Desde THE LOGICAL WEB queremos enviarle a RICK DAVIES, en nombre de esta gran comunidad de seguidores de Supertramp, toda nuestra energía positiva a la vez que le deseamos una pronta recuperación. Noticia en el foro

Arrow up
Arrow down
Imprimir

Malcolm Mabbett en "The Logical Web" (Diciembre 2016)

Publicado en Entrevistas The Logical Web

Última actualización en Miércoles, 21 Diciembre 2016 15:20

Juan Lago y Abel Fuentes entrevistaron en exclusiva para THE LOGICAL WEB a Malcolm Mabbett, guitarrista de Rick's Blues, la primera banda que Rick Davies fundó en su localidad natal de Swindon cinco años antes de formar Supertramp, de la que también fue miembro Gilbert O'Sullivan.




TLW: ¿Cuándo y dónde naciste?

MALCOLM: Nací en Swindon, Wiltshire, en Agosto de 1946, lo que me hace tener una edad de 70 años.
 
TLW: ¿Cómo empezaste a tocar la guitarra?

MALCOLM: Empecé a tocar la guitarra cuando tenía unos 14 años, después de juntarme con otros tres compañeros de la escuela Moredon de Swindon que tenían las mismas aficiones que yo. Aunque había dado clases de piano durante dos años, aprendí a tocar la guitarra por mi cuenta y formamos un pequeño grupo escolar basado en la música de los Shadows, al cual llamamos The String Beats.

TLW: ¿Cuáles fueron tus principales influencias musicales durante tu adolescencia?

MALCOLM: Mis influencias musicales fueron, por supuesto, al igual que las de miles de chicos de mi edad en aquella época, los mencionados Shadows con Cliff Richard, siendo Hank Marvin mi particular héroe a la guitarra. La mayor parte de mi tiempo, además de a mis tareas como estudiante, la dedicaba a todo lo que tuviera que ver con los Shadows.

TLW: ¿Cuál fue tu primera guitarra eléctrica?

MALCOLM: Mi primera guitarra eléctrica fue una Futurama 2, manufacturada en Europa del Este, ya que por entonces había un veto sobre los productos americanos y no teníamos guitarras Fender a nuestra disposición, sólo otras más baratas que eran parecidas.

TLW: ¿Cómo y cuándo conociste a Rick Davies?

MALCOLM: Poco después de dejar el instituto aquel grupo escolar se separó y me preguntaron si me gustaría tocar con otro grupo llamado The Senators. Debía ser el año 1963, y Rick Davies era el batería de aquella banda. Un batería muy capacitado y muy técnico.

TLW: ¿Recuerdas cuándo empezó Rick a tocar la armónica? ¿O ya la tocaba cuando le conociste?

MALCOLM: Sólo supe de la habilidad de Rick tocando la armónica cuando fuimos a comprar una a la tienda de música local, así que para entonces él ya la tocaba.

TLW: ¿Quiénes fueron los otros miembros de The Senators, además de Rick y tú?

MALCOLM: Estaban Doug Midgely como cantante, Jenny Tarrant como guitarrista y Keith Panting como bajista, pero es justo mencionar que el bajista original fue Terry Plumb, que era el novio de Jenny antes de que Keith le sustituyera (como bajista, no como novio). Terry todavía toca el bajo en su propia banda, The Terry Plumb Jazz Band.

TLW: ¿Cómo se fundó Rick’s Blues?

MALCOLM: Durante esta época creo que Rick empezó a mostrarse incómodo con el material que tocábamos y quería hacer cosas de tipo ‘rhythm and blues’, Chuck Berry, Fats Domino y otros artistas americanos de ‘jazz’ y ‘blues’, así que su idea fue formar su propio grupo orientado hacia ese estilo musical. Me preguntó si me gustaría acompañarle, supongo que porque yo acababa de aprender a tocar ese ‘riff’ de blues de 12 compases típico de Chuck Berry. Y así formó un nuevo grupo que bautizó como Rick’s Blues.

