Artículos

"El secreto de las composiciones de Roger Hodgson" (Octubre 2012)

Publicado en Artículos

Artículo de Mark Voger, publicado en el diario norteamericano "The Star Ledger" poco antes de la visita de Roger Hodgson a Nueva Jersey durante su gira "Breakfast in America".


Ya sólo escuchar los títulos de las canciones te trae muchos recuerdos a la memoria: ‘Dreamer’, ‘Take the long way home’, ‘Give a little bit’, ‘Breakfast in America’, ‘The logical song’… Pero los testimonios de los fans, sobre todo en lo referente a las letras, han convencido al cantautor Roger Hodgson, antiguo miembro de Supertramp en los años 70, de que no se trata de un ejercicio de nostalgia.

“Las canciones que interpreto fueron escritas hace más de 30 años, pero no suenan viejas”, dice Hodgson. “Siguen sonando frescas y siguen siendo muy relevantes, algunas de ellas incluso más que cuando las compuse. Creo que ‘The logical song’ tiene un mensaje que hoy en día es más necesario que nunca: ‘Por favor, decidme quién soy’. Corren tiempos difíciles y hay mucha gente confusa en el mundo. ¿Cómo encontrar la verdadera felicidad?”.

“Nunca deja de asombrarme lo que esas diferentes canciones han significado para la gente”, asegura Hodgson. “Escucho todo tipo de comentarios, desde ‘Me salvaron la vida durante mi adolescencia’ hasta ‘Nos enamoramos con esa canción’ o ‘Nos casamos mientras sonaba esa música’. Lo que más me sorprende es lo profunda que es la conexión que la gente tiene con todas esas canciones”.

Inglés de 62 años, Hodgson, que pronto actuará en Englewood y en Morristown, reflexiona sobre su inspiración para escribir las letras: “Esas canciones surgieron de un lugar muy puro dentro de mí, no se crearon de forma artificial”, dice el músico. “Nacieron de mis propias experiencias en la vida, y creo que eso es lo que valoran otras personas que han experimentado esos mismos sentimientos. Yo era capaz de expresar lo que había dentro de mí cuando me quedaba a solas y escribía esas canciones”.

Mientras se criaba en Oxford, Hodgson se sentía un poco solitario. “Me encontraba en un internado escolar inglés”, recuerda. “Por entonces, existía un sistema educativo muy riguroso que resultaba muy duro para un chico tímido y sensible como yo”. La salvación le llegó en forma de música: “A los 12 años de edad tuve mi primera guitarra entre las manos, y eso cambió mi vida para siempre”, dice Hodgson con una carcajada.

“Tenía 13 años cuando ‘Love me do’, el primer single de los Beatles, empezó a sonar en la radio”, dice Hodgson. “Y allí estaba yo, inmerso en un sistema educativo tan tradicional en medio de ninguna parte junto a otros seiscientos chavales. Todos nos moríamos de ganas por dejarnos el pelo largo como los Beatles, y sin embargo nos encontrábamos encerrados en aquel internado conservador. La dicotomía era muy interesante”.

“Pero los Beatles me cambiaron la vida”, añade. “Derribaron puertas y rompieron barreras. Cada disco que publicaban era como un paso adelante en cuanto a ideas y experimentación. Le demostraron al mundo todo lo que podía hacerse”. Hodgson se dedicó a la música como si fuera un adulto joven. Apenas tenía experiencia en los estudios de grabación cuando se unió a Supertramp poco antes del primer álbum homónimo de la banda, editado en 1970.

“En realidad”, dice, “yo ya había grabado un disco antes de conocer a Rick Davies, que fue publicado bajo el nombre de Argosy. Mi primera experiencia grabando fue junto a un caballero llamado Reg Dwight, que después cambió su nombre por el de Elton John, el batería Nigel Olsson y el guitarrista Caleb Quaye, que por entonces eran los mejores músicos de sesiones que había en Londres”.

“Aunque publiqué el disco bajo el nombre de Argosy, yo quería formar parte de una banda y me puse a buscarla. Vi un anuncio en el ‘Melody Maker’ y me marché a Londres, donde conocí a Rick. Creo que yo era uno de los seiscientos músicos que contestaron a aquel anuncio. Rick decidió hacer un descanso en medio de las audiciones, y yo le acompañé a un pub. Pienso que aquello fortaleció nuestra relación, y a él le gustó mi voz”.

De álbum en álbum, las contribuciones de Hodgson a Supertramp fueron haciéndose cada vez mayores. Cinco canciones compuestas por él alcanzaron el Top 20 de las listas de éxitos, y otra coescrita con Davies llegó al número 15. Pero para Hodgson, el testimonio de los fans es el mejor indicador de su éxito. “Cuando yo he atravesado épocas difíciles, algunas canciones me han ayudado a salir adelante”, dice. “Pensar que mis canciones han hecho lo mismo por otra gente es para mí la mejor recompensa”.

Jukebox de Rarezas

"I'M BEGGIN' YOU" (1987)
Versión "mix" de una de las canciones más conocidas del álbum "Free as a bird" de Supertramp, la cual fue utilizada en las salas de baile de la época.