Entrevistas en exclusiva

John Helliwell en "The Logical Web" (Enero 2018)

Publicado en Entrevistas The Logical Web

Abel Fuentes aprovechó la estancia en Madrid del legendario saxofonista de Supertramp previa a sus actuaciones con Asfalto en Tarragona y Barcelona para mantener una distendida charla con él mientras le llevaba de vuelta a su hotel después de uno de los ensayos.

Sin ningún guion preestablecido, escuchando música de Supertramp y recordando anécdotas e historias de todas las épocas, Mr. Helliwell demostró una vez más que no sólo tiene una mente privilegiada sino que además es un auténtico ‘gentleman’...


TLW: Bueno John, vaya día lluvioso y frío estás pasando en Madrid… ¡Parece que te has traído en la maleta el clima de Manchester! (RISAS)

JOHN: Sí… Esto me recuerda una frase del musical “My Fair Lady” con la que practicaban ejercicios de pronunciación: “The rain in Spain stays mainly in the plain” (“La lluvia en España se queda sobre todo en la llanura”). (RISAS)

TLW: La primera pregunta es obligada… ¿Ya te has repuesto del todo de aquel mordisco que te dio el perro de un vecino hace algo más de un año mientras montabas en bici?

JOHN: Sí, ya estoy totalmente recuperado. Lo pasé muy mal, porque después de la operación sufrí una embolia pulmonar. ¡Además, al ponerme anticoagulantes para combatir la embolia no llegaban a cicatrizar las heridas del injerto de piel que me hicieron!

TLW: Y siguiendo con problemas de salud, ¿tienes alguna noticia sobre la enfermedad de Rick?

JOHN: Rick se encuentra estable, dentro de lo grave que es un mieloma múltiple. Ha recibido un tratamiento muy agresivo durante los dos primeros años y desde hace unos meses está recibiendo otro más suave, a modo de mantenimiento.

TLW: ¿Crees que podrá a volver a subirse a un escenario?

JOHN: Tal vez para dar algún concierto puntual sí, pero no creo que se encuentre en condiciones de hacer una gira como las de antes.

TLW: ¿Tampoco hay posibilidades de que se publique algún material nuevo de Supertramp, como el DVD del concierto en el Hammersmith Odeon de la gira de “Crime of the Century”?

JOHN: Ojala, pero no lo creo… Rick y Sue, como propietarios de la marca Supertramp, no están muy por la labor.

TLW: Estamos pasando junto a Las Ventas, que es la plaza de toros de Madrid y una de la más famosas de España… ¿Nunca has estado aquí?

JOHN: No, hemos actuado en varias plazas de toros pero no en esta.

TLW: Me decías que Rick y Sue no están a favor de publicar nada nuevo…

JOHN: Sí. Son demasiado ‘protectores’ de todo lo que rodea al nombre Supertramp, y de hecho se opusieron a la publicación del DVD “Live in Paris 79”. Por suerte, Dougie, Bob y yo pudimos publicarlo con la ayuda de nuestro antiguo representante Dave Margereson.

TLW: Sí, lo sé, y todos los fans os estaremos eternamente agradecidos por ello. Pero es muy triste que todas las bandas legendarias de aquella época hayan publicado montones de DVDs, documentales y material inédito mientras que de Supertramp no hay apenas nada…

JOHN: Sí, es una pena. Es como si a nuestro legado y a nuestra historia les faltara algo… Hablando de la historia de Supertramp, ¿cómo llevas tu libro?

TLW: Bueno, sigo avanzando poco a poco. Espero poder editarlo en 2019, coincidiendo con el 50º aniversario de la fundación de la banda… Por cierto, ¿has leído la autobiografía que publicó hace unos años Ken Scott? Los capítulos sobre Supertramp son muy interesantes…

JOHN: Sí, la he leído… Se llama “Abbey Road to Ziggy Stardust”. ¡Me gustó mucho!

TLW: En su libro Ken cuenta algunas cosas que yo no sabía… Por ejemplo, ¿son tuyos los pasos que se oyen al comienzo del disco “Crisis? What Crisis?”, en la canción “Easy Does It”?

JOHN: ¡Sí! Hicimos esa grabación junto a la entrada de los estudios Ramport. Yo bajaba la calle silbando y caminando, mientras Ken esperaba metido dentro de su coche para tocar el claxon en el momento oportuno.