TLW: Evidentemente fue Rick quien eligió el nombre de la banda…

MALCOLM: La denominación estaba basada en su propio nombre, obviamente, pero también en un grupo británico al que Rick había seguido durante mucho tiempo, los Moody Blues. Denny Laine era por entonces el cantante de los Moody Blues y tras su marcha fue sustituido por otro chico de Swindon, Justin Hayward, que todavía forma parte de esa banda.

TLW: ¿Cuándo te diste cuenta de que Rick era un músico con un talento enorme?

MALCOLM: Cuando se formó Rick’s Blues en 1964, con Rick ya no como batería sino al piano eléctrico. Era todavía mejor pianista que batería. Fue entonces cuando todo ese talento oculto comenzó a emerger, ya fuera como teclista, como un bestial intérprete de armónica o como un gran cantante de ‘blues’ americano. En ese momento me di cuenta de que estaba en presencia de alguien especial.

TLW: ¿Cómo entraron en el grupo el resto de músicos?

MALCOLM: Rick me preguntó si conocía a alguien que supiera tocar el bajo y quisiera unirse a nosotros, y ahí es donde entró en escena Keith Ray. Le conté a Keith lo que había y le pregunté si estaba interesado en unirse a nosotros. El aceptó la oferta y encajó muy bien en el grupo, así que ya éramos tres y el siguiente paso fue buscar un batería.

TLW: Y entonces apareció Gilbert O’Sullivan…

MALCOLM: Sí. Rick nos dijo que conocía a alguien de su época en la Escuela de Arte que podía tocar la batería y nos lo presentó la siguiente vez que nos reunimos. Fue en una pequeña habitación que había en el desván de la peluquería que tenía la madre de Rick, la cual se convertiría en nuestra sala de ensayos. Todavía recuerdo a Gilbert de pie en la puerta de entrada a aquella sala, acurrucado en su abrigo de lana. Era un tío extremadamente callado y tímido. Con él, la banda ya estaba completa.

TLW: Aparte de Rick, Gilbert, Keith y tú mismo, ¿hubo otros músicos que tocaron en la banda?

MALCOLM: A lo largo del tiempo hubo otra gente que tocó con nosotros de vez en cuando… Había un tipo llamado Dennis que a veces tocaba el saxofón, pero rechazó la oferta que le hizo Rick para unirse a nosotros de forma permanente porque formaba parte de una banda de baile en Swindon que trabajaba sin parar. También había un trompetista conocido de Rick, pero sólo tocó algunas veces con nosotros ya que estudiaba en la universidad de Bristol. No recuerdo su nombre.

TLW: ¿En qué otras bandas había tocado anteriormente cada miembro de Rick’s Blues?

MALCOLM: Como ya he mencionado, yo había tocado en The String Beats y con Rick en The Senators. Y estoy seguro de que Gilbert O'Sullivan había tocado en un grupo llamado The Prefects, pero creo que Keith Ray no había formado parte de ninguna banda… Aunque puedo estar equivocado.

TLW: ¿Recuerdas cuándo grabasteis el single “Don't dictate to me”/”Not this time maybe the next”? ¿Quién compuso esas canciones?

MALCOLM: Esa maqueta fue grabada en Putney, Londres, en 1965, y creo que la canción principal, “Don't dictate to me”, la escribió Gilbert. La otra debió ser una colaboración entre Rick y Gilbert, aunque no estoy totalmente seguro.

TLW: ¿Fue publicado aquel single?

MALCOLM: No. El disco fue grabado de forma privada y por tanto no se puso a la venta, pero cada uno de nosotros compró una copia para sí mismo y también algunas copias adicionales para regalar, aunque eran bastante caras.

