Artículos

"Roger Hodgson explica su reacción ante la gira de Supertramp" (Abril 2010)

Publicado en Artículos

Paul Cashmere, de la web musical australiana "Undercover", recabó las opiniones de Roger Hodgson sobre la nueva gira de Supertramp.


Roger Hodgson, el antiguo cantante y compositor de Supertramp, ha hablado en exclusiva con nosotros para explicar su reacción de la semana pasada respecto a las noticias que aparecieron sobre la gira que su viejo colega Rick Davies va a hacer con Supertramp, en la que, a pesar de no haberle invitado a formar parte de ella, tiene previsto interpretar las canciones que él compuso y cantó.

El principal problema de Roger con la gira del Supertramp de Rick Davies es que han anunciado la gira utilizando sus canciones, y él dice que había acordado con Rick que Supertramp no interpretaría en directo esas canciones.

De hecho, Roger no tiene ningún problema en que Rick actúe bajo el nombre Supertramp. El problema para él es que interpreten sus canciones. “A decir verdad, si Rick saliese de gira como Supertramp y sólo interpretase su música, yo sería increíblemente feliz. Son un gran fan de Rick y es estupendo verle de nuevo en activo. Lo que no está bien es la forma en la que lo ha organizado todo y cómo lo está anunciado”.

La última vez que hablé con Roger antes de que se anunciase la gira de Supertramp, me comentó que muchos fans le habían dicho que no querían que se reuniese con Supertramp. Ahora, en el contexto de una gira de Supertramp, parece que algunos fans interpretaron mal ese comentario.

“Una de las razones por las que quería hablar contigo era para comentar aquella frase que te dije cuando hablamos por última vez sobre el hecho de que los fans no querían que yo me uniera al grupo. Sólo quiero aclarar que es obvio, a juzgar por los miles de cartas que he recibido a lo largo de los años, que los fans sí quieren que nos reunamos”.

“Creo que cuando tú y yo tuvimos esa conversación yo acababa de hablar con dos o tres fans que me dijeron que les gustaba mucho lo íntimos que eran mis conciertos en solitario y que no querían que me reuniera con el grupo porque esas sensaciones tan especiales se pierden al actuar en recintos más grandes. Tú has visto uno de mis conciertos y sabes que son muy especiales. Adoro esa conexión que tengo con la audiencia en pequeños recintos. Eso forma parte de la magia del espectáculo, porque me encanta la gente y me encanta pasármelo bien con ellos mientras toco mis canciones”.

Roger pone énfasis de nuevo en que está contento de que Rick vuelva a tocar en directo, pero dice que ambos llegaron a un acuerdo según el cual Rick se quedaba con el nombre Supertramp y Roger se quedaba con sus canciones. “Me parece bien que Rick salga de gira”, dice. “Lo que no me parece bien es que rompa el pacto que hicimos. A decir verdad, nunca le habría entregado a Rick mi parte de Supertramp a cambio de nada. No soy tan estúpido como para renunciar a algo a lo que había dedicado 14 años de mi vida”.

“Yo fui la fuerza creativa de la banda durante 14 años. Recuerdo perfectamente que, cuando le entregué el nombre a Rick, lo único que me importaba era llevarme conmigo mis canciones y mi voz. Eso me daría seguridad, y a él, obviamente, le daría seguridad el nombre del grupo”.

Desafortunadamente para Roger, ese acuerdo nunca se plasmó por escrito. “Por entonces yo no tenía un buen abogado, así que no se firmó nada”, admite. “Lo sellamos con un apretón de manos, mirándonos a los ojos. Yo había estado con Rick durante 14 años, y pensé que podía confiar en él. En la primera gira que hizo sin mí, la de ‘Brother where you bound’, respetó el pacto y no tocó mis canciones. Pero unos años después, por alguna razón, empezó a hacerlo. Me sentí muy traicionado, y ese fue uno de los motivos por los que Dougie Thomson dejó el grupo. Pensó que hacer aquello estaba realmente mal”.

Tal vez Roger podría intentar hacer algo al respecto. Ahora vive in California y, según la ley de ese estado, un acuerdo verbal es tan vinculante como uno escrito. ¿Podría demandar a Rick Davies por esto? “No, no lo haré. Por desgracia, he escuchado muchas opiniones sobre este tema a lo largo de los años. No quiero ir por ese camino. Ultimamente he permanecido en silencio, pero no en lo que se refiere a Rick. A él sí le he manifestado claramente cómo me siento, pero para el público he permanecido callado”.

“Por eso he estado saliendo de gira durante los últimos 6 años, para intentar reivindicar mis canciones como canciones de Roger Hodgson, que es lo que realmente son. Por eso estoy haciendo una gira mundial y voy a tocar en los mismos países que ellos. No me puedo quedar callado ante esta situación. Supertramp, o Rick, está anunciando esta gira como una gira de grandes éxitos, utilizando mis canciones… He visto anuncios con ‘Dreamer’, ‘Give a little bit’, ‘The logical song’, ‘Breakfast in America’… Es vergonzoso”.

