Artículos

"La Voz de Supertramp" (Abril 2010)

Publicado en Artículos

Artículo de Simon Sweetman publicado en el diario neozelandés "Stuff" como preámbulo de la gira de Roger Hodgson por el país.


La Voz de Supertramp, también conocido como Roger Hodgson, se encuentra al teléfono. Y mientras hablo con La Voz de Supertramp, pienso que no me gusta Supertramp.

Después pienso que me gusta ‘The logical song’. Y, lógicamente, hay otras canciones de Supertramp que me gustan. ‘Bloody well right’ sería una de ellas. Pero la mayoría de las que me gustan fueron escritas por Hodgson.

También pienso en la portada del álbum ‘Famous last words’. La recuerdo muy bien de mi infancia. Todo un icono de las imágenes que conservo de la colección de discos de mis padres, o al menos de lo que recuerdo de esa colección de discos.

Pero es agradable hablar con La Voz de Supertramp. Lo digo totalmente en serio, algo que probablemente no sorprenderá a ningún lector que haya escuchado alguna de las canciones de La Voz. Tranquiliza pensar que el hombre que compuso ‘Give a little bit’ todavía se encuentra a gusto con esa letra y esa canción.

El cantautor británico de 60 años habla desde su casa en América. Le pregunto si hay alguna canción en particular que destacaría de su repertorio. No duda en nombrar la que ha sido donada para muchos actos benéficos. Hodgson “da un poquito” de su catálogo para que las organizaciones benéficas intenten que todo el mundo “dé su poquito”.

“‘Give a little bit’ es especial”, me dice Hodgson. “Alberga una conexión, algo espiritual, un mensaje atemporal. Me alegra que esta canción siga siendo usada y que me la sigan pidiendo. Si es para una buena causa, siempre estoy encantado de que la utilicen”.

“Pero cuando la canto en directo, en mis conciertos, todavía conserva su propósito original: entretener”, dice Hodgson. “Y todavía hoy en día sigue significando muchas cosas para mucha gente. Y eso me emociona de verdad, es algo muy especial”.

Hodgson está haciendo una gira en solitario como La Voz de Supertramp. En ella canta las canciones que compuso con su banda de pop progresivo, la cual vendió millones de discos en los años 70. También interpreta algunas canciones, menos conocidas, de sus trabajos en solitario. Pero sabe que lo que los fans quieren escuchar son los grandes éxitos.

“Para mí es maravilloso darme cuenta de que he escrito canciones que han superado la prueba del tiempo”, dice Hodgson. “Y en realidad se trata de mis canciones. Yo compuse la mayoría de los éxitos que publicó Supertramp”.

El no compuso ‘Bloody well right’, pero está cerca de tener toda la jodida razón si uno repasa los éxitos del grupo. El repertorio de Hodgson incluye las ya mencionadas ‘Give a little bit’ y ‘The logical song’, así como la pegadiza ‘Dreamer’ además de ‘Breakfast in America’, ‘Take the long way home’ y ‘Fool’s overture’.

“‘Fool’s overture’ es una de las grandes canciones del nuevo repertorio”, dice Hodgson con orgullo. “No fue un gran éxito como ‘Dreamer’ o ‘Give a little bit’, pero se trata de una canción que, la toque cuando y donde sea, hace que la gente se vuelva loca. Eso es muy agradable, porque está destinada a los fans más acérrimos. En cuanto empieza a sonar la canción, ellos se encienden”.

Hodgson firmó un contrato discográfico en 1969 y después fundó Supertramp junto a Rick Davies. Ambos compartieron las tareas compositivas, compitiendo por los éxitos mientras los temas pop más accesibles sustituían a sus iniciales aspiraciones progresivas.

Hodgson dice que siempre tuvo ambiciones, pero que no fue hasta que el grupo había publicado varios discos cuando se dio cuenta del gran éxito que estaban teniendo y todo lo que eso significaba.

“Tuve todos los sueños que un músico joven puede tener, pero nunca imaginé que mi música llegaría tan lejos ni a tanta gente. Eso no se puede planificar, simplemente debes intentar seguir adelante con tus sueños. Creo que soy un hombre increíblemente afortunado, y me llega muy adentro que a los fans todavía les interesen mis canciones. Me hace mucha ilusión pensar que esas canciones todavía significan algo para ellos, y me sigo emocionando cada vez que las interpreto”.

La última vez que Hodgson estuvo en Nueva Zelanda, con Supertramp, fue en 1976. Todavía recuerda aquella visita, a pesar de lo efímera que fue.