TLW: Pero el disco se hizo bastante popular en la ciudad…

MALCOLM: Conocíamos al tipo que cargaba los vinilos de 45rpm en la gramola de la cafetería local, que era el Beale’s Cafe, y él puso nuestro disco en la máquina. Así que si echabas un chelín (5 peniques de hoy en día) podías elegir nuestro disco, pero como el comienzo del surco era un poco diferente al de los singles convencionales necesitabas dar un golpe en un lado de la gramola para conseguir que sonara. Muy profesional.

TLW: ¿Grabó Rick’s Blues algo más?

MALCOLM: No, Rick’s Blues nunca grabó nada más después de aquella maqueta, ya que fue algo que no nos llevó a ninguna parte ni nos supuso beneficio alguno.

TLW: ¿Teníais otras canciones propias por entonces?

MALCOLM: No recuerdo que tocásemos otras canciones propias, pero para entonces Gilbert O'Sullivan ya había hecho sus primeros pinitos como compositor y tenía un talento evidente para ello, como se demostraría más adelante.

TLW: ¿Qué tipo de música solíais tocar?

MALCOLM: Nunca tocábamos canciones ‘pop’ frívolas, sino sobre todo temas de estilo ‘rock’ y ‘blues’, tanto vocales como instrumentales, en los que destacaban el piano y la armónica de Rick. “Cry me a river”, con Rick cantando, era una de mis favoritas, así como “Take the A train”, un gran tema instrumental.

TLW: ¿Cuál era vuestro repertorio habitual?

MALCOLM: No recuerdo haber tenido nunca un repertorio, desde luego no teníamos ninguna lista de canciones a interpretar. Creo que tocábamos lo que Rick decía que había que tocar.

TLW: ¿Cuántos conciertos ofreció Rick’s Blues a lo largo de esos años?

MALCOLM: Soy incapaz de recordar cuántos conciertos dimos en aquellos años, pues nadie llevó un registro de los mismos, pero tocamos en una gran variedad de eventos y recintos: bodas, fiestas de estudiantes, estudios de danza, locales de baile grandes y pequeños, pubs, carpas y otros que probablemente he olvidado.

TLW: ¿Solíais llevar uniformes sobre el escenario, algo que estaba muy de moda por entonces?

MALCOLM: Nuestro uniforme sobre el escenario, lógicamente, debía ser del estilo del que llevaban los mencionados Moody Blues, por ejemplo chaqueta azul y pantalón azul oscuro. No había ningún problema para conseguir pantalones de ese color, pero las chaquetas eran un poco más difíciles de encontrar. La solución llegó a través de un catálogo para encargar ropa por correo que tenía la madre de Gilbert. No eran exactamente lo que estábamos buscando pero podían valer, así que le dimos el dinero y ella nos compró cuatro chaquetas de color azul claro que se convirtieron en nuestro uniforme. También nos poníamos unas largas bufandas negras que tejió la hermana de Gilbert. Todavía conservo la mía en alguna parte del desván.

 TLW: ¿Cuál es el concierto que mejor recuerdas?

MALCOLM: Siempre me acuerdo de un baile de estudiantes en la universidad de Bristol, junto al trompetista mencionado. Le pedimos a un conocido de Rick que tenía una furgoneta destartalada que nos transportase hasta allí, a lo que él accedió llevándonos junto a dos amigos suyos. Detrás del escenario donde teníamos que tocar había un viejo ataúd que se habían dejado allí otros estudiantes al acabar su función, y el conductor de la furgoneta y sus dos amigos le tomaron mucho cariño. Cuando terminamos el concierto y nos subimos a la furgoneta comprobamos con regocijo que habían colocado el ataúd en la parte de atrás, así que regresamos a Swindon sentados sobre él. Pero el día siguiente, cuando en la universidad descubrieron que el ataúd había desaparecido, ataron cabos y decidieron no pagarnos la actuación mientras no lo devolviésemos.

TLW: Según nuestras notas, en Mayo de 1965 el padre de Rick enfermó gravemente y él decidió disolver Rick’s Blues para empezar a trabajar como soldador… ¿Es correcto?

