocar un blues...
 
ROGER.- Sí... "¡¡¡Move it at the right place!!!"... Y eso no es natural en mí. Pero preferí poner varios colores en el disco en vez de uno solo... Creo que lo que hacía era mirar hacia atrás, intentando encontrar mi energía. Ahora pienso que no necesito hacer eso (RISAS), no necesito forzar la voz. Me encanta “My magazine”, es una gran canción en directo con una banda detrás. Y la grabamos electrónicamente, fue una locura: primero un sintetizador, luego mis guitarras, después la batería de Jeff Porcaro... Si tuviera una gran banda para tocar esa canción en directo sería increíble. Aquel álbum lo grabamos sobre todo a base de sintetizadores. Yo tocaba la guitarra y cantaba, y después añadíamos la batería y el piano.
 
JORGE.- En cierto modo fue un álbum electrónico...
 
ROGER.- Sí, lo fue, y por eso sufrió las consecuencias.
 
JORGE.- Pero en cualquier caso fue un experimento que querías hacer...
 
ROGER.- Sí. Un experimento muy caro (RISAS)...
 
SARAH.- ¿Qué es el susurro que se oye muy al principio de “Hai hai”? Porque me cuesta oirlo...
 
ROGER.- El álbum iba a llamarse “What happened to the Empire?”, y creo que eso es lo que se oye...
 
SARAH.- ¿Y quién es el que habla, tú?
 
ROGER.- No lo recuerdo, probablemente sí.
 
SARAH.- ¿Por qué incluiste el himno “Jerusalem” en “Fool’s Overture”? ¿Fue una decisión tuya o de alguien que pensó que podía quedar bien?
 
ROGER.- Fue una decisión mía... “Fool’s Overture” es un tema muy interesante, y realmente no sé qué significa. Tuve varias ideas. Pienso que con "llamaron a ese hombre estúpido, le despojaron de su honor" probablemente estaba hablando de Jesucristo. Y creo que "en tiempos ancestrales aquellos pies caminaron sobre las verdes montañas inglesas" se identificaría con Jesús si alguna vez hubiera venido a Inglaterra. Eso es lo que yo entiendo...
 
SARAH.- ¿Cuál es tu canción favorita?
 
ROGER.- Alguna vez volveré a grabar “The meaning”... Sí, me encanta esa canción. Y no quedé satisfecho con su potencial en el álbum, así que alguna vez habrá otra versión de la canción. ¡He dicho! (RISAS) La verdad es que me gustan casi todas. “Fool’s Overture” siempre me produce un estremecimiento... Disfruto cantando “Take the long way home”... Me ha sorprendido que en esta gira “Give a little bit” casi se haya convertido en todo un himno. Es increíble, en todas partes, también en América y en Canadá... No sé si será porque la gente cada vez está más hambrienta de amor en su vida... Tal vez sea por eso, no lo sé...
 
SARAH.- Es una canción muy sencilla pero...
 
JORGE.- Funciona...
 
ROGER.- ¡Contiene algún acorde que llega hasta la gente! Puesto que fue un single de éxito, no es la canción más popular de Supertramp, pero tiene un mensaje o algo que le llega a la gente muy adentro.
 
JORGE.- Hay canciones en varios discos que, al menos para mí, no está claro si fueron compuestas por ti o por Rick, como “Poor boy” o “Maybe I’m a beggar”...
 
ROGER.- “Poor boy” es de Rick...
 
JORGE.- No, “Just a normal day”, estaba pensando en “Just a normal day”...
 
ROGER.- En esa canción Rick escribió las estrofas y después yo compuse el estribillo de respuesta a las estrofas. El tenía las estrofas pero no tenía nada más, y yo di con el estribillo y lo canté. Por eso cantamos los dos en esa canción.
 
JORGE.- Así que es una canción al cincuenta por ciento...
 
ROGER.- Sí, al cincuenta por ciento... En cuanto a “Maybe I’m a beggar”... Por entonces, cuando empezábamos, la forma de trabajo habitual era la siguiente: Rick obtenía algunos acordes, después yo ponía una melodía sobre ellos y finalmente Richard Palmer escribía las letras. Richard Palmer compuso todas las letras de ese álbum. Yo no las entendía (RISAS), era muy joven. Eran demasiado sofisticadas para mí.
 
SARAH.- ¿No escribiste la letra de “Surely”?

ROGER.- No.
 
JORGE.- ¿Ni la de “Shadow song” ni la de...?
 