“Recuerdo que estuvimos en la playa, fue muy bonito. Dimos un concierto que salió muy bien y recuerdo que dije que volvería a Nueva Zelanda, porque me encantó. Pero ha pasado mucho tiempo, así que estoy seguro de que las cosas habrán cambiado mucho desde entonces”.

Hodgson dejó Supertramp después del álbum que publicó el grupo en 1982, ‘Famous last words’. Le digo que es uno de mis discos favoritos, no tanto por la música como por la imagen de la portada. Para mí, que entonces tenía 6 ó 7 años, aquello era auténtico arte pop entre los discos de mi madre y de mi padre. Aquella portada me encantaba.

Seguro que también había buenas canciones en el disco. Especialmente, ‘It’s raining again’, su éxito radiofónico y otro de los temas que forman parte del repertorio actual de Hodgson en directo. Mis recuerdos estimulan algunos recuerdos de uno de los dos creadores del disco, que sin embargo no rememora con tanto cariño esa época dentro del grupo.

“El álbum ‘Famous last words’… Bueno, es bonito conocer tu historia sobre lo que significó su portada en tu vida, pero” (aquí hace una pausa para soltar una risita inquieta, casi burlona) “el propio título ya refleja el hecho de que las cosas no estaban funcionando bien. No fue un disco fácil de grabar. Si me lo preguntas, te diría que debería haber incluido canciones mucho mejores, y creo que no se hicieron las elecciones más óptimas”.

Insatisfecho con el reparto de las tareas en la composición, Roger Hodgson originó una ruptura al dejar la banda y llevarse muchas de sus canciones y sus ideas al primer álbum de su carrera en solitario, ‘In the eye of the storm’, de 1984, cuyo gran éxito fue el tema ‘Had a dream (Sleeping with the enemy)’.

Mientras tanto, Davies seguía adelante con Supertramp. El acuerdo entre ambos decía que desde ese momento sólo podía interpretar las canciones escritas por él mismo. Hodgson publicó otro disco en 1987, y uno más en 2000. Pero, básicamente, se retiró.

“Salir de gira había sido una parte muy importante de mi vida, y fue fantástico, pero había llegado el momento de centrarme en mi familia y me pasé veinte años apartado de la música para criar a mis hijos, hasta que mi corazón me pidió que volviera a tocar. Nunca he dejado de hacer música, pero me tomé un largo descanso”.

“Mi hijo también es músico, creció con ello. Pero es estupendo haber vuelto a salir de gira y tocar de nuevo esas canciones de las que nunca me canso. Tampoco me canso de escuchar las historias que me cuenta la gente sobre sus experiencias como fans, sobre sus discos y sus canciones favoritas… Nunca me canso de ver y escuchar sus reacciones, y estoy muy orgulloso de mi trabajo”.

Incluso Hodgson tiene su propio álbum favorito de Supertramp. Normalmente, cuando entrevistas a un músico, siempre te dice que no escucha sus propios discos, así que encontré reconfortante que Hodgson fuese tan honesto sobre su trabajo y tan entusiasta hablando de sus éxitos.

Sorprendentemente, su disco favorito de Supertramp no es el que arrasó el mercado pop con ventas multimillonarias, ‘Breakfast in America’, de 1979, así que debe ser uno anterior. Pero tampoco se trata de ‘Even in the quietest moments’, de 1977, ni de ‘Crime of the century’, de 1974, ni del primer álbum homónimo de 1970 por motivos nostálgicos. No, el álbum favorito de Supertramp para La Voz de Supertramp es ‘Crisis? What crisis?’, de 1975. Un disco que él me insta a volver a escuchar.

Nuestra entrevista termina, y yo también. Me pregunto si no será ese su álbum favorito porque en él La Voz de Supertramp canta el setenta por ciento de las canciones…

Roger Hodgson, La Voz de Supertramp, estará de gira en Nueva Zelanda la próxima semana. ¿Vas a ir a escucharle cantar sus éxitos? ¿O preferirías encontrarte en cualquier otro lugar? ¿Acaso eres fan de Supertramp? ¿Tienes algún disco o alguna canción favorita? ¿Hay alguien ahí que también sea un gran fan de ‘Crisis? What crisis?’.

Ah, por si estás esperando una reunión de Supertramp al completo, Roger dice: “Nunca diré ‘nunca jamás’, pero la verdad es que es poco probable”.