Entrevistas en exclusiva

Egbert Derix en "The Logical Web" (Junio 2022)

Publicado en Entrevistas The Logical Web

Índice del artículo

Juan Lago y Abel Fuentes entrevistaron en exclusiva para THE LOGICAL WEB a Egbert Derix, pianista de 'jazz' holandés con quien ha colaborado John Helliwell en numerosas ocasiones desde el año 2010 y además es un gran fan de Supertramp.

TLW: Según nuestras notas, naciste el 16 de abril de 1969 en Horst (Países Bajos)… ¿Es correcto?

EGBERT: Correcto.

TLW: ¿Cuáles fueron tus principales influencias musicales durante tus años mozos? ¿De qué bandas eras un gran fan?

EGBERT: Me encantaban las bandas británicas de ‘ska’ que aparecieron a finales de los 70 y los 80, como The Specials, Madness, The Beat, The Selecter... Y todavía me encantan. También Nena y Falco, y grupos como Marillion (“Misplaced Childhood” sigue siendo uno de mis discos favoritos), Level 42, Blowbeat, Billy Joel y Randy Newman. Además empecé a escuchar música ‘jazz’, con pianistas como Bill Evans, Herbie Hancock, Keith Jarrett y Chick Corea.

TLW: Empezaste a tocar el piano cuando tenías 15 años… ¿Por qué te decidiste por ese instrumento? ¿Habías tocado otros instrumentos anteriormente?

EGBERT: Mi hermano mayor toca el piano, y siempre hubo un piano en casa. Empecé a tocar la guitarra eléctrica a los 12 años de edad, pero el piano (y los sintetizadores) me gustaban más. Era capaz de improvisar y expresarme mucho mejor con el piano, un instrumento que le trajo alegría y meditación a mi vida.

TLW: Entre 1987 y 1994 estudiaste piano en el Conservatorio de Maastritch… ¿Qué recuerdas de aquellos años de formación?

EGBERT: Fue una buena época y tuve un par de profesores muy motivadores, Irv Rochlin y Frank Giebels. En mi opinión, Irv era una leyenda. Nacido en 1926, era un veterano de guerra estadounidense y había tocado con Ben Webster, Dexter Gordon y Chet Baker. Era un gran profesor y filósofo. Para mí aquellos fueron los primeros pasos para hacerme músico profesional. Allí descubrí mi voz, y supe que era lo que necesitaba para desarrollarme y seguir trabajando. También aprendí lo importante que es encontrar los músicos adecuados con los que trabajar, tanto a nivel personal como musical.

TLW: En 1995 tú y Peter Hermesdorf fundasteis el Searing Quartet, con el que has grabado varios álbumes, has actuado en directo muchas veces y has ganado unos cuantos premios… ¿Ves esta banda como un punto destacado de tu carrera? ¿Os seguís reuniendo para tocar juntos de vez en cuando?

EGBERT: El Searing Quartet fue para mí un gran proyecto, a través del cual pude desarrollar mis habilidades como compositor y como intérprete. Grabamos un par de discos y dimos un montón de conciertos. La banda duró quince años y posteriormente nos reunimos un par de veces para volver a actuar juntos. El saxofonista Peter Hermesdorf es un gran intérprete y compositor, y para mí fue muy estimulante tenerle a mi lado como una especie de complemento a mis ideas musicales.

TLW: ¿Te gustaba Supertramp cuando eras un adolescente?

EGBERT: He sido un gran fan de Supertramp desde que tenía 12 años. Conocí al grupo gracias a mis hermanos, que me hicieron escuchar “The Logical Song”. El primer álbum que tuve fue “Crime of the Century”, y me lo regalaron por mi duodécimo cumpleaños.

TLW: ¿Qué álbumes y canciones de Supertramp te gustan más?

EGBERT: Me encantan todos sus discos. “Crime of the Century”, “Breakfast in America”, “Paris”, “Famous Last Words” y “Brother Where You Bound” son mis favoritos, pero también me gusta escuchar “Some Things Never Change” y “Slow Motion”. Entre mis canciones favoritas se encuentran “Asylum”, “Crazy”, “Don’t Leave Me Now”, “School”, “If Everyone Was Listening”, “Waiting so Long”, “Gone Hollywood”, “Child of Vision”, “It’s a Hard World”…

TLW: ¿Viste algún concierto de Supertramp en los años 80 o 90? ¿De qué actuación guardas un mejor recuerdo?