MALCOLM: Por lo que respecta a la enfermedad del padre de Rick, aunque puede ser verdad por desgracia no lo recuerdo, pero Rick’s Blues no se disolvió entonces. Rick consiguió un trabajo de soldador en una fábrica local después de dejar la Escuela de Arte de Swindon. Era un trabajo que Rick necesitaba pero odiaba. Cuando ensayábamos por las noches nos partíamos de risa con las historias que Rick nos contaba sobre algunos de los personajes con los que trabajaba en la fábrica, pues era muy bueno imitando a la gente. No recuerdo cuánto tiempo estuvo Rick empleado en esa fábrica.

TLW: ¿Entonces cuándo y por qué se separó Rick’s Blues?

MALCOLM: Creo que Rick’s Blues se separó en 1966. Era una época en la que Rick y Gilbert querían hacer otras cosas con su talento, y decidieron marcharse a Londres. Aunque nos pidieron que les acompañásemos, tanto Keith como yo dejamos pasar esa oportunidad… ¡Quién sabe lo que podría haber ocurrido!

TLW: ¿Seguiste en contacto con Rick y con Gilbert durante un tiempo tras la separación de Rick’s Blues?

MALCOLM: No, perdí el contacto con ambos cuando se marcharon. Después Rick triunfó con Supertramp y se fue a América, y Gilbert también se hizo famoso.

TLW: ¿En qué estuviste trabajando después de aquello?

MALCOLM: Me quedé en Swindon y empecé a trabajar como diseñador para una firma de automóviles.

TLW: ¿En qué otras bandas tocaste posteriormente?

MALCOLM: Durante un tiempo dejé de tocar en grupos, y después me casé. A finales de los años 70 me preguntaron si quería volver a tocar, y estuve haciéndolo hasta mediados de los 90. Luego dejé de tocar de nuevo, y hace unos diez años me uní otra vez a una banda en la que sigo haciendo ‘rock and roll’, todavía casado y ya jubilado, para la gente que aún sabe apreciar aquel viejo estilo musical.

TLW: ¿Sigues viviendo en Swindon?

MALCOLM: Sí, todavía vivo en Swindon.

TLW: ¿Ves a Rick, Gilbert o Keith de vez en cuando?

MALCOLM: No estoy en contacto con Rick ni con Gilbert, pero he visto a Keith algunas veces. Hace un par de meses la hermana de Gilbert contactó con nosotros a través de un periódico local, pues al parecer a Gilbert le gustaría reencontrarse con la gente con la que tocó en sus inicios.

TLW: ¿Entonces vas a ver a Gilbert pronto?

MALCOLM: Sí. Keith y yo nos encontraremos con Gilbert el 27 de Diciembre, junto al periodista Flicky Harrison y un fotógrafo. Si Rick pudiera estar allí, Rick’s Blues volvería a reunirse de nuevo 50 años después. Puede que haya otras historias que yo ya he olvidado y sean recordadas en esa reunión…

TLW: Suponemos que sabes que el año pasado Rick fue diagnosticado con un mieloma múltiple y está recibiendo un tratamiento muy agresivo para combatir su enfermedad… ¿Tienes alguna noticia sobre su salud?

MALCOLM: Sabía que Rick estaba enfermo, pero no hasta ese extremo… Le deseo lo mejor y espero que tenga una recuperación rápida y completa. No sé cuál es su estado actual, pero quiera Dios que no pase mucho tiempo antes de que volvamos a verle tocar.

TLW: ¡Muchas gracias por la entrevista!

MALCOLM: Espero que haya sido de ayuda y no demasiado pesada o aburrida… Es un trabajo bastante duro intentar recordar con cierta exactitud cosas que ocurrieron hace 50 años, aunque aquel fuese un período muy divertido de mi vida.




Rick's Blues a mediados de los 60, con Rick Davies arriba, Gilbert O'Sullivan abajo, Keith Ray a la izquierda y Malcolm Mabbett a la derecha.

 

Malcolm Mabbett en la actualidad.