TLW: Ken dice también que fuisteis Roger y tú quienes estuvisteis en una estación de tren grabando los anuncios de megafonía que se pueden escuchar en “Rudy”, pero yo tenía entendido que fuisteis Rick y tú…

JOHN: ¡Es que fuimos Rick y yo! Estuvimos en la estación de Paddington con una grabadora Nagra portátil. Cuando terminamos de grabar dentro de la estación y salimos a la calle vimos a un músico callejero tocando el violín. Decidimos grabar lo que tocaba, y ese es el solo que se escucha en la canción cuando el tren llega a su destino. ¡Así que esa parte no la interpretó nadie de la orquesta, sino un violinista callejero!

TLW: Otra de las cosas que cuenta Ken es que estaba previsto que produjese un tercer álbum después de “Crime of the Century” y “Crisis? What Crisis?”, pero después de una fiesta en su casa de Los Angeles en 1975 no volvió a saber nada de Supertramp… ¿Cuál fue el motivo de ese cambio de planes?

JOHN: Si no recuerdo mal, Ken pidió una cifra desorbitada de dinero para grabar otro disco con nosotros y finalmente decidimos buscar otro productor…

TLW: Al parecer, en aquella fiesta la que por entonces era su mujer tuvo un rifirrafe con Roger, pero Ken no recuerda qué pasó exactamente. Según lo que yo sé, ella os dijo a ti, a Bob y a Dougie que Roger quería sustituiros por otros músicos… ¿Recuerdas algo al respecto?

JOHN: No recuerdo muy bien qué pasó entonces, aunque todos éramos conscientes de que Roger siempre iba un poco por libre y no tenía un sentimiento de banda como el que podía tener Rick. Ambos eran y siguen siendo unos grandes compositores, pero todos los miembros del grupo aportábamos nuestras ideas y colaborábamos en desarrollar y mejorar las canciones que ellos escribían.

TLW: Los conciertos que da Roger con su actual banda son muy buenos, pero después de tantos años todavía sigue usando un repertorio cuya inmensa mayoría de canciones son de su época en Supertramp…

JOHN: Sí. En cierto modo es lógico, pues los discos en solitario que ha publicado no han tenido mucho éxito... ¡Anda, “El Corte Inglés”!

TLW: Sí, este es “El Corte Inglés” de la calle Goya… ¿Conoces estos grandes almacenes?

JOHN: ¡Por supuesto! En todas las ciudades españolas que visito siempre hay un “Corte Inglés”… (RISAS)

TLW: Después de publicar su último álbum en solitario en el año 2000, “Open the Door”, Roger formó una efímera banda llamada Two Tribes junto a Bob y sus respectivos hijos, Andrew y Jesse. Dave Margereson, que iba a ser el representante de esa nueva banda, me dijo que tú también estuviste involucrado en el proyecto… ¿Es eso cierto?

JOHN: Creo que Dave está equivocado… No recuerdo nada sobre Two Tribes. Sí que participé unos años antes en otro proyecto de Roger, “Rites of Passage”.

TLW: Bueno, lo de “Rites of Passage” lo sabe cualquier fan de Supertramp que se precie… Por cierto, ¿qué te pareció la grabación que te envié recientemente con una de las canciones inéditas de ese álbum?

JOHN: ¡Me encantó volver a escuchar la canción más de veinte años después! Todavía suena muy fresca…

TLW: ¿Qué recuerdas de aquel proyecto?

JOHN: Me lo pasé muy bien tocando con aquella banda. Recuerdo que dimos un primer concierto de incógnito en Nevada City con el nombre de Lord Stackhouse & The Bulging Trousers (El Señor Stackhouse y Los Pantalones Abultados), en el que yo fui el maestro de ceremonias. Karuna, la mujer de Roger, me prohibió seguir ejerciendo de maestro de ceremonias a partir de entonces. ¡Dijo que mis comentarios sobre el escenario habían sido muy groseros! (RISAS)

TLW: Volviendo al libro de Ken, también dice que durante la fiesta que tuvo lugar en Chelsea tras la publicación de “Crime of the Century” hubo una redada policial…

JOHN: ¡Sí, lo recuerdo! Estábamos celebrando la fiesta en un restaurante y se encontraban allí todos los mandamases de A&M Records, incluido Jerry Moss, y de repente empezaron a entrar policías pidiendo la documentación y arrestando a quienes oponían resistencia. La gente pensaba que todo era un montaje relacionado con el título del álbum, “El Crimen del Siglo”, pero se trataba de una redada auténtica... Al parecer el local no tenía licencia para servir alcohol a esas horas de la madrugada.