ROGER.- No... Tal vez  la letra de “And I am not like other birds of prey”. Tal vez, una parte de ella.
 
JORGE.- ¿Es Richard quien canta en “Maybe I'm a beggar”?
 
ROGER.- Sí.
 
JORGE.- Es la única.
 
ROGER.- Sí. Tuvimos que dejarle cantar una canción (RISAS). El era una persona con mucha fuerza en aquella banda. Le teníamos miedo. Sí, Bob, Rick y yo le teníamos mucho miedo. Tenía una personalidad muy fuerte...
 
JORGE.- ¿Tenía mucho carácter?
 
ROGER.- Sí. Le teníamos mucho respecto. Como era tan culto, compuso todas aquellas letras que yo no entendía (RISAS)... ¡Así que debía ser muy inteligente!
 
JORGE.- Pensarías "¿qué estoy cantando?"
 
ROGER.- ¡Sí, pero cantaba! Y aparte de su fuerte personalidad, también tenía un humor muy variable. ¡Así que si estaba de mal humor, allí no hablaba nadie!
 
JORDI.- ¿Has mantenido el contacto con los miembros del primer Supertramp? ¿Sabes algo de ellos?
 
ROGER.- Sí, vi a Richard Palmer una vez, hace mucho tiempo. Con Bob Millar perdí el contacto... Fue muy triste, Bob Millar tuvo una enfermedad en las manos y no pudo volver a tocar la batería. Me quedé muy triste, era un tipo encantador... A Dave Winthrop no he vuelto a verle... Y Frank Farell murió, bebía demasiado... ¿Se me olvida alguien?
 
SARAH.- Kevin Currie...
 
ROGER.- Kevin Currie intentó demandarme... Cuando publiqué “In the eye of the storm”, dijo que yo le había birlado algo... Al oir “Give me love give me life” pensó que yo le había robado algo, cuando en realidad fue al revés: él me lo había robado a mí. Había una parte de la canción que compuse cuando tenía 16 años, y él me había oído cantarla, así que creyó que la había escrito él, porque la había incluido dentro de una canción suya. Cuando escuchó “Give me love give me life” veinte años después, pensó que yo se la había birlado...
 
SARAH.- ¿Quién ganó el caso?
 
ROGER.- Ni siquiera hubo caso. Le dije que tenía pruebas de que aquello lo había compuesto yo, y retiró los cargos.
 
GUILLERMO.- ¿Qué opinas de los dos discos en solitario de Bob Siebenberg? ¿Los has escuchado?
 
ROGER.- No... ¿Son estos...?
 
JORGE.- Este es el primero.
 
ROGER.- He escuchado esta canción, “C’est le dip”. ¿Se llama así?
 
JORGE.- Sí, “C'est le dip”.
 
ROGER.- ¿Cuándo fue publicada?
 
GUILLERMO.- En 1985.
 
JORGE.- Sí, más o menos cuando “Cannonball”...
 
ROGER.- Bob siempre quería incluir una de sus canciones en un álbum de Supertramp, y Rick nunca lo permitía. No conozco mucho los discos de Bob, creo que escuché este una vez.
 
JORGE.- ¿Quieres quedarte con la cinta?
 
ROGER.- ¿Puedo?

JORGE.- Claro.

ROGER.- Estupendo.
 
JORGE.- Me la regaló Trond, ¡ahora está en mejores manos!
 
ROGER.- Llevaba diez años sin hablar con Bob, y el año pasado nos vimos. Fui a su casa en California, y pasamos un gran fin de semana juntos. Fue muy bonito.
 
JORGE.- Hay otra canción que siempre me ha interesado mucho, “Aries”. Es diferente a las demás, ¿no? Fue grabada en directo, pero después se añadió algo de batería o de ritmo...
 
ROGER.- Fue básicamente grabada en directo.
 
JORGE.- Tal vez no tiene nada que ver con el resto...
 
ROGER.- Probablemente fue una improvisación que se convirtió en canción. Creo que “Aries” era Sam, Sam era “Aries”. La canción dice que "cuando nos encontramos en problemas, llamamos a Aries", y nosotros llamábamos a Sam (RISAS). Era sólo una improvisación...
 
JORGE.- Nunca la tocas.
 
ROGER.- A veces sí...
 
JORGE.- ¿Tal vez esta noche?
 
ROGER.- Bueno, se necesitan otros instrumentos... Pero a veces improviso sobre ella con alguien, por ejemplo con Andrew...