Desde THE LOGICAL WEB queremos enviarle a RICK DAVIES, en nombre de esta gran comunidad de seguidores de Supertramp, toda nuestra energía positiva a la vez que le deseamos una pronta recuperación. Noticia en el foro

Arrow up
Arrow down
Imprimir

Rene Daalder en "The Logical Web" (Julio 2013)

Publicado en Entrevistas The Logical Web

Última actualización en Viernes, 12 Julio 2013 08:08

Juan Lago y Abel Fuentes entrevistaron en exclusiva para THE LOGICAL WEB al cineasta norteamericano de origen holandés Rene Daalder, quien fuera el encargado del guión, el rodaje y la producción de la película "Brother where you bound" de Supertramp en el año 1985.




TLW: ¿Cuándo y dónde naciste?

RENE: Nací en 1944 en Texel, una isla al norte de Holanda.

TLW: ¿Estudiaste algo relacionado con el cine o la televisión durante tu juventud?

RENE: Fui a una escuela de cine en Amsterdam y fundé un grupo cinematográfico junto a algunos amigos míos, entre los que se encontraban Jan de Bont (que luego dirigiría películas como “Speed” y “Twister”), el ahora famoso arquitecto Rem Koolhaas y el director de documentales Frans Bromet.

TLW: ¿Cómo empezaste a trabajar en el negocio del cine?

RENE: Hice algunos cortos que fueron premiados y conseguí dirigir la que por entonces era la película más cara de Holanda, “El esclavo blanco”, coescrita por mí y Rem Koolhaas, y filmada por Jan de Bont y otro amigo, Oliver Wood, quien más adelante se encargaría de las películas de la saga “El caso Bourne” y muchos otros éxitos de taquilla.

TLW: ¿Cómo era la película “El esclavo blanco”?

RENE: Fue una precursora de “El discreto encanto de la burguesía”, de Luis Buñuel, cuyo guionista Jean Claude Carriere nos ayudó a financiarla. Después de eso me marché con Oliver Wood a Inglaterra, y finalmente ambos hicimos un viaje a los Estados Unidos del que básicamente nunca regresé.

TLW: ¿Cómo fue tu llegada a los Estados Unidos?

RENE: En América conocí a Russ Meyer, el rey de las películas eróticas y un maestro del arte ‘camp’, y él me consiguió un trabajo para filmar “Masacre en Central High”, que se convirtió en un clásico de culto y pronto volverá a ser comercializada. Después, a Russ le propusieron hacer una película para la banda británica Sex Pistols.

TLW: ¿Trabajaste en esa película?

RENE: Dado que Russ no tenía muy claro cómo enfocar ese trabajo con unos ‘punkies’ rebeldes mucho más jóvenes que él, delegó muchas cosas en mí. Mi casa de Hollywood Hills pronto se convirtió en el cuartel general de los Sex Pistols en Estados Unidos, con Sid Vicious al frente. Malcolm McLaren y yo escribimos un borrador del libreto junto al difunto y admirado crítico de cine americano Roger Ebert, quien había escrito el guión de “El Valle de los Placeres” con Russ. Finalmente, la total desconexión entre Russ y los Pistols se volvió crítica y todo se fue disgregando, incluso la propia banda. De las cenizas de aquellos desastres Malcolm y yo concebimos “The great rock’n’roll swindle” para obtener al menos algo a cambio de todo nuestro trabajo, y el resto es historia.

TLW: ¿Trabajaste con otras bandas en aquella época?

RENE: Durante el trabajo con los Pistols me relacioné mucho con el ambiente ‘punk’ de Los Angeles y acabé muy unido a una de las bandas favoritas de la ciudad, The Screamers, con los que empecé a trabajar en una película musical independiente, “Population: One”, la mayor parte de la cual fue filmada en un estudio que construimos para las grabaciones. A mitad de la producción, la persona que financiaba el proyecto decidió cancelarlo y una vez más tuve que intentar reconducir la situación. Resolvimos el problema cambiando la historia para que el líder de la banda, Tomata du Plenty, fuera el último hombre sobre la faz de la tierra y reconstruyera sus recuerdos desde su refugio atómico, utilizando todo el material que habíamos filmado para la película original. Se convirtió en una historia revisionista de una América salvajemente idealizada con la música de los Screamers y otro material musical adicional que produje con el ahora famoso arreglista David Campbell. Se da la circunstancia de que David también es el padre de Beck, que hizo un cameo importante en la película como prodigioso niño acordeonista.

TLW: “Population: One” es ahora una película de culto, ¿no?
 
RENE: Entre otras concesiones a la fama, “Population: One” también fue una de las primeras cintas que se filmó principalmente en vídeo y después fue transferida a película de 35 milímetros (la otra fue “200 moteles” de Frank Zappa). Todo el trabajo de post-producción se llevó a cabo en el estudio de Todd Rundgren en Woodstock, donde hicimos muchos experimentos pioneros con composiciones y combinaciones en croma editadas por mi mujer, Bianca, que también produjo la película. Recientemente “Population: One” se ha convertido en una película muy influyente para varias bandas actuales, que admiran su sensibilidad electrónica de los años 80. Está disponible en DVD.