TLW: ¿Qué recuerdas del concierto que hubo antes de esa fiesta?

JOHN: Fue bastante caótico… Era uno de los primeros conciertos que dábamos los cinco juntos y estábamos bastante nerviosos porque aquello estaba lleno de periodistas y ejecutivos discográficos. Habían colgado sobre la batería una enorme réplica de los barrotes de la portada del disco, y en medio del concierto se cayó al suelo. ¡Por suerte, no alcanzó a Bob!

TLW: Tu mujer, Christine, también se subió al escenario ese día, ¿no?

JOHN: Sí, salió para cantar los coros de “Hide in Your Shell” junto a la mujer de Bob, Vicki, y su cuñado, Scott Gorham... ¡Ellos fueron los primeros ‘trampettes’ de la historia, pero mi mujer estaba tan asustada que no le salía la voz de la garganta! (RISAS)

TLW: Por cierto, ¿cuál era el apellido de soltera de Christine? Es el único que no conozco de las esposas del quinteto clásico…

JOHN: Su nombre era Christine Radford, y la conocí cuando trabajaba como programador de ordenadores en ICL. Ella era una de las telefonistas de la empresa.

TLW: Tú y Christine, junto a Rick y Sue, sois las únicas parejas que seguís unidas. Sé que Roger y Bob se divorciaron hace casi veinte años, pero… ¿Cuándo se separó Dougie?

JOHN: Creo que fue en 1978 o 1979… Su nueva pareja fue Lenise Bent, una ingeniera de sonido que trabajó en el álbum “Breakfast in America”.

TLW: Esta es la Puerta de Alcalá, uno de los monumentos más representativos de Madrid, y existe incluso una canción muy famosa dedicada a ella…

JOHN: Ahí pone 1778 en números romanos…

TLW: Sí, es el año que fue construida bajo el reinado de Carlos III. Hace varios siglos era una de las puertas a través de las cuales se entraba a Madrid, cuando la ciudad estaba rodeada por una muralla.

JOHN: Me encanta la historia que tienen ciudades tan antiguas como Madrid… Soy un apasionado de los museos y las visitas culturales.

TLW: ¡Me consta! Bueno, y ya que estás aquí por Asfalto… ¿Qué tal te sientes tocando con ellos?

JOHN: Estoy encantado. Son muy buenos músicos y el año pasado disfruté mucho trabajando con todos ellos, así que me ofrecí para volver cuando me invitaran. ¡Espero que esta no sea la última ocasión que tocamos juntos!

TLW: Sabes que Julio Castejón siempre ha sido un gran fan vuestro y en alguna ocasión ha dicho que en los años 70 la música alcanzó la perfección con Queen y Supertramp… ¿Qué te parece?

JOHN: ¡Me siento halagado! (RISAS)

TLW: Esta es la Plaza de Cibeles, donde los seguidores del Real Madrid vienen a celebrar sus títulos. Parece que este año tu equipo, el Manchester City, también va a tener algo que celebrar…

JOHN: Sí, esta temporada vamos muy destacados en la Premier League… ¡Y tenemos al mejor entrenador español, Guardiola!

TLW: Bueno, Guardiola es un gran entrenador pero si alguna vez te encuentras con él mejor no le digas que es español... Es catalán y últimamente se ha vuelto independentista.

JOHN: ¿En serio? No lo sabía…

TLW: Pues sí. Yo siempre he sido del Barça y le tuve un gran aprecio como jugador y como entrenador del club, pero nunca he podido entender que se dedique a mezclar el deporte con la política tan alegremente… Aparte del Manchester City, ¿eres seguidor de algún otro equipo?

JOHN: ¡Tal vez no te lo creas, pero también le tengo cariño al Manchester United!

TLW: ¿Cómo es posible? Eso es como ser a la vez del Real Madrid y del Atlético de Madrid…

JOHN: En realidad yo era del Manchester United hasta que en 2009 mi jugador favorito, Carlos Tevez, fichó por el Manchester City y entonces decidí que yo también me cambiaba de equipo con él… Ahora mi jugador favorito es De Bruyne, ¡espero que no fiche por el Manchester United! (RISAS)

TLW: ¡Sí, más te vale! (RISAS)

JOHN: ¡Ahí está el hotel “Villamagna”!

TLW: ¿Lo conoces?