EGBERT: Les vi por primera vez en 1997, en la gira de “Some Things Never Change”, cuando tocaron en el Ahoy de Rotterdam. Mi mejor recuerdo es del concierto al que John Helliwell me invitó a asistir en el Gelredome de Arnhem durante la gira “70-10”.

TLW: ¿Cómo conociste a John Helliwell? ¿Por qué decidisteis trabajar juntos?

EGBERT: John y yo nos conocimos a través de Internet. El conocía mi trabajo con el Searing Quartet y con Angeli (un proyecto junto al saxofonista y clarinetista Leo Janssen de la Dutch Metropole Orchestra). John y yo tuvimos una cita en Amsterdam y la chispa saltó de inmediato, así que hicimos planes para trabajar juntos. Decidí reunir una banda con la sección rítmica del Searing Quartet, y en giras posteriores también invité a la cantante Joosje Jochem. Durante tres años consecutivos hicimos una gira por los Países Bajos y Bélgica, y también dimos un concierto para una emisora de radio holandesa que todavía está disponible en su web. Interpretamos algunas de mis composiciones, un par de clásicos del ‘jazz’ y las canciones “The Logical Song” y “From Now On” arregladas por mí.

TLW: En septiembre de 2012 publicaste tu primer álbum en solitario, “Paintings in Minor Lila”, que incluía la canción “Mood Piece for John Anthony”, en la que puede escucharse el saxo tenor de John… ¿Cuál fue tu inspiración para componer una pieza dedicada a John? ¿Por qué decidiste usar una parte de “Fool’s Overture” en este tema?

EGBERT: Escribí esta canción para los conciertos que iba a dar con John, como una especie de reconocimiento hacia él. Añadí esa parte de “Fool’s Overture” porque es un tema que me encanta y quería tener alguna referencia a Supertramp en nuestras actuaciones.

TLW: El 15 de noviembre de 2012 Supertramp ofreció el último concierto de su historia durante un evento privado en Madrid, pero John se lo perdió ya que tenía que actuar contigo ese mismo día… ¿Qué recuerdas de aquello? ¿Estaba John un poco triste por no poder tocar con sus colegas de Supertramp?

EGBERT: Eso es algo bastante personal de mis conversaciones con John. Digamos que John se sentía comprometido conmigo y quiso acompañarme en esos conciertos que habían sido planificados antes que el de Supertramp. La noche que tocamos mientras Supertramp estaba actuando en Madrid tanto John como yo hicimos algunas referencias a ello sobre el escenario.

TLW: ¿De qué trabajo con John conservas un mejor recuerdo?

EGBERT: Tocar mis composiciones, incluyendo “Mood Piece for John Anthony”, teniéndole a él en el saxofón, y estar juntos antes, durante y después de los conciertos. Entre canción y canción John siempre hace algunos comentarios muy divertidos sobre el escenario. Una anécdota: en nuestro primero concierto yo le conté al público lo mucho que me gustaba Supertramp y me puse a tocar al piano una parte de “Crime of the Century”, y entonces John se unió a mí interpretando esas líneas de saxo tenor que aparecen en la sección final de la canción. Fue un momento fantástico. Y también es muy especial tocar “From Now On” y “The Logical Song” con él mientras ejecuta esos maravillosos solos de saxofón. Hemos vivido algunos grandes momentos.

TLW: Todo el mundo sabe que John es un músico con mucho talento… ¿Qué opinión tienes de él como persona, después de haber trabajado tantas veces con él?

EGBERT: John es una persona encantadora que te gusta tener alrededor. Sabe lo que quiere, y tiene un gran sentido del humor y una gran personalidad musical. Es modesto, pero no demasiado modesto.

TLW: ¿Qué has aprendido de John?

EGBERT: He aprendido que no importa si estás tocando en un pequeño club o en un estadio, siempre es cuestión de sentir amor por la música y saber comunicarte con el público.

TLW: Además de con John, también has trabajado con Iain Matthews (de Fairport Convention), Bendik Hofseth, Eric Vloeimans, Ton Engels, Leo Janssen, Fish y Steve Hogarth (de Marillion), y muchos otros artistas… ¿Cuál de todos esos proyectos es tu favorito y por qué?

EGBERT: Me encantan todos. Tengo una conexión especial con Eric Vloeimans y Leo Janssen, porque nos gusta improvisar sobre la marcha. Fue genial trabajar con John, con Steve Hogarth y con Fish porque son grandes músicos y yo soy un gran fan de ellos. Y lo mismo ocurre con Ton Engels y con Bendik. Con Iain Matthews fue estupendo componer canciones juntos, grabar algunos discos y salir de gira por Europa, Reino Unido y los Estados Unidos.

