Artículos

"Desayuno en Australia" (Abril 2013)

Publicado en Artículos

Bob Gordon, de la revista musical australiana "X-Press", habló con Roger Hodgson como preludio a su actuación en Perth.


Después de tomarse un descanso de la música en los años 90 para alejarse de la rutina del negocio y criar a sus hijos, el antiguo miembro de Supertramp Roger Hodgson regresó a los escenarios y ya lleva unos diez años saliendo de gira periódicamente.

Hablamos con él al teléfono desde Indianápolis, durante una parada en la primera gira que está haciendo por los Estados Unidos. Allí, igual que en cualquier otro país que visite, Hodgson puede ver de cerca lo que todas esas canciones que compuso, como ‘The logical song’, ‘Breakfast in America’, ‘Give a little bit’, ‘Dreamer’ e ‘It’s raining again’, significan para el público. Aunque dejó la banda en 1983, las canciones que cantaba siguen junto a él.

“A decir verdad, tengo una relación muy personal con mucha gente de todo el mundo”, señala Hodgson. “Las canciones que canto son trozos de mi corazón y de mis experiencias en la vida que he compartido o expresado a través de ellas. Esas canciones han emocionado a muchas personas que llevan más de treinta años escuchándolas y tienen una relación muy fuerte con ellas. Muchas de esas canciones también reflejan sus creencias y sus emociones”.

“Miro al público y les veo sonreír y llorar. Veo parejas abrazándose y veo personas de cuatro generaciones distintas, desde mayores de 50 años hasta adolescentes que acaban de descubrir esta música. Para mí, como ser humano, y no digamos como músico, tener algo que compartir con la gente y que les proporciona tantas cosas es lo que me anima a seguir saliendo de gira”.

Parece que Hodgson disfruta más actuando ahora de lo que lo hizo en el pasado. “Hoy tengo mucha más confianza que cuando formaba parte de Supertramp”, dice Hodgson, “y también mucho más que ofrecer sobre el escenario”. Y aunque sus canciones, de alto contenido filosófico, surgieron de las reflexiones que se hacía un hombre mucho más joven, Hodgson se alegra de que sigan teniendo relevancia en la vida moderna.

“Todavía tengo un aprecio increíble por esas canciones”, dice Hodgson. “Hay algunas letras que están más vigentes que nunca, como la de ‘Give a little bit’. El mensaje de esa canción es hoy todavía más relevante que cuando la escribí. Y lo mismo ocurre con ‘The logical song’. Intentar averiguar quiénes somos sigue siendo un mensaje muy actual”.

“Estoy muy orgulloso de mis canciones, y me identifico con todas ellas. Me identifico con ellas no sólo en cuanto a quién era yo cuando las compuse, sino que todavía me parecen frescas y relevantes hasta cierto punto. Como artista, las aprecio enormemente y disfruto mucho con ellas”.

A pesar de que Supertramp actuó en Australia en la década de los 70, Hodgson nunca había estado en Perth. Es bonito saber que siempre hay una primera vez para todo, ya sea para Hodgson visitando la ciudad o para sus fans de toda la vida escuchándole por fin en directo.

“Lo mejor es que, para quienes nunca vieron un concierto de Supertramp, esto es lo más parecido que van a poder encontrar”, dice Hodgson. “En la época dorada del grupo había un espíritu maravilloso que todos compartíamos como miembros de Supertramp, y esto es lo más próximo a ese espíritu que la gente puede ver”.