TLW: ¿Cómo recibiste la petición de hacer la película “Brother where you bound” para Supertramp?

RENE: Para mi sorpresa, a los miembros de Supertramp les había gustado “Population: One” y se pusieron en contacto conmigo para ayudarles con un vídeo de su nueva producción “Brother where you bound”. Comparativamente Supertramp era un grupo mucho más convencional y, por supuesto, totalmente odioso desde un punto de vista ‘punk’, pero durante nuestros encuentros en la lujosa mansión que Rick Davies tenía en Encino me quedé convencido de que realmente a él le había encantado la atmósfera experimental de la película y cómo conseguía transformar canciones en narraciones, lo cual sigue siendo una parte muy importante de mi trabajo.

TLW: ¿No te resultó un poco extraño trabajar para Supertramp justo después de haberlo hecho con varias bandas ‘punk’?

RENE: Mirándolo retrospectivamente, veo muy claro que en realidad hay una relación directa entre “Brother where you bound” y “Population: One”, pero por entonces no pensé mucho en ello. Me dio la impresión de que, más que inspirarse en algún fenómeno de Hollywood, Supertramp no tenía ninguna motivación, ni política ni de cualquier otro tipo, subyacente a su álbum conceptual, y que esperaban que producir una película justificaría su razón de ser.

TLW: En aquella época no era muy habitual hacer este tipo de videos musicales, ¿no?

RENE: Es importante tener en cuenta que por entonces la MTV no llevaba demasiado tiempo existiendo. De hecho, “Population: One” fue anterior a la aparición de la MTV y sólo más adelante se convertiría en una película influyente para los primeros vídeos musicales, en parte porque muchos de los directores de Los Angeles encargados de rodarlos ya habían trabajado en nuestro estudio. Además, antes de “Brother where you bound” sólo hubo unos pocos vídeos musicales de larga duración, de los cuales el largometraje “Population: One” era un ejemplo extremo. El primer vídeo musical de larga duración que triunfó en la MTV fue “Thriller” de Michael Jackson en 1983, y duraba 13 minutos.

TLW: ¿Cómo se llevaron a cabo las filmaciones de “Brother where you bound”? ¿Fueron tan caras como se dice, costando alrededor de medio millón de dólares?

RENE: No puedo dar una respuesta concluyente a esa pregunta. Incluso aunque la banda sonora era bastante espectacular, teniendo en cuenta las soluciones ingeniosas para los efectos especiales y el número de amigos que yo tenía en el equipo, el presupuesto para la película debió ser considerablemente inferior a esa cifra. Fue filmado íntegramente en la zona de Los Angeles y yo me traje de Holanda a mi amigo el director de documentales Frans Bromet (que también filmó una gran parte de “Population: One”) para trabajar con un pequeño equipo de personal europeo. Aunque algunas de las escenas parezcan bastante ambiciosas, contamos con muy pocos especialistas de Hollywood y expertos en efectos especiales. Al contrario que en “Population: One”, donde hubo montones de efectos revolucionarios de croma, decidí que todos los efectos visuales tuvieran lugar en tiempo real.

TLW: ¿Por ejemplo?

RENE: El mejor ejemplo es el de un especialista que es lanzado en moto desde una rampa hacia el cielo y que, en el momento en el que se encuentra en el punto más alto, es iluminado por una bandera americana hecha de fuegos artificiales mientras suena el espectacular solo de guitarra de Dave Gilmour. Hoy en día cualquiera asumiría que una escena como esa debería ser montada digitalmente durante la post-producción, pero casi todo lo que se ve en el video está ocurriendo en ese lugar y en tiempo real como parte integral de la acción que poníamos en escena. Y las pantallas que se ven por todas partes son proyecciones reales y no montajes de post-producción. Esta técnica no suele usarse muy a menudo, pero es una gran forma de filmar escenas complejas con gran rapidez.

TLW: ¿Qué fue lo más difícil de filmar?

RENE: La parte más difícil fue el montaje inicial de la historia con el monólogo del general, que se supone debe complementarse con la ambigua narrativa de la letra de la canción. Como esta introducción también fue filmada con proyecciones en tiempo real que ilustraban el discurso, no tuve ocasión de recortarla durante la edición, algo que visto retrospectivamente habría sido preferible.

TLW: ¿Cuál es tu parte favorita de la película?

RENE: Le tengo especial cariño a las escenas de lavado de cerebro a lo Francis Bacon en las que aparecen las estupendas animaciones en arcilla de David Daniels (quien haría otro gran trabajo en “Big Time” de Peter Gabriel), y también de la video-síntesis de Denise Gallant (entre cuyas colaboraciones musicales más famosas se encuentran “Population: One” y sus visualizaciones de la música de Steve Roach). Obviamente también hay otros muchos artistas con talento que contribuyeron a la película, la cual es un compendio de innovaciones artísticas, profesionalismo y material de Hollywood que pretende integrar la energía de la música con el mundo paranoico y surrealista que sugieren las letras de la canción.

TLW: ¿Escribiste tú el guión de la película?