TLW: ¿Conoces a Howard Heckers, que trabajó como ingeniero de sonido para Roger Hodgson entre 2005 y 2016 y es natural de Maastritch?

EGBERT: No, no le conozco.

TLW: En 2010 Roger Hodgson estuvo a punto de tocar nuevamente con Supertramp, pero al final no llegó a un acuerdo con Rick Davies, el otro fundador de la banda… ¿Has hablado alguna vez con John respecto a los motivos que impidieron esa reunión que muchos fans anhelaban? ¿No crees que Roger debería haber salido de gira con Supertramp por última vez?

EGBERT: He hablado mucho con John sobre ello, pero es algo que se queda entre nosotros. Habría sido fantástico que se hubiera producido esa reunión con Roger y los miembros de la banda original, pero eso es asunto suyo. Nosotros, los fans, somos ajenos a esa cuestión y no conocemos las relaciones y las razones de cada uno de ellos, y por tanto no deberíamos juzgarles. Pero me encantaría ver a la formación original del grupo una vez más.

TLW: John publicará próximamente un álbum con The Super Big Tramp Band, los músicos con los que suele interpretar algunas canciones de Supertramp en formato de ‘big band’… Tras haber sido el arreglista de “The Logical Song” y “From Now On”, ¿has trabajado en algunos de los arreglos del disco?

EGBERT: No, no he trabajado en ese álbum.

TLW: Hace algunos años publicaste el libro autobiográfico “De Muze Brengt Mij”… ¿Qué fue lo que te animó a escribirlo? ¿Hay planes para sacar una edición en inglés? ¿Escribirás otro libro en algún momento?

EGBERT: No hay planes para una versión en inglés, pero tal vez escriba otro libro. Mi padre era escritor, y a mí me encanta escribir relatos cortos. Es bonito compartir algunas historias y reflexiones personales. Como músico, he tenido la oportunidad de conocer a todo tipo de gente, viajar por todo el mundo y escuchar a la gente contarme sus historias y pensamientos.

TLW: Has leído el libro “Tramp’s Footprints - The History of Supertramp” que fue publicado recientemente por THE LOGICAL WEB… ¿Qué opinión te merece? ¿Has leído otros libros sobre Supertramp?

EGBERT: Tengo “The Supertramp Book”, de Martin Melhuish. “Tramp’s Footprints” es un gran libro a todos los niveles. He escrito una reseña en Amazon. Es la Biblia de Supertramp, está muy bien escrito y es muy completo en el sentido que cubre toda la historia de la banda de la A a la Z y recoge testimonios de todos los miembros del grupo y demás gente relacionada con Supertramp.

TLW: Has trabajado como músico, compositor, arreglista, profesor, escritor… ¿Cuál de esos roles te gusta más?

EGBERT: Me gusta la combinación de todos ellos. Lo más importante es que siempre he podido interpretar mi propia música.

TLW: ¿En qué proyectos has trabajado últimamente?

EGBERT: El año pasado publiqué un álbum, “Dark Night of the Soul - Exit Ego”, con improvisaciones al piano y sonidos de sintetizadores analógicos junto a las voces de Eckhart Tolle, Alan Watts y Bill Hicks. También he grabado un disco este año con la vocalista Marion Steeghs usando canciones en el dialecto de Limburgo (una provincia de los Países Bajos). Además he hecho música para el cine y la televisión.

TLW: ¿Cómo afectó a tu trabajo la pandemia mundial?

EGBERT: La pandemia me obligó a reconsiderar mis planes musicales, pues durante una temporada no hubo actuaciones en directo, y decidí grabar más cosas en casa para poder seguir trabajando.

TLW: ¿Cuáles son tus planes para el futuro más inmediato?

EGBERT: En junio será publicado mi álbum “Boomasiel”. Es un disco con poemas recitados y cantados. Los autores de los poemas son Frans Budé, mi hermano Govert Derix, Louis Lehmann, Fish, Geert van den Munckhof, Daan Kmiecik y yo mismo. Las voces son de Huub Stapel, Tsead Bruinja, Baer Traa y Marion Steeghs. Los músicos en “Boomasiel” son Bendik Hofseth (antiguo saxofonista de Steps Ahead), Leo Janssen, Eric Coenen, Ton Engels, un quinteto de cuerdas y yo al piano, el Rhodes y los sintetizadores.


Egbert y John durante una actuación en Holanda.


John y Egbert en el año 2012.