Después de haber presenciado un concierto de Roger Hodgson hace sólo unas semanas en Melbourne, puedo dar fe de que en sus conciertos puede escucharse la voz que grabó todas esas canciones. “Supertramp fue una banda maravillosa durante 14 años, y yo estoy muy orgulloso de nuestro legado”, dice.

“En cierto modo, no quiero que ese legado se ensucie. Pero hay muchos fans disgustados porque han ido a ver un concierto de Rick y han escuchado a Mark Hart cantar mis canciones. Esas canciones son muy bien recibidas por el público, pero cuando se dan cuenta de que no se trata del mismo cantante, ese legado del que yo formé parte se ensucia. No quiero que los fans se sientan así. Quiero que el legado y la reputación de Supertramp permanezcan intactos, y creo que lo que está haciendo Rick no ayuda a ello en absoluto”.

Roger también admite que Rick Davies es un músico impresionante. “El caso es que Rick tiene tantas grandes canciones que no necesitaría utilizar las mías”, dice. “No sé por qué cree que debe tocarlas. Evidentemente, mis canciones han resistido muy bien el paso del tiempo y la mayoría de éxitos del grupo eran míos, pero muchas bandas salen de gira sólo con una o dos canciones famosas. El tiene ‘Bloody well right’, ‘Goodbye stranger’, ‘Rudy’, ‘Crime of the century’… Unas cuantas grandes canciones. No creo que tocar mis canciones le favorezca, pero eso es caso aparte. Se trata de algo que no está bien”.

“Yo soy una persona que intenta aferrarse a su integridad artística. Creo que es algo muy difícil dentro de este negocio. Hay muchas presiones que vienen de todas partes, y lo que yo le digo a Rick tiene como objetivo darle ánimos, porque me encanta como músico y como compositor. Simplemente le animo a que se aferre a su integridad artística y no sucumba ante esas presiones que debe estar recibiendo por parte de los promotores, los intermediarios, los representantes, etc. Ya veremos qué pasa”.

Roger nunca ha interpretado ninguna de las canciones de Rick. De hecho, en el reciente concierto de Melbourne, incluso advirtió al público que sólo iba a tocar sus propias canciones, por lo que sería mejor que no le pidieran ‘Bloody well right’. “Jamás he soñado con tocar las canciones de Rick”, dice. “Incluso aunque yo sólo tuviera un par de temas famosos, estaría muy mal que lo hiciera. Eso me haría convertirme en alguien que interpreta canciones de otros artistas, y no estaría bien”.

Irónicamente, a Rick ni siquiera le gustan algunas de las canciones de Roger que Supertramp está anunciando para sus conciertos. “Lo más curioso es que a Rick no le gustan la mayoría de mis canciones, aunque nunca se lo he contado a nadie”, dice. “A él le van más el jazz y el blues clásicos, y se enfrentó a mí porque odiaba la canción ‘Breakfast in America’. Tuve que pelear por algunas de mis canciones, porque a él no le gustaban. Interpretarlas sin que le gusten es todavía peor”.

Los comentarios de Roger tienen como objetivo que los fans sepan que a él no le parece bien lo que está pasando respecto al nombre Supertramp. “No quiero que esto se convierta en una batalla o en una guerra entre nosotros. Yo no estoy resentido. Simplemente creo que no estaría bien callarme en estos momentos”, dice. “Quiero hacer un llamamiento a Rick y a su integridad artística. Probablemente no me haga ni caso, pero yo voy a intentarlo por el bien de los fans”.

Cuando se enteró de que iba a haber una gira de Supertramp, intentó averiguar si podía participar en ella, al menos durante algunos conciertos, para que los fans pudiesen volver a ver a Hodgson y a Davies juntos de nuevo por última vez. “Cuando supe que iba a salir de gira, a pesar de que sabía que no podría acompañarle ni aunque él me lo pidiera porque ya tenía planificada mi gira en solitario y me resultaría imposible cancelar mis actuaciones, me puse en contacto con el agente de Rick para decirle que estaba dispuesto a tocar en algunos conciertos para complacer a todos los fans que me preguntaban por qué no me unía de nuevo a Supertramp”.

“Eso habría hecho felices a muchos fans que llevan décadas esperando ese momento. Por desgracia, su respuesta me dejó atónito porque me dijo: ‘Eso no va a suceder nunca. No beneficiaría a Supertramp, sólo beneficiaría a Roger Hodgson’. Básicamente, yo sólo lo haría porque a los fans les encantaría tener esa última oportunidad de vernos juntos de nuevo. Es muy triste que dos personas no puedan unirse en circunstancias como esta. Se supone que la música ayuda a que la gente esté unida”.