RENE: Más que escribir un guión clásico, montar una película de este tipo depende de la disponibilidad de elementos como los que he mencionado antes. Cada escena está determinada por los trucos que tengas preparados y los objetos elegidos para crear el ambiente que buscas. De hecho, además de guionista y director, podría decirse que fui el encargado de los toques humorísticos, las escenas peligrosas, la producción y cualquier otro elemento que uno pueda encontrar. Lo mejor de Hollywood es que tiene decorados, agencias de actores, escuelas de arte, especialistas, artistas de caracterización… En otras palabras, es una reserva inmensa de artesanos y artefactos engendrados por los miles de películas famosas y de serie B que se han rodado en esta ciudad a lo largo de los años.

TLW: ¿Recibiste en algún momento alguna idea u opinión por parte de los miembros de la banda?

RENE: En lo que se refiere al guión, estoy seguro de que Rick Davies me dio algunas ideas mientras el concepto iba tomando forma. Desde luego, recuerdo algunas conversaciones muy agradables que seguramente afectaron a muchos aspectos creativos. Algunas veces el bajista Dougie Thomson y el saxofonista John Helliwell también estaban presentes, así como Bianca, mi mujer, que produjo la película al igual que había hecho con “Population: One”. Sue, la mujer de Rick, fue la productora ejecutiva, y todos trabajamos juntos muy a gusto. Recuerdo muy bien lo cómodos que parecíamos encontrarnos mientras colaborábamos. ¡Todo lo contrario que las explosivas situaciones habituales de las películas ‘punk’!

TLW: ¿Qué piensas de la canción “Brother where you bound”?

RENE: Para ser sincero, siempre he pensado que “Brother where you bound” tenía un pequeño toque narrativo. La única forma de interpretar la letra para mí era verla como una alusión a la histeria de Hollywood sobre la Guerra fría que era tan popular por entonces, particularmente con películas como “La Caza del Octubre Rojo” y “Amanecer Rojo” de John Milius. Para mí la letra de “Brother where you bound” parece también relacionada con tradiciones de Hollywood que ya habían aparecido anteriormente en numerosas películas, así que en cierto modo podría decirse que el guión se escribió a sí mismo como parte orgánica del proceso creativo.

TLW: Tu película fue estrenada ante la prensa en Mayo de 1985 en el Hotel Excelsior de Venecia, después de haber presentado el álbum “Brother where you bound” a bordo del famoso tren Orient Express… ¿Estuviste allí?

RENE: No, no estuve allí. De hecho, estuvimos editando la película hasta el último minuto, embarcándola en el último avión que pudiera llegar a tiempo para la presentación en Venecia.

TLW: Una parte de la película también fue utilizada en la gira que hizo Supertramp entre Septiembre de 1985 y Marzo de 1986… ¿Trabajaste en la edición de ese vídeo o simplemente utilizaron un extracto de la película original?

RENE: Eran extractos de la película original.

TLW: En 1986 la película fue nominada a los premios Grammy como mejor vídeo musical de corta duración, aunque finalmente el galardón fue para “Brothers in arms” de Dire Straits… ¿Qué recuerdas de aquella ceremonia?

RENE: No estoy seguro de que fuera en esa categoría... ¿No sería en la de vídeo de larga duración? Lo que recuerdo es que el acto tuvo lugar en el centro de Los Angeles la tarde del mismo día en el que fue emitida por televisión, y que hubo mucho menos ‘glamour’ del que los fans y los espectadores de televisión se imaginan.

TLW: ¿Sabes si hay planes para publicar en el futuro una edición especial de “Brother where you bound” que incluya el álbum original de Supertramp, tu película y los vídeo-clips de las canciones “Cannonball” y “Better days”?

RENE: Cualquiera sabe...

TLW: Además de con Supertramp, has trabajado con Bob Dylan, Sex Pistols, Metallica, Beck y muchos otros músicos y bandas de rock... ¿Cuál de esos proyectos es tu preferido y por qué?

RENE: Los Sex Pistols, por la agitación revolucionaria que provocaban.

TLW: Has trabajado en televisión, en cine, en documentales, en efectos especiales, en aplicaciones informáticas, en medios digitales, en música... ¿Cuál de esas áreas es tu favorita?

RENE: Para mí cada una de ellas está relacionada con las demás como diferentes expresiones de un “espíritu del tiempo” que es el núcleo creativo sobre el que siguen girando todos mis esfuerzos culturales.

TLW: ¿Dónde vives ahora?

RENE: En Echo Park, en Los Angeles, rodeado de (y a veces cortejado por) todo un nuevo panorama de música vibrante.

TLW: ¿En qué has estado trabajando últimamente?

RENE: En una plataforma editorial creativa llamada Cargo que está creciendo muy rápidamente, y en un gran proyecto musical de animación por ordenador que será anunciado dentro de unos meses.

TLW: ¿Estás en contacto con algún miembro de Supertramp?

RENE: No, pero quiero aprovechar esta oportunidad para expresar mi gratitud por el papel tan positivo que ellos representaron en mis exploraciones globales sobre la integración de música y narración, lo cual sigue siendo algo muy importante en mi vida a día de hoy.