JOHN: ¡Claro, es un hotel precioso! Rick y yo nos alojamos ahí cuando vinimos a promocionar el álbum “Slow Motion” en 2002…

TLW: ¡De eso se cumplen hoy 16 años! Yo me quedé congelado, esperando a que llegarais, en la puerta de la emisora M80 Radio, donde ibais a dar una entrevista para el programa “Gomaespuma”… Cuando os preguntaron qué tal os habían recibido en España, tú dijiste: “Ahí afuera había un tipo que quería que le firmásemos un autógrafo”. (RISAS)

JOHN: ¡Es verdad, lo recuerdo! (RISAS)

TLW: ¿Qué pasó con “Flight 29” (“Vuelo 29”), aquella canción instrumental que fue descartada del álbum “Slow Motion”?

JOHN: ¡Aquel vuelo fue cancelado y ya nunca va a despegar! Rick se dio cuenta de que a los demás no nos gustaba esa canción cuando tiramos por la ventana el CD en el que estaba grabada… (RISAS)

TLW: Por cierto, acabo de saber que en 1982 colaboraste con el músico brasileño Raimundo Fagner en un disco de tributo a Picasso… ¿Cómo te viste involucrado en aquel trabajo?

JOHN: Me encontraba en Brasil promocionando “Famous Last Words” y me presentaron a Fagner y a Zico, aquel gran futbolista. Por entonces Fagner estaba grabando su disco y me pidió que participara en el mismo. De todas formas, no estoy muy satisfecho de mi aportación a aquel álbum… ¡Estuve enfermo durante todas las grabaciones!

TLW: Ya que hablas de “Famous Last Words”, siempre me he preguntado por qué decidisteis incorporar a dos músicos adicionales, Scott Page y Fred Mandel, en la gira de ese álbum…

JOHN: No estoy seguro… Supongo que estábamos intentando establecernos como una banda más amplia ante la inminente salida de Roger. De hecho, en la siguiente gira, además de Scott, también estuvieron con nosotros Marty Walsh, Mark Hart y Carl Verheyen.

TLW: ¿Has vuelto a ver a Jesse desde que trabajasteis juntos en “Excalibur IV” el año pasado? ¿Sabes cómo le va?

JOHN: No he vuelto a verle desde entonces, pero estoy en contacto con él permanentemente y dentro de tres meses coincidiremos en “Rock Meets Classic”, una serie de conciertos con orquesta sinfónica en Alemania, Suiza, Polonia y Chequia. Por desgracia, hace unos meses Jesse me contó que el estudio que tiene en Ojai había sido destruido por un incendio…

TLW: ¿En serio? Bob también sufrió un incendio a principios de los 80, ¿no?

JOHN: Sí, a Bob se le quemaron tanto la casa como el estudio. En el caso de Jesse ha sido sólo el estudio…

TLW: La familia Siebenberg parece perseguida por una maldición con los incendios…

JOHN: Sí… ¡Mira, otro “Corte Inglés”! (RISAS)

TLW: Sí, este es el de Nuevos Ministerios… ¿Cómo le va a tu propia banda, Creme Anglaise?

JOHN: Bien, todavía seguimos dando conciertos por Inglaterra de vez en cuando. Me gustaría grabar otro álbum, pero todavía no hay nada planificado.

TLW: ¿Mark ya no toca con vosotros?

JOHN: No, él vive en Los Angeles y por tanto es muy difícil que podamos juntarnos para tocar. Pero le veré dentro de unos días en Nueva York, en un concierto del músico húngaro Leslie Mandoki en el que ambos participaremos.

TLW: ¿Aprovecharás el viaje a Nueva York para visitar a Rick?

JOHN: ¡Claro!

TLW: Ahora estamos pasando junto al estadio Santiago Bernabéu…

JOHN: ¡Anoche estuve aquí viendo jugar al Real Madrid y al Leganés! Julio me invitó al partido, y los dos vinimos juntos dando un paseo desde el hotel.

TLW: Pues vaya día eligió un madridista confeso como Julio para invitarte al Bernabéu… (RISAS)

JOHN: Sí, la verdad es que el desenlace del partido no fue el que él esperaba… (RISAS)

TLW: Bueno John, ya hemos llegado a tu hotel... ¡Espero que disfrutes de los conciertos con Asfalto en Cataluña!

JOHN: ¡Muchas gracias, Abel! Ha sido un placer “tomar el largo camino a casa” en tu coche. Y ya sabes, no dudes en trasladarme cualquier duda que te pueda surgir mientras terminas de escribir tu libro sobre Supertramp…


John ocupando su asiento en el coche